Boston despide a Bobby Valentine

1:15 ET
Actualizado el
AP

Los Medias Rojas de Boston confiaron en que Bobby Valentine restituiría el orden en un plantel indisciplinado y con el ánimo abatido después de un derrumbe estrepitoso en la campaña de 2011.

En vez de ello, sólo hubo más problemas.

El manager, conocido por su confianza en sí mismo y por una franqueza que a veces raya en la irreverencia, fue despedido el jueves, un día después de que concluyó una campaña llena de disputas internas y de derrotas. Valentine tuvo un récord de 69-93 en su único año al frente de los Medias Rojas, que tuvieron su peor temporada en casi medio siglo.

"Entiendo esta decisión", dijo el piloto. "En este año he tenido una experiencia increíble en Boston, pero estoy también decepcionado por los resultados, al igual que los dueños y todos los aficionados de la Nación de los Medias Rojas... Estoy seguro de que habrá un año de recuperación".

Valentine, gran conocedor del béisbol, quien ganó el gallardete de la Liga Nacional con los Mets de Nueva York y conquistó innumerables éxitos en Japón, fue contratado como reemplazo de Terry Francona, que ganó dos veces la Serie Mundial con Boston (2004 y 2007) pero que perdió el respeto de los peloteros en 2011, durante un colapso sin precedente en septiembre, el cual dejó a los Medias Rojas sin un boleto que parecían tener en la bolsa

Pero los peloteros que se aprovecharon de la benevolencia de Francona se habrían incomodado ante la severidad de Valentine. Y no le dieron muchas victorias.

Bajo las órdenes de Valentine, los Medias Rojas comenzaron con un récord de 4-10 y no llegaron a la marca de .500 sino hasta finales de mayo. En agosto, cuando los aspirantes a un cupo en la postemporada comenzaron a reforzar su plantel, los Medias Rojas sabían que no estaban en esa lista y arrojaron la toalla.

Cedieron a algunos de sus mejores peloteros a los Dodgers de Los Ángeles.

Sin el mexicano Adrián González, Carl Crawford ni Josh Beckett, los Medias Rojas ahorrarán 250 millones en salarios futuros y tendrán la oportunidad de reconstruirse para la próxima temporada.

Pero Valentine no estará en ese proyecto.

"Nuestra temporada de 2012 fue decepcionante por muchos motivos", consideró el gerente general Ben Cherington en un comunicado en el que anunció la destitución. "No hay una razón individual... con un número histórico de lesionados, Bobby tuvo mala suerte. Hizo lo mejor que pudo bajo circunstancias sumamente adversas, y le estoy agradecido".

Cherington, quien sustituyó a Theo Epstein de cara a esta temporada, encabezará la búsqueda de un nuevo manager. El candidato principal del equipo sería el piloto actual de Toronto, John Farrell, a quien le resta un año de contrato con los Azulejos.

Los Medias Rojas terminaron con marca de 69-93 en esta temporada bajo Valentine, terminando últimos en la División Este de la Liga Americana.