Guerra Jr. sumamente agradecido

22:43 ET
Actualizado el
Notimex

MÉXICO -- El piloto mexicano Benito Guerra Jr. llegará al Rally RACC de España con el patrocinio asegurado y buscando convertirse en el segundo mexicano en la historia en obtener un título mundial de una categoría de la Federación de Automovilismo Internacional (FIA).

A pesar que el mexiquense marcha en lo deportivo por el camino indicado, ha tenido que enfrentar el reto de la búsqueda de los recursos económicos que le han hecho falta para completar el año con el equipo Ralliart Italia.

Por ello, en las últimas semanas se ha reunido con empresarios y autoridades deportivas, a los cuales les ha planteado este inconveniente que le separa de su continuidad dentro de las grandes ligas del rallismo internacional.

"No se imaginan de qué manera agradezco la confianza que Carlos Slim Domit y Telmex han depositado en mí al aportar una cantidad importante para el Rally de España", declaró el volante mexicano sobre el aporte de la compañía telefónica mexicana.

"Este patrocinio por una carrera es un verdadero alivio en estos momentos, en que los recursos económicos se han vuelto un obstáculo en mi camino. Mil gracias por todo su apoyo y créanme que no les voy a fallar", señaló.

Guerra jr. arribará a la comunidad de Cataluña, España, sede del Rally RACC, último del Campeonato Mundial en la categoría Producción (PWRC), como el principal favorito para llevarse el cetro que pertenecerá al campeón del mundo de la temporada 2012 de dicha especialidad.

Desde hace algunos meses, el mexicano se encuentra en el primer lugar de la tabla de puntuaciones con una cosecha de 84 unidades, mientras sus más cercanos contrincantes: el polaco Michal Kosciuszko y el ucraniano Valeriy Gorban suman 73.

De hecho, los integrantes de la tripulación mexicano-española, Benito Guerra Jr. y Borja Rozada, su copiloto, tomarán la salida con las predicciones a su favor.

Esto gracias a que, dadas las combinaciones de números y sin importar lo que hagan Kosciuszko, Gorban o incluso el peruano Nicolás Fuchs y el argentino Marcos Ligato, con terminar la competencia en el podio, Guerra lograría la hazaña de quedar campeón del mundo.