Nace una súper estrella con Merson

16:44 ET
Actualizado el
Por Andrew Feldman
ESPN.com
Archivo

MersonJoe Giron/WSOP Greg Merson es el campeón del evento principal de la WSOP en 2012.

El river se reparte y el torneo de poker más grande del mundo se termina. Los amigos del campeón se meten en el escenario buscando abrazar y celebrar el título con el ganador, Greg Merson, pero él no está ahí. Con una masa de alocados fanáticos acercándose a su asiento, el ocupante decide moverse. Y no hacia ellos, quienes han estado alentando durante 12 horas, sino hacia su devastado rival, Jesse Sylvia.

Los dos se abrazan, entendiendo que nadie más en el mundo puede comprender verdaderamente la magnitud del momento. Comparten algunas palabras antes de tomar caminos diversos y finalmente, una sonrisa surge de la cara de Merson entendiendo la locura que le espera.

Parece apropiado que la historia final de la Serie Mundial de Poker 2012 sea sobre Merson. Tras navegar durante 11 horas en una batalla frente a Sylvia y Jake Balsiger, la victoria de Merson en el heads-up ante Sylvia le puso el toque final a una WSOP que será recordado por años.

Merson, una estrella de las mesas vivas con un pasado en el poker online, llegó al centro de la escena en el poker en un período corto de tiempo. Solemos decir que el campeón siempre se roba la atención, como debe ser, pero con Merson, la cosa es distinta. Hablando con sus amigos, ellos dicen que Merson siempre estuvo destinado a hacer algo grande. Con su victoria, esos sueños se han cumplido.

La victoria de Merson es la culminación de un camino inesperado para un jugador que respeta el juego mucho más que otros. Estamos hablando de un muchacho que pasó la mayor parte del verano en las mesas de cash del Bellagio y al que no le gusta jugar torneos, pero puso su mirada en el Rio para atacar -y con gran éxito- los eventos short-handed de la WSOP.

Estamos hablando de un muchacho que jugando apenas siete eventos de la WSOP se convirtió en el Jugador del Año de la Serie. Hablamos de un muchacho que hace 11 meses estaba dando una de las batallas más duras de su vida; contra la adicción a las drogas.

Merson convirtió sus desafíos profesionales en millones y sus desafíos personales en maneras de ayudar a otros. El martes, ganó el premio más grande que cualquier jugador de poker podría pedir y mientras derramaba unas lágrimas cuando recibía el brazalete que lo distinguía del resto, la comunidad del poker apreciaba y aplaudía sus esfuerzos y lo que significará para el juego.

La concentración es una constante en la vida de Merson. Durante los últimos dos días, apagó su celular, para asegurarse que nada lo distraiga. Por 400 manos, fanáticos alrededor del mundo lo vieron maniobrar en la mesa final y demostrar que la compostura lo es todo. En las redes sociales apreciaron su esfuerzo y comentaron sobre sus habilidades. No fue el típico muchacho "con suerte". El rendimiento de Merson demostró un intrincado conocimiento del juego, y no importó cuán larga fue la partida, su mentalidad se mantuvo igual: lo único que lo iba a satisfacer era el brazalete.

"No puedes dejar que la fatiga se meta en el medio", dijo Merson. "Esta es una oportunidad única en la vida y ya he atravesado muchas horas de poker antes, y simplemente debes sobreponerte de alguna forma. Nunca voy a volver a tener una oportunidad así".

Merson entiende la magnitude de sus logros y lo que significan a mayor escala. Quería ganar esta noche no sólo por el brazalete, sino también para convertirse en un embajador del poker y hacer algo con ello. Quería ganar y convertirse en el Jugador del Año y tener dos banderas, dejando su éxito marcado para revivirlo en los pasillos de la WSOP cada año. Finalmente, quería ganar suficiente dinero como para poder viajar a Macao y no tener que volver a preocuparse por su cuenta bancaria.

"Voy a tratar de meterme en los cash games más grandes del mundo", dijo Merson. "Ese siempre ha sido mi sueño".

Sus sueños son grandes y sus amigos lo mantienen a raya. Le dio crédito a su colega Christian Harder por la sabiduría que le prestó para la mesa final y a tantos otros quienes estuvieron a su lado en los últimos meses. Respeta la historia del juego y luego de su conferencia de prensa el martes por la tarde, se acercó a darle la mano a Doyle Brunson. Finalmente, entiende qué es lo que más importa en la vida y ni bien le dieron su brazalete se lo puso a su madre en la muñeca.

Merson está en buen camino, y la mesa final ofreció apenas un chispazo de lo que podría venir para Merson en el resto de su carrera. Probablemente no lo veamos jugando muchos torneos, pero eso no será un problema. Sus habilidades quedaron en evidencia en los últimos dos días y el impacto de su victoria se ha sentido en todo el mundo.

Esa una súper estrella y su futuro es brillante. Felicitaciones Greg por convertirte en el campeón mundial de la WSOP en 2012. Esperamos continuar viendo tu crecimiento como persona y verte brillar como jugador.


Andrew Feldman es editor de póker, columnista, productor y director del torneo de ESPN Poker Club. Andrew cubre el circuito de póker para ESPN.com desde marzo 2005 y también trabaja como productor editorial de Juegos de Fantasía de ESPN.com. A Andrew puedes encontrarlo jugando online en el ESPN Poker Club bajo el apodo de "AJ Suited". Consulta su archivo de columnas.