HispanoameriCalcio

La actuación de los jugadores hispanoamericanos en la 9ª y 10ª fecha de la Serie A

15:05 ET
Actualizado el
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPN.com
Archivo
Inter venció a Sampdoria y es segundo
Inter, con goles de Milito, Palacio y Guarín, venció 3-2 a Sampdoria y quedó segundo en la previa del derbi con Juventus.Tags: serie a, inter, sampdoria, milito, palacio, goles
Lista de videos video

ROMA -- Como ya quedó dicho también en el Comentario, en la décima fecha de la Cátedra de la Táctica el aporte hispanoamericano fue de todo respecto, como es ya una costumbre. En efecto, fueron seis las anotaciones, que llevan las firmas de Carlos Carmona, Lucas Castro, Fredy Guarín, Erik Lamela, Diego Milito y Rodrigo Palacio, y nada menos que cuatro latinos se llevaron la mención de "hombre del partido".

Curiosamente, el único goleador que fue figura fue el volante de Atalanta, mientras que los otros tres (Esteban Cambiasso, Juan Cuadrado y Jaime Valdés) se quedaron con tal merecimiento a pesar de no haber anotado.

Sergio Almirón - 1980 - (Argentina - Catania): 6.5 / 7.5
En el Massimino, tuvo que vérsela con el mejor de la Juventus, Vidal, de manera que su buena performance vale aún más, a pesar de algunos errores cometidos. Contra Udinese jugó uno de sus mejores partidos, tanto que el entrenador no lo sacó, cosa que en cambio había hecho prácticamente siempre en los partidos anteriores.

Ricardo Alvárez - 1988 - (Argentina - Inter): s.v. / -
Entró apenas al 81º contra Bologna y, claramente, no se lo pudo evaluar.

Mariano Andujar - 1983 - (Argentina - Catania): 7.5 / 6.5
Jugó muy bien contra la Vieja Señora, evitando que su equipo cediera completamente bajo la presión de los nervios por las injusticias sufridas. Hasta le había tapado el mano a mano a Bendtner en la jugada del 1 a 0 rival. En Údine también estuvo determinante con algunas tapadas difíciles, una increíble para rechazar una definición de Domizzi. Inculpable en los goles de Di Natale.

Egidio Arévalo Ríos - 1982 - (Uruguay - Palermo): - / 6.5
Buen match ante Milan, en el que fue determinante para limitar la línea de cinco volantes en el primer tiempo. Atrasó demasiado su posición, como todo el resto de sus compañeros, en el complemento, pero siguió siendo uno de los mejores.

Pablo Armero - 1986 - (Colombia - Udinese): 7 / 6
Está recuperando su forma mejor y Udinese empieza a beneficiar de sus calidades. Contra Roma su velocidad y su aporte sobre la franja, pero sobre todo por el medio, fueron determinantes para el triunfo. Más regular ante Catania, enfrentamiento en el que se lo vio algo cansado, pero sin dudas estuvo suficiente también en esa ocasión.

Edgar Barreto - 1984 - (Paraguay - Palermo): 6.5 / 6.5
Muy regular en ambos partidos, si bien contra Siena jugó siempre a la misma velocidad mientras que contra Milan estuvo muy rápido y móvil en el primer tiempo, mermando bastante (no sólo por demérito suyo) en el complemento.

Pablo Barrientos - 1985 - (Argentina - Catania): 5.5 / -
Entre los primeros a perder los nervios por los errores del referí, se apagó rápidamente y su técnico lo sacó al minuto 69.

Gonzalo Bergessio - 1984 - (Argentina - Catania): 7 / 6.5
Partidos de grande sacrificio tanto contra Juventus que contra Udinese: corrió, abrió espacios, presionó y hasta pegó. Es un jugador muy importante para un equipo que juega totalmente "en conjunto", como es Catania.

Nicolás Bértolo - 1986 - (Argentina - Palermo): 6 / -
Poco más de media hora en Siena, sin infamia y sin gloria.

Albano Bizzari - 1977 - (Argentina - Lazio): 7.5 / 7
Gran parte del mérito de la resistencia de Lazio a Fiorentina en el primer tiempo es del portero argentino, que salvó a su equipo en más de una ocasión. También en el complemento se lució unas cuantas veces, cerrando el partido por lo menos con dos milagros. También fue muy importante contra Torino: excelente su atajada para negarle el gol a Cerci.

José Cáceres - 1987 - (Uruguay - Juventus): s.v. / 6.5
Apenas un minuto más descuento en Catania, pero contra el equipo de Pioli jugó central de defensa, demostrando otra vez más su enorme importancia en este equipo por versatilidad y disponibilidad. Jugó con grande orden y sin cometer errores, en un partido sin dudas bastante fácil para la defensa bianconera.

Esteban Cambiasso - 1980 - (Argentina - Inter): 8.5 / 8
Dos partidos en tres días: balance, dos menciones de figura de la cancha. Contra Bologna asistencia y gol, más una increíble labor en el medio en todas las fases de juego. Contra Sampdoria debía descansar, en cambio entró en el entretiempo para cambiar el match y eso hizo, marcando diferencia desde el medio en favor de su equipo, claramente.

Hugo Campagnaro - 1980 - (Argentina - Nápoli): 6 / 7
Venía jugando perfecto contra Chievo, en un partido en fin de cuentas fácil, pero justo sobre el final, por distracción, se cruzó con Pellissier y lo tocó en el área: el referí podía (y debía) cobrar un penal que hubiese podido arruinarle el match al Burro. Contra Atalanta en cambio no cometió errores y prácticamente los anuló a los delanteros rivales, con el suporte de los otros defensores.

Carlos Carmona - 1987 - (Chile - Atalanta): - / 8 Pensábamos que aún no estaba del todo recuperado y que por eso no jugaba. En cambio, jugó titular contra Nápoli y la rompió, anotando un gran golazo (metió dos en Serie A, ambos al Burro) y controlando con inteligencia la mitad de la cancha.

Lucas Castro - 1989 - (Argentina - Catania): 6 / 7
Le tocó jugar la parte peor del partido contra Juventus, cuando su equipo se quedó con hombre de menos, pero él personalmente no desmereció. Mucho mejor en Údine, en donde jugó titular y anotó el momentáneo gol del 1 a 1 (regalo de Pereyra) tras haber rozado ya antes un gol. Entre los mejores de ese desafío.

Mauro Cetto - 1982 - (Argentina - Palermo): - / 5.5
Tomó el lugar de García al minuto 67, pero no supo ayudar al equipo para aguantar el resultado.

Juan Cuadrado - 1988 - (Colombia - Fiorentina): 7.5 / 8
Entre los mejores del match contra Lazio, en el que le costó la roja a dos rivales, decidiendo así de alguna manera el encuentro. Sin embargo, en ese desafío estuvo algo impreciso, cosa que en cambio no se vio contra el Grifo, partido en el que realmente la rompió marcando diferencia, tanto que fue la figura de la cancha.

Germán Denis - 1981 - (Argentina - Atalanta): 6 / 6.5
En Pescara no estuvo muy bien, pero tampoco se puede decir que no haya hecho lo suyo, considerando por encima que su equipo jugó por una hora con hombre menos. Contra los celestes jugó mejor y, si bien no logró mostrarse con peligro, debido al juego muy cerrado de su equipo y a la gran defensa rival, inventó el gran pase de pecho con el que le dejó ahí el balón a Carmona para el golazo del decisivo 1 a 0.

Marcelo Estigarribia - 1987 - (Paraguay - Sampdoria): 5.5 / 5.5
Tras un buen empiezo de campeonato, perdió lucidez y eficacia, sin lograr incidir como podría y debería. Cuanto menos corre cada día más y eso ayuda a su equipo en ciertas fases del juego.

Matías Fernández - 1986 - (Chile - Fiorentina): 5.5 / 6.5
Ante los albicelestes jugó bien, pero tuvo el demérito de fallar un penal aún sobre el 0 a 0, yerro que lo limitó un poco psicológicamente. En el Marassi disputó un buen partido, pero sin cometer yerros que lo hayan condicionado.

Santiago García - 1988 - (Argentina - Palermo): - / 6
Le damos la suficiencia en el match contra Milan, porque jugó bien y hasta podía haber sacado una nota más alta, pero esa falta con la que se merecía la segunda amarilla le costó medio punto y algo más: con esa desatención podía arruinar el entero partido.

Walter Gárgano - 1984 - (Uruguay - Inter): 7 / 6.5
Como pone el uruguayo, por favor. Imparable en Bologna, en donde entre quites suyos y cierres en los que ayudó a algún compañero habrá recuperado por lo menos 15 balones. Un poco más cansado, pero sin dudas muy eficaz, también contra Sampdoria.

Mauro Goicoechea - 1988 - (Uruguay - Roma): - / 7
No tuvo ni en tiempo de entrar en calor (tomó el lugar de Stekelenburg en el entretiempo) y enseguida salvó el resultado, con una gran atajada para rechazar un disparo a quemarropa y muy angulado. Estuvo siempre muy atento y en ocasión del 3 a 1 no solo no tuvo responsabilidad, sino que en realidad había nuevamente salvado la situación.

Alejandro Gómez - 1988 - (Argentina - Catania): 6.5 / 6
Grande aporte físico y táctico contra Juventus, condimentado con alguna de sus jugadas clásicas. Cansado pero siempre útil en el Friuli.

Álvaro González - 1984 - (Uruguay - Lazio): 5.5 / 6.5
Se ve que está cansado y, en efecto, no terminó ninguno de los dos partidos. Apenas insuficiente contra Fiorentina pero más que suficiente contra el Toro, especialmente porque el partido fue más fácil.

Freddy Guarín - 1986 - (Colombia - Inter): - / 7.5
Regresó a la titularidad contra Sampdoria y no desperdició la ocasión: jugó muy bien, garantizó un aporte constante en cada fase de juego y apenas parecía estar mermando, salió con todo, lo ayudó a Cambiasso a adueñarse de la línea mediana y cerró el match anotando el 3 a 1, a la postre decisivo para el triunfo.

Víctor Ibarbo - 1990 - (Colombia - Cagliari): 6 / -
Poco más de media hora sobre el final contra Sampdoria para aprovechar las contras y mantener el balón arriba, con la idea de ocupar a la defensa de los dorianos para defenderse bien lejos de su área. Sin particular brillo, cumplió con su misión.

Mauro Icardi - 1993 - (Argentina - Sampdoria): s.v.
Menos de un cuarto de hora sobe el final. No se lo pudo evaluar.

Mauricio Isla - 1988 - (Chile - Juventus): - / 6.5
Todavía no está en perfectas condiciones, pero su condición crece y en este partido mostró todas las mejorías de las últimas semanas, con un par de subidas interesantes y unos cuantos quites importantes.

Mariano Izco - 1983 - (Argentina - Catania): 8 / 6.5
Fue indiscutiblemente la figura contra Juventus, puesto que fue sólo gracias a su enorme aporte físico y a su corazón si Catania no sintió demasiado el peso de la inferioridad numérica en el complemento. Además, de iniciativas suyas llegaron las pocas jugadas ofensivas de importancia en esa etapa. Regular, sin brillo, pero sin fallar nada contra Udinese.

Cristobal Jorquera - 1988 - (Chile - Genoa): s.v. / -
Diez minutos apenas contra Milan. Imposible evaluarlo en esa ocasión.

Erik Lamela - 1992 - (Argentina - Roma): 8.5 / 8
Si alguien en Roma cree en la mal suerte, debe estar pidiendo la cabeza del joven argentino sobre una bandeja de plata. El tema es que Lamela jugó sus dos mejores partidos del campeonato, metió tres goles en total, poniendo a su cuadro siempre en ventaja, pero de todas maneras su cuadro no sumó ni un punto. Contra Parma le sirvió también a sus compañeros el balón del posible 2 a 2. Increíble lo bien que jugó y más increíble aún que Roma haya perdido no obstante las performances de su delantero.

Cristian Ledesma - 1982 - (Argentina - Lazio): 5 / -
No estuvo tan mal contra Fiorentina, pero uno de su nivel y su experiencia no puede llevarse la segunda amarilla por una falta en el medio de la cancha en una jugada sin particular peligro. Ese error le costó muy caro a su equipo.

Gastón Maxi López - 1984 - (Argentina - Sampdoria): 5 / s.v.
Empezó con un par de jugadas interesantes, pero luego desapareció como neblina al viento. Demasiado poco tiempo contra Inter como para poderlo evaluar.

Diego Milito - 1979 - (Argentina - Inter): 7 / 7.5
Está cumpliendo con una labor increíble en fase táctica, pero no se olvida de anotar y de poner asistencias. Contra Bologna empujó adentro un balón fácil, pero de valor. Ante Sampdoria metió un penal perfecto, que él se ganó, partió un palo e inventó la jugada del 2 a 1. ¿Qué más pedirle? El Príncipe se candidatea para ser el Rey de esta Inter.

Maximiliano Moralez - 1987 - (Argentina - Atalanta): 5.5 / 6.5
Se lo vio muy poco en el Adriático, mientras que estuvo mucho más activo contra Nápoli, non tanto en ataque, en donde su equipo se mostró poco y nada, sino que sobre todo para aguantar el balón arriba y mantenerlo así alejado desde su propio arco. Salió al 81º.

Ezequiel Muñoz - 1990 - (Argentina - Palermo): 6.5 / 7 En este momento es sin dudas el mejor defensor de Palermo. Solido y eficaz tanto contra Siena cuanto ante el Diávolo.

Rubén Olivera - 1983 - (Uruguay - Fiorentina): 7 / -
Otra vez llamado a jugar como sustituto de Pizarro, ausente por suspensión, hizo que su equipo no lo extrañara demasiado al chileno, aportando buena calidad y cantidad en ambas fases de juego.

Pablo Osvaldo - 1986 - (Argentina - Roma): 7 / 5
Lo que le falta para pasar de ser un grande jugador a ser un campeón es la fuerza de ponerse el equipo al hombro. Ante Udinese regaló balones de oro a Lamela, como en ocasión del 2 a 0, pero falló el balón que podía liquidar a los albinegros, además de bajarle la pelota a Domizzi para el gol del descuento (si bien hubo un pequeño empujón que lo molestó en esa jugada). Ante Parma faltaron las asistencias pero no los yerros a la hora de mandarla a guardar.

Dorlan Pabón - 1988 - (Colombia - Parma): - / s.v.
Ingresó apenas al 80º y, claramente estuvo sobre el césped demasiado poco como para poder ser evaluado.

Rodrigo Palacio - 1982 - (Argentina - Inter): 7.5 / 7.5
Dos asistencias perfectas y geniales para Milito y Cambiasso en Bologna, más un golazo contra Sampdoria, importantísimo porque fue el del 2 a 1. Hay que decir de ese tanto que lo anotó con un disparo de primera intención, clavándola a lado del poste, haciendo parecer un gesto de gran calidad técnica como una de las cosas más simples del mundo.

Gabriel Paletta - 1986 - (Argentina - Parma): 7 / 7.5
Impecable en ambos partidos, pero su solidez y su atención ya no son más una sorpresa. De todas maneras, contra Roma logró lo mismo sacarle un suspiro de incredulidad a sus hinchas cuando salvó el resultado rechazando justo sobre la línea un disparo de Osvaldo que ya parecía gol. ¡Qué gran jugador!

Álvaro Pereira - 1985 - (Uruguay - Inter): s.v. / 6
Apenas dos minutos en Bologna seguidos por una titularidad contra los dorianos, match en el que hizo lo suyo, sin infamia y sin gloria, aportando mucha fuerza física pero a veces demasiada confusión.

Roberto Pereyra - 1991 - (Argentina - Udinese): 7.5 / 5
Uno de los mejores de partido en la capital, marcó diferencia con sus cortes ofensivos, sus quites, sus corridas, sus pases y todas sus jugadas. Se ganó también el penal del decisivo 3 a 2. Jugó muy bien también contra los sicilianos en el Friuli, pero esa pifia con la que le regalo el 1 a 1 a Castro es imperdonable. Un error demasiado grosero y bastante grave.

Mauricio Pinilla - 1984 - (Chile - Cagliari): - / 6
Entrado al 74º, se ganó un penal muy bien pero él mismo lo falló desde los once pasos. Un impacto de personalidad y un yerro que no pesó en la economía del partido le valieron la suficiencia.

Iván Piris - 1989 - (Paraguay - Roma): 5.5 / 6
Se apagó contra Udinese tan rápido como un encendedor bajo la lluvia. Pero en la media hora de oro de Roma había estado extraordinario. Contra los azul y oro, en cambio, no concedió casi nada y hasta casi lograba salvar en ocasión del 3 a 1. Fue el único que se salvó en la retaguardia giallorossa en el Tardini.

Davíd Pizarro - 1979 - (Chile - Fiorentina): - / 6.5
Elegante en la administración de la maniobra, pero otra vez más pagó algún error de posición y un poco de cansancio con una amarilla. Este año recibe realmente muchas amonestaciones.

Juan Quintero - 1993 - (Colombia - Pescara): 6.5 / 6.5
Parece realmente predicar en el desierto: se esforzó en cambiar el destino de los partidos de su equipo en jugada de tiro libre, desde adonde es más fácil marcar diferencia solos, pero tuvo un poco de mala suerte, fallando la puntería por centímetros o encontrando respuestas excelentes de los arqueros rivales. Sin dudas el mejor jugador de este equipo.

Javier Rodríguez - 1984 - (Argentina - Fiorentina): 7 / 6.5
Fenomenal contra Lazio, puesto que no lo tuvo a Roncaglia su lado pero supo igualmente cuidar con grande atención a su equipo. Además, se demostró muy hábil en jugar el balón con lucidez y velocidad. Algo menos brillante contra Genoa, pero solvente y eficaz de manera más que suficiente.

Guillermo Rodríguez - 1984 - (Uruguay - Torino): 6 / 7.5
Si hubo un granate que se salvó en el desafío contra Parma ese fue sin dudas el uruguayo. Ante Lazio se pasó, jugando con grande carácter y solidez y salvando el resultado rechazando con el cuerpo una definición de Rocchi que parecía destinada a sellar el triunfo albiceleste. Se jugó hasta el final la mención de figura con Mauri.

Sergio Romero - 1987 - (Argentina - Sampdoria): - / 6
Mantuvo a su equipo en ventaja hasta que pudo. Luego, en el complemento, realmente no podía hacer nada: un gol de penal y dos con jugadores que llegaban a toda velocidad y que la colocaron.

Facundo Roncaglia - 1987 - (Argentina - Fiorentina): - / 7
Descalificado contra Lazio, en Genoa anuló a la delantera rival y se demostró fundamental con sus anticipos. Se confirma uno de los mejores defensores del campeonato.

Walter Samuél - 1978 - (Argentina - Inter): 7.5 / 7
Fueron dos partidos complicados para la defensa de Inter, especialmente contra Sampdoria debido al tremendo error de Ranocchia que costó el 1 a 0 momentáneo de la vista. Pero The Wall estuvo siempre muy atento y cumplió con una labor granítica.

Mario Santana - 1981 - (Argentina - Torino): 5.5
Tiene en la conciencia un clamoroso error a la hora de anotar el 2 a 0, cuando de cabeza prácticamente jugó como un defensor, apoyando el esférico entre las manos del arquero rival.

Ezequiel Schelotto - 1989 - (Argentina - Atalanta): 6 / 6.5
En ambos partidos mostró excelentes calidades tácticas y físicas, per también mucha imprecisión y quizás demasiada prisa en algunas situaciones que debía administrar con mayor calma e inteligencia.

Matías Silvestre - 1984 - (Argentina - Inter): - / s.v.
Pocos minutos sobre el final contra Sampdoria.

Nicolás Spolli - 1983 - (Argentina - Catania): 7 / 6
Le concedió lo inevitable a Juventus, considerando que en ocasión del 1 a 0 había subido bien dejándolo a Bendtner en off-side (no es su culpa si el juez de línea no vio el claro off-side, tras haber visto uno que no existía en el primer tiempo). También en el turno intrasemanal estuvo bastante bien, pero le sacamos medio punto, o algo más, por haber cometido la falta de penal.

Fernando Tissone - 1986 - (Argentina - Sampdoria): 7 / 7.5
Fue el mejor de los suyos en ambos partidos. Contra Cagliari no se entendió porque Ferrara lo haya sacado, considerando que poco antes había dibujado el centro para el 1 a 1 anulado. Contra Inter metió el centro del gol de la momentánea ventaja y manejó siempre con inteligencia y frialdad el balón y, a pesar de la gran fuerza y calidad de la línea de volantes nerazzurra, no concedió centímetros y le tuvo frente al local por todo el encuentro.

Jaime Valdés - 1981 - (Chile - Parma): 6.5 / 8
Ante Torino se dedicó a la ordinaria administración, condimentándola con un par de toques finos muy bonitos. En casa ante la Loba fue la figura, porque a pesar de la cancha en pésimas condiciones supo administrar el balón con cerebro, lo movió muy bien y fue determinante, de una manera o de otra, en casi todas las mejores jugadas de su equipo.

Eduardo Vargas - 1989 - (Chile - Nápoli): s.v. / s.v.
Poco más de media hora sumando los dos partidos. Se lo vio realmente muy poco y, para no darle dos insuficiencias, decidimos no evaluarlo.

Arturo Vidal - 1987 - (Chile - Juventus): 7.5 / -
Seguramente el mejor de los suyos en Sicilia, porque supo condimentar un encuentro de grande cantidad física, en el que se dedicó a presionar y a cerrar en el medio, con el fundamental gol del 1 a 0: fue un tap-in fácil, es cierto, pero había que estar ahí.

Mario Yepes - 1976 - (Colombia - Milan): 7 / 6.5
De no ser por el colombiano, las pocas veces que Genoa se mostró hubiesen podido terminar con serios peligros para Milan. En Palermo falló poco y nada y no tuvo responsabilidades en ocasión de los goles. Salió al minuto 54 para que entrara un delantero. Allegri lo eligió a él no por demérito sino por cansancio, por haber jugado todo el match en San Siro.

Javier Zanetti - 1973 - (Argentina - Inter): 6.5 / 7
El Pupi Zanetti no se rinde nunca, ni cuando su entrenador le pide jugar único alero teniendo que correr por toda la franja. Un ejemplo para todos, un grande campeón.

Cristian Zapata - 1986 - (Colombia - Milan): 5.5 / -
No estuvo mal contra Genoa, pero esos dos errores en los que nacieron las mejores ocasiones de gol de los xeneizes le costaron, claramente, la insuficiencia. Probablemente también le costó el banco ante Palermo.

Juan Zúñiga - 1985 - (Colombia - Nápoli): 6.5 / -
El alero de Chievo no lograba molestarlo de ninguna manera, así que él hizo lo suyo con tranquilidad en defensa, para concederse algunas subidas interesantes. Lamentablemente, salió por lesión al minuto 71 y por eso no jugó en Bérgamo.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.