La Señora no cede

Juventus arriesgo el empate pero ganó sobre la hora y aseguró la primera posición

Actualizado el 2 de noviembre de 2012
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPNdeportes.com
Archivo
El análisis de Juventus vs. Bologna
Hablemos de fútbol repasó la victori de La Vecchia Signora, que aumentó su ventaja en la Serie A.Tags: juventus, bologna, serie a, hablemos de fútbol

ROMA -- Juventus no pasa pos su mejor momento y, en efecto, se ve que sufre físicamente y cada vez le cuesta más ganar sus partidos. Sin embargo, de una manera o de otra, logró siempre quedarse con los tres puntos, ante Bologna ganando justo sobre la hora y mostrando un carácter increíble.

La Vieja Señora realmente no quiere ceder y gracias a ese triunfo aprovechó al máximo de la derrota de Nápoli y el empate de Lazio, para alargar su ventaja respecto al segundo, ahora Inter, y asegurarse así la primera posición.

Los nerazzurri, por su parte, lograron vencer luciendo otra vez más una delantera envidiable, para presentarse así de la mejor manera al enfrentamiento directo contra los bianconeri.

Atrás, Roma nos regaló otra desilusión, Fiorentina en cambio continua mostrando todo lo bueno de este deporte, ahora también lejos de casa y Milan aún no convence, mezclando luces y sombras más como un artista romántico que como un equipo de fútbol.

En zona descenso, se le complica verdaderamente a Siena, mientras que para todos los demás los juegos están totalmente abiertos, con Pescara que confirma ser candidato al descenso.

RINOS BICROMÁTICOS
Por una cuestión cromática, Juventus se vio siempre asociada a las zebras. Sin embargo, lo único que tiene la Vieja Señora de ese anima, colores a parte, es la elevada organización del grupo.

Por el resto, el conjunto de Conte se parece mucho más a un rinoceronte: un animal enorme, que luce invencible y con un carácter granítico, capaz de arrasar a sus enemigos con el peso de su consistencia, más allá de las dificultades y del cansancio.

En efecto, los bianconeri ganaron otra vez más; el partido ante Bologna no debía ser complicado, jugado en casa ante el actual anteúltimo de la tabla, pero sin embargo se complicó más de lo debido: "culpa" del inevitable turn-over, pero especialmente del cansancio que hace emerger viejos defectos, cuales la esterilidad ofensiva y una cierta tendencia a conformarse, a veces, del 1 a 0.

Pero a pesar de todo, gracias a Pogba, un jovencito al que el club de Turín estuvo dispuesto a pagarle un sueldo de todo respeto, demostrando que creía en él, la Vieja Señora ganó sobre la hora y sacó el máximo provecho de la caída de Nápoli y también del empate casero de Lazio.

El Burro mermó sobre el plano físico y, se sabe, si no está muy bien físicamente el conjunto celeste no rinde. El plantel no dispone de esa seguridad para poder ganar partidos complicados como el de Bérgamo "con la remera"; si a eso se le agrega la ausencia de Cavani nos queda una mezcla fatal.

El equipo, de todas maneras, dominó a Atalanta y no merecía perder, pero le faltó la chispa del campeón. A todo eso se empieza a sentir lo que decíamos algunas semanas atrás, que a Nápoli le están pesando muchísimo los papelones en Europa League, porque desde entonces Mazzarri le perdió confianza a sus "segundas líneas" y no está haciendo los cambios que debería para garantizar reactividad y buena forma.

También a Lazio, por su parte le pesa fundamentalmente el factor físico, lo que se sintió aún más en un desafío sin dos titulares del calibre de Hernánes y Ledesma. El tema de los albicelestes es que están jugando con una sola velocidad desde el inicio hasta el final.

Es por eso que "regalan" los primeros tiempos y luego reaccionan en los segundos, cuando su rival merma y ellos en cambio siguen corriendo como en los primeros 45 minutos. Probablemente Petkovic podría resolver ese problema tácticamente, quizás jugando con un verdadero 4-5-1 en el primer tiempo para luego poner aleros más ofensivos en el segundo, pero el técnico no tiene mucho banco a disposición y ese factor le complica todo.

El único que mantuvo el paso fue Inter, ahora segundo en la clasificación. Stramaccioni demostró ser un "genio" sin inventar nada de particular, pero encontrando la fuerza de imponer lo que le parecía más lógico: armar un equipo sólido y dejar que los delanteros inventen.

Los nerazzurri disponen de tres atacantes deliciosos, más dos enganches de absoluto nivel, si bien algo excéntricos, como Sneijder y Coutinho. Es natural que por sí misma esa delantera, probablemente la mejor del campeonato, sea en grado de inventar soluciones, jugadas y goles, si respaldada por una línea de volantes eficaz que sepa hacele llegar mucho balones. De ahí la necesidad de apuntarle a las franjas y de blindar el centro.

Con ese recurso y una serie de esquemas bien estudiados, el joven entrenador romano le devolvió parte de la vieja gloria a este equipo, que tras un par de años complicados y llenos de desilusiones, se encuentra a la onceava jornada con la posibilidad de visitar al líder del torneo para ponerse a un punto nomás de la cima.

AÑORANZAS
Probablemente más de un hincha rossoneri soñará durante la noche con un universo paralelo en el que Pirlo se quedó en Milán, el Diávolo siguió ganando en Italia (quizás también en Europa) y la carencia de juego e ideas es un problema de algún otro equipo.

Sin embargo, ese es un problema de Milan y no de otro equipo, a pesar de todo lo que Allegri intenta inventarse, creando más confusión que nada. En Palermo el Diávolo necesitaba un triunfo para consolidar los pequeños pasos hacia adelante cumplidos contra Genoa.

En cambio, nuevamente el equipo desilusionó: tras haber empezado el partido con un improbable 3-5-2 y haber pasado en el complemento a una especia de 4-2-3-1, apenas y pudo quedarse con un empate de remontada, logro alcanzado no sólo por méritos propios y del nuevo esquema, sino que también (y sobre todo) por deméritos del rival, que se asustó, dejó de jugar y se tiró todo para atrás, dejándose empatar a pesar de las muchas ayudas recibidas por parte del referí.

Pero los hinchas milaneses no son los únicos que pueden añorar "viejas estrellas" y soñar con una realidad diferente: en efecto, los giallorossi, perdidos en el limbo de un club sin sociedad y de doctrinas futoblísticas que parecen ir más allá de las posibilidades del joven y aún poco amalgamado plantel, en un momento en el que pierden partidos increíbles en los que juegan bien y al mismo tiempo mal, ven dos viejos miembros de la "familia", Montella y Pradé, cambiar el rumbo de Fiorentina, cuadro que parecía irse a la deriva y que ahora es la quinta fuerza del torneo, con mérito.

Lo de la Loba es tremendo, porque Zeman otra vez pasó el límite prefiriendo sus conceptos utópicos a la realidad. Simplemente, en el charco del Tarini, hacían falta jugadores más pesados y de fuerza física, como Burdisso y Perrotta, por ejemplo, respecto a jóvenes inexpertos y livianos.

Lo del Giglio también es tremendo,pero en la acepción positiva de ese término: finalmente los violetas lograron poner personalidad y carácter también lejos del Franchi y de visita a Genoa, no obstante hayan mostrado los defectos que ya conocemos bien, especialmente la terrible esterilidad ofensiva, jugaron bien, impusieron su ritmo y dominaron a su rival.

Entre las sorpresas positivas hay que hablar también de Parma y de Cagliari. La mano de los entrenadores se ve clara en la manera que estos dos equipos tienen de adaptarse a sus rivales y a cada partido, pero no hay que subestimar la fuerza de los dos conjuntos, que disponen de grande equilibrio y excelentes calidades defensivas. Mismo discurso para Udinese y Catania, con la diferencia que estos dos equipos disponen de potencialidades ofensivas sin dudas superiores.

DESCENSO
Hay poco que decir respecto a la lucha por la permanencia. Pescara, superado su momento "mágico" en el que logró cosechar 8 puntos en pocas jornadas, regresó a mostrar todos esos enormes límites que probablemente le costarán la categoría.

Ante Chievo nuevamente se quedó con hombre menos y desde ese momento era una cuestión de tiempo antes de que un cuadro cínico como el azul y oro, bien organizado pero lejos de ser el cuadro atractivo de las pasadas campañas, anotara cuanto menos un gol y se quedara así con los tres puntos.

Palermo creció desde el punto de vista del juego pero aún sigue siendo "chico" sobre el plano de la actitud, mientras que Bologna perdió casi toda su peligrosidad ofensiva y su tranquilidad, transformándose en un equipo confundido y si identidad que necesita lo más pronto posible de una inyección de confianza, pero especialmente de jugadores porque perder a Ramírez, Di Vaio y Mudingayi, todos de una vez, es un golpe difícil de digerir para un equipo de su dimensión.

Cierra la tabla Siena, equipo que perdió la inercia del buen inicio del campeonato y por primera vez mostró señales de derrumbe, jugando horrible y sin corazón para comerse una goleada en Cagliari, ante un teórico directo rival.

LOS NÚMEROS
Fue una fecha extremadamente localista, con seis triunfos internos, tres empates y apenas una conquista visitante, que sorprende haya llegado justo por parte de Fiorentina (a su primer victoria lejos de casa).

Especialmente, fue una jornada espectacular, con 33 goles anotados, 20 internos y 13 externos, por un promedio realmente excelente de 3.3 tantos por partido.

Claramente, el aporte hispanoamericano fue de todo respecto, como es ya una costumbre en la Cátedra de la Táctica: 6 fueron las anotaciones, que llevan las firmas de Carlos Carmona, Lucas Castro, Fredy Guarín, Erik Lamela, Diego Milito y Rodrigo Palacio, y nada menos que cuatro latinos se llevaron la mención de "hombre del partido". Curiosamente, el único goleador que fue figura fue el volante de Atalanta, mientras que los otros tres a saber Esteban Cambiasso, Juan Cuadrado y Jaime Valdés, de quedaron con tal merecimiento a pesar de no haber anotado.

Respecto a la tabla de los goleadores, Edinson Cavani no jugó y obviamente se quedó con sus 6 centros, de manera que fue rebasado en la cima por el joven Stephan El Shaarawy, quien sumó su séptimo gol en este campeonato. Junto al Matador se ubican Antonio Di Natale, Miroslav Klose y otro hispano, Erik Lamela.

LA PRÓXIMA FECHA
como es natural tras un turno intrasemanal, la próxima jornada, la onceava, empezará enseguida, para abrirse ya el sábado 3 de noviembre con el desafío de San Siro entre Milan y Chievo, en programa a las 13 ET.

Dos horas y tres cuartos más tarde se disputará el partido más importante de la fecha, que verá en la cancha el otro conjunto milanés, Inter, de visita a Juventus en su homónimo estadio.

El domingo (ojo al cambio del horario de la East Coast) de Calcio se abrirá a las 6:30 ET, con el desafío del Adriático entre Pescara y Parma, para seguir dos horas y media más tarde con los siguientes encuentros: Bologna vs. Udinese (Dall'Ara), Catania vs. Lazio (Massimino), Fiorentina vs. Cagliari (Franchi), Nápoli vs. Torino (San Paolo), Sampdoria vs. Atalanta (Marassi) y Siena vs. Genoa (Franchi).

El cierre en la capital, claramente en el estadio Olímpico, con el partido entre Roma y Palermo, en programa a las 14:45 ET.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.