A zurdazo limpio

Reveco retuvo su título mosca WBO, interino, tras vencer al mexicano Rivera

12:37 ET
Actualizado el
Carlos Irusta Por Carlos Irusta
ESPN.com
Archivo

Juan Carlos Reveco
TélamReveco defendió con éxito en Japón

MALARGÜE, MENDOZA -- Cuando terminaron los 12 asaltos, la única duda posible era la cantidad de puntos que tenía el local Juan Carlos Reveco, sobre su retador, el mexicano Julián Rivera.

Es que el campeón mundial Interino de los moscas para la WBA, que ahora tiene una marca de 29-1-0, con 16 KO, fue ampliamente superior ante un rival que lo exigió muy poco. Rivera, quien queda con 13 ganadas, 7 perdidas y solamente 2 victorias por KO, solamente logró soltarse un poco al final. Y nada más.

La victoria, para los jurados, fue muy amplia. Ya que para Carlos Sucre y Jesús Cova fue 120-107 para el boxeador mendocino, mientras que para Reina Urvaez, ganó Reveco por 120-107 ½ (si, en la WBA se instauró el medio punto).

Reveco expuso por primera vez su segunda corona -anteriormente fue campeón mundial mini mosca WBA- en su tierra natal, que lo acogió con cariño y entusiasmo. Es el deportista más importante que dio Malargüe, ubicada a 400 kilómetros al sur de la ciudad de Mendoza. Provincia que, por cierto, cuenta con prestigiosos boxeadores en su rica historia, de Pascual Pérez a Nicolino Locche, pasando por Pablo Chacón o Hugo Corro, entre tantos otros.

Reveco -a quien todos conocen como Cotón- es fiel a la escuela mendocina en su cuidado por la defensa y el boxeo prolijo, pero a diferencia de los demás, se siente, ante todo, un boxeador de ataque. Forjado en la escuela de Pablo Chacón y Ricardo Bracamonte, ha heredado también, gracias a Chacón -quien hoy ya no está en su esquina- elementos del cubano Sarbelio Fuentes y del santafecino Amílcar Brusa. "El Cotón hizo su sexta pelea en Malargüe, pero esta fue la primera por un campeonato mundial y fue toda una fiesta. Creo que a partir de esta victoria debe comenzar una nueva historia para él, sobre todo por las condiciones que tiene", comentó Juan Ignacio Blanco, uno de los periodistas mendocinos que más ha acompañado al boxeador mendocino.

Y por toda la tradición, y por sus condiciones, se espera muchísimo más de este boxeador que posee un tremendo gancho de izquierda al cuerpo y gran velocidad de combinaciones. Es por eso que este sábado, aunque ganó ampliamente, no terminó de lucir. Una, porque sufrió un prematuro corte en la ceja derecha, que el referí colombiano Uriel Aguilera convalidó como origen de un golpe válido. De todas maneras, Reveco se mostró preocupado por posibles cabezazos. Dos, porque su rival, incómodo, de largos brazos y buenos golpes rectos, se prestó poco a la pelea. Claro que esto no es excusa para Reveco, ya que no siempre los rivales van a pelear a la medida de sus deseos.

Reveco, de todas maneras, buscó la pelea durante todo el encuentro. Luego de ese corte sufrido en el segundo asalto, manejó la pelea en el cuarto a izquierda pura -tiene una tendencia a trabajar más en gancho o cross que en jab, lo que sería ideal para establecer mejor las distancias-, y en el quinto se dieron cabezazos mutuos. Pelea enredada, sin grandes matices. En el sexto, se animó el Chicano, pero no logró complicar a Reveco, quien en el séptimo terminó superando a su rival tirando golpes -y colocándolos-, en una proporción de tres a uno. Ese séptimo round fue un doble paso atrás para Rivera, quien sufrió el descuento de un punto por pegar en la espalda. Sin embargo, no fue sancionado en ningún momento por colocar la cabeza peligrosamente...

A partir del octavo, Rivera tuvo todavía menos para exponer, ya que se lo vio muy cansado. Reveco, trabajando muy bien con la zurda, careció sin embargo de potencia, más que de puntería. Y esto tal vez tenga que ver con haber subido de categoría, puesto que sus golpes duelen menos ante hombres estructuralmente más grandes que él. A pesar de todo, dominó ampliamente en el décimo, y pareció que podía definir la pelea antes de tiempo. Ya cortado por entonces también de la ceja izquierda, Reveco se contentó con controlar la pelea. En el último terminaron en un intercambio aplaudido por todos. No había dudas del ganador.

En la misma velada, la campeona mundial Yesica Marcos (22-1-0, 7 KO) le ganó por puntos a Paula Andrea Morales (6-9-2), a 8 asaltos. El Bombón Asesino no expuso ninguna de sus coronas -es titular súper gallo WBO y WBA- y, aunque no lució demasiado, ganó claramente, en medio del entusiasmo de la gente que acudió al Polideportivo Municipal Malal Hué. Tras el combate, la gente de Marcos le pidió enfáticamente a Osvaldo Rivero, una pelea con Marcela La Tigresa Acuña, pelea que podría hacerse en el primer trimestre del año que viene y que sería uno de los grandes choques del boxeo femenino argentino.

Pero la figura fue Reveco y, sobre todo, lo que pueda pasar con su futuro. Su equipo, formado con Jorge Arias y Diego Giménez, gente muy joven, logró controlar las heridas y seguramente seguirán trabajando en el gimnasio. Restablecida la relación profesional con el promotor Osvaldo Rivero -la velada fue organizada, justamente, por O. R. Promotions-, es posible esperar al choque con el ganador de Tyson Márquez (super campeón WBA) y Brian Viloria (titular WBO) el 17 de noviembre. Para la WBA, el ganador sea quien sea, será declarado super campeón, por lo cual ya es prácticamente un hecho de que automáticamente, Juan Carlos Reveco pasará a ser el campeón regular de la categoría. Su próximo rival saldría de la pelea que el 22 de noviembre sostendrán en Panamá, el local Luis El Nica Concepción (26-3. 29 KO) y el colombiano Pablo Carrillo (9-1-1-, 4 KO).

Pero según su apoderado, Osvaldo Rivero, hay una oferta muy importante para presentarse en Japón a comienzos del año próximo. Todo esto desemboca en un panorama interesante para quien merece, por lo menos, una oportunidad de mostrarse ante rivales de mayor envergadura. Julián Rivera, si bien hizo todo lo que pudo, se mostró muy lejos del nivel del boxeador mendocino.

"Ante todo, quiero curarme de estas heridas, porque siempre tengo problemas", dijo Reveco. "Estoy feliz por la gente, estoy feliz por el triunfo, pero me hubiera gustado definir antes. El mexicano fue muy valiente, pero también muy fuerte. Por ahora quiero descansar. Creo que el año que viene va a estar muy bueno", concluyó. Los cortes, profundos, obligaron a varios puntos de sutura.

Reveco, quien ganó a zurdazo limpio, mostrando una parte de todo lo que sabe, merece una competencia mayor, que lo exija a fondo, para medir si, efectivamente, todo ese potencial es posible o si apenas queda como una ilusión. Y todo parece indicar que el momento se acerca para él...


Carlos Irusta Carlos Irusta es uno de los periodistas de boxeo más reconocidos de la Argentina. Actualmente, conduce en radio el programa Ring Side en el Aire los domingos por la noche en AM 910, La Red, y en TV es una de las voces de Noche de Combates por ESPN. Además dirige la revista Ring Side. Fue prosecretario de redacción de la revista El Gráfico. Para seguirlo en Twitter: @carlosirusta Consulta su archivo de columnas.