Por la supremacía de la ATP

1:56 ET
Actualizado el
Martha Guerra Por Martha Guerra
ESPN.com
Archivo

MÉXICO -- No podríamos pedir un mejor cierre de la temporada 2012 del circuito ATP, un duelo por la supremacía entre los dos jugadores que sido los máximos protagonistas, los genios de la raqueta que se miden por algo más que un título de Maestros, que ese ya lo tienen con la categoría con la que han disputado cada punto, set y partido en los diferentes escenarios mundiales.

Roger Federer es el jugador más importante en más de un siglo de historia en el deporte blanco, Djokovic el que con una potencia desconocida logró una de las temporadas más impresionantes de la que se tenga memoria, para hacer del 2011 "el año de Nole".

Hoy, los dos con sólo un objetivo en la mira: Cerrar el año como campeón del Masters de Masters, porque si bien Roger logró arrebatarle la cima del ranking y ampliar su récord a un referente histórico que será muy difícil rebasar, Nole apenas se lo permitió por unos cuantos meses y regresó para imponer su ley.

Por eso la final del torneo que encierra en la Arena O2 de Londres a las 8 mejores raquetas del mundo, no podía tener otro final, era algo predestinado, Roger vs Nole... Nole vs Roger... Número uno vs. número uno.

Será mera cuestión de gustos, el enamorado de los récords que desee ver a Federer ampliar las marcas de todos los tiempos, porque sólo David Nalbandian le impidió conquistar el título en siete finales de la década que tiene de competir en el torneo de los privilegiados, de los "tocados por la mano de Dios", ese que va más allá de cualquier marca, porque sólo el selecto grupo es invitado a esa fiesta que cierra año con año, la historia del tenis.

O a los que la pasión, la fuerza y potencia de Djokovic les mueva a desplazar al Roger de las tres décadas, que impávido ve pasar el tiempo sin que afecte esa calidad que sigue causando estragos en el rival, esa habilidad que hace ver al tenis como un espectáculo mágico en el que deslizarse por la cancha parece un sencillo baile, y no una compleja técnica detrás de la cual hay años de disciplina, entrega y trabajo arduo.

Usted elija, pero lo cierto es que será una final que los pondrá a prueba, que enfrentará a lo mejor del tenis mundial para definir al "mejor entre los mejores", más allá del pleonasmo, es una realidad, porque son dos campeones, dos magos de la raqueta, geniales e insuperables, pero sólo uno puede reinar.

Roger extendió el récord mundial en la cima del ranking, Nole la recuperó por eso tienen esta cuenta pendiente y qué mejor que en este momento, en este escenario medir fuerzas, estrategias y ofrecernos una de esas finales memorables, que pueda incluso, superar aquella de 1988 cuando Iván Lendl y Boris Becker jugaron la que se recuerda como la más emocionante, y justo cuando también se disputaban la supremacía mundial.

Eran los años en que el Madison Square Garden albergaba el torneo, y disputaron una gran encuentro que se definió en un quinto set, tiebreack y un match point para Becker que pareció eterno, un largo rally, ninguno fallaba y parecía que todo estaba perdido para el alemán, cuando estrelló la bola en el cintillo de la red, fue una milésima de segundo, pero quiso el destino que el efecto la hiciera rebotar, el estadio entero contuvo la respiración, todo indicaba que perdería el punto, pero el efecto la hizo caer del lado de Lendl, que jamás podría alcanzarla, Boris tardó incluso en reaccionar al festejo... Terminaba así una final épica.

Hoy esta generación nos obsequia con rivalidades que han convertido al tenis en uno de los deportes más apasionantes, con grandes protagonistas, por eso crece más la expectativa por la final de Maestros, Nole debió apretar en 3 sets a un notable Juan Martín del Potro, Roger a su asiduo rival del 2012, Andy Murray al que venció en Wimbledon y que en el mismo escenario, le arrebatara la gloria olímpica, días después.

Ninguno tuvo un camino fácil, enfrente tenían a las mejores raquetas del planeta, pero el destino así lo quiso y nosotros en punto de las 14 horas, tiempo de México, cuando caiga la noche londinense, estaremos pegados al O2 Arena para disfrutar de esta especial lucha por la supremacía del deporte blanco, más allá de las estadísticas, de récords, Roger y Nole se juegan en esta final, algo más que el honor.


Martha Guerra es colaboradora de ESPNdeportes.com y ha sido comentarista deportiva por más de dos décadas. Inició en la prensa escrita en El Universal en donde cubrió Mundiales, juegos Olímpicos de Barcelona 92, así como los torneos de Wimbledon, Roland Garros y US Open entre otros. Cuenta con experiencia televisiva y radiofónica en Radio Fórmula y en ESPN desde 1993 como analista de tenis y golf, así como cobertura especial de Mundiales como Francia 98, columnista de revistas y diarios especializados en México. Consulta su archivo de columnas.