Aumentó el costo del Mundial 2014

16:51 ET
Actualizado el
AP

RIO DE JANEIRO -- La contraloría de Brasil calculó que el gasto público del país en estadios, aeropuertos y otras obras de infraestructura para el Mundial de 2014 aumentó por más de 1.700 millones de dólares, casi 15% más que el cálculo inicial de 11.580 millones.

Los costos superiores a lo anticipado para renovar los aeropuertos y construir los estadios elevan el costo estimado de los preparativos a 13.280 millones de dólares.

En un comunicado, la contraloría señaló que aunque las obras en los estadios avanzan a un paso "satisfactorio", los trabajos en los aeropuertos marchan a "paso lento".

La mayoría de los costos adicionales derivan de las renovaciones de los aeropuertos, que se anticipa costarán 870 millones de dólares más de lo anticipado. La construcción y renovación de los doce estadios está en 550 millones de dólares por encima de lo anticipado, dijo el comunicado difundido el jueves, mientras las obras portuarias representan 76 millones de dólares más que el presupuesto original.

"De los cuatro aeropuertos que han sido privatizados, solamente los de Natal y Brasilia han empezado a concretar las inversiones planeadas para la Copa Mundial", dijo la declaración. "Se notan demoras en los aeropuertos administrados por Infraero", la autoridad aeroportuaria nacional brasileña. Como se jugarán partidos en una docena de ciudades en esta nación, los expertos también han destacado que para garantizar el éxito de la copa hay que modernizar los aeropuertos anticuados y atestados de Brasil.

De todos modos, la declaración atribuye al ministro a cargo del informe de la contraloría, Valmir Campelo, haber dicho que "todavía no se ha materializado la imposibilidad de completar el trabajo antes de la Copa Mundial".

El gobierno ha dicho que hay un total de 101 proyectos relacionados con la Copa Mundial, incluso mejoramiento de aeropuertos y construcción de carreteras, tareas necesarias para mejorar la infraestructura en las ciudades sedes.

No es la primera vez que la contraloría censura a funcionarios del ministerio de deportes por su manejo de los preparativos para el gran certamen. En marzo, el tribunal dijo en un informe que el ministerio no estaba manejando de manera adecuada los costos y advirtió que la falta de organización podía afectar el éxito del torneo.

A principios de año, el gobierno brasileño también tuvo un encontronazo con el organismo rector del fútbol mundial, la FIFA, debido al ritmo lento de los preparativos para la copa, a disputarse del 12 de junio al 13 de julio del 2014.