Ferrer venció a Tsonga; cayó Berdych

Actualizado el 3 de noviembre de 2012
ESPNtenis.com

PARÍS -- No hubo festejo local en el partido central (porque sí lo hubo en otros dos duelos) y se dio un hecho histórico: el español David Ferrer (4º favorito) derrotó a Jo-Wilfried Tsonga (6º) y así el Masters 1000 de París-Bercy, último del año, tendrá a 10 campeones distintos en estos 10 años, tomando en cuenta desde 2003. Las dos sorpresas de la jornada de cuartos fueron la caída del checo Tomas Berdych (5º) ante el francés Gilles Simon y la del serbio Janko Tipsarevic (8°) contra el joven polaco Jerzy Janowicz, procedente de la clasificación. El local Michael Llodra eliminó al estadounidense Sam Querrey.

David Ferrer
Getty ImagesFerrer se impuso al local Tsonga por 6-2 y 7-5

Con su juego sólido y combativo desde la base, con gran defensa y contragolpe, Ferrer superó al gigante Tsonga por 6-2 y 7-5 en una hora y 20 minutos, para decepción del público francés.

Así, se da el histórico caso de que haya todos campeones diferentes en un mismo certamen de ATP en una década. En este punto mucho tienen que ver las bajas de algunas figuras y las rápidas derrotas de otros, ya con la cabeza puesta más en la inminente Copa Masters de Londres que en esta cita parisina.

Ferrer, el Nº 5 del ranking internacional, jugará una semifinal, por la zona baja del cuadro, contra el local Michael Llodra, invitado especial, quien venció por 7-6 (4) y 6-3 al estadounidense Sam Querrey, quien venció el miércoles al serbio Novak Djokovic (2º candidato).

El francés (121° de la ATP), verdugo del argentino Juan Martín del Potro en octavos de final, volvió a mostrar su juego ofensivo, con talento y constantes subidas a la red. Llodra, 21° del mundo hace 17 meses, jugará semifinales de un Masters 1000 por segunda vez en su carrera: la anterior ocasión fue también en París-Bercy, en 2010.

Más temprano, Berdych no pudo dominar con su poderosa derecha a un Simon, ex top-ten de la ATP, que siempre complica a los rivales por sus cambios de ritmo, su aceleración tras peloteos con tiros sin peso. Esos vaivenes pusieron en problemas a Berdych, que cayó por 6-4 y 6-4 en una hora y 51 minutos.

Inclusive, el local se recuperó de una desventaja de 1-4 en el segundo set para llevarse 5 games al hilo y eso le da una gran confianza con vistas a la semi del sábado.

Berdych, que jugará la semana próxima la selecta Copa Masters de Londres, con los otros 7 mejores tenistas de 2012, disputará después la final de l Copa Davis, en Praga, buscando vencer a España sobre otra cancha rápida y bajo techo.

Con esta victoria, Simon aseguró la presencia de un francés en las semifinales de París-Bercy por sexto año consecutivo.

Tomas Berdych
Getty ImagesBerdych no pudo con el local Simon en los cuartos

En los duelos personales, Simon aumentó su ventaja sobre Berdych a 5-2, lo que deja en claro la molestia que significa para el checo enfrentar al galo. Ahora el francés le ganó los tres últimos partidos a su colega.

El rival de Simon en una semifinal será el sorpresivo Janowicz, quien volvió a derrotar a un top-ten. Luego de ganarse todas las portadas por ser el verdugo del escocés Andy Murray (3°), ahora dio cuenta de Tipsarevic por 4-6, 6-1, 4-1 y retiro.

El polaco, quien además en París venció al croata Marin Cilic (13°) y al alemán Philipp Kohlschreiber (19°), mostró nuevamente todo su potencial en la capital francesa. La combinación entre su saque poderoso, derecha ganadora y cambios de ritmo -en especial, el drop- inesperados se han convertido en un arma difícil de desactivar a lo largo de la semana.

Janowicz, de esta manera, continúa haciendo historia. Como ante Murray, corrió desde atrás y plasmó su mejor versión en el segundo y tercer set para ganarse el boleto a las semifinales de un Masters 1000 en su primera participación.

Párrafo aparte merece la actuación de Tipsarevic, quien el jueves logró el octavo y último lugar para la Copa Masters de Londres. El serbio fue superior en el inicio, pero luego fue desbordado por el juego del polaco. Sus gestos de asombro y risas complíces ante cada impacto ganador de Janowicz sin duda serán postales de este París-Bercy.

El final del encuentro, no obstante, no tuvo el cierre que todos esperaban. El serbio empezó a sentir mareos y no tuvo otra opción que dejar la cancha, no sin antes reconocer con aplausos al sorprendente Janowicz.