Jays-Marlins cuadran mega cambio

Actualizado el 14 de noviembre de 2012
Servicios de ESPNdeportes.com

MIAMI -- Los Marlins de Miami traspasaron a José Reyes, Mark Buehrle y Josh Johnson a los Azulejos de Toronto como parte de un mega canje de jugadores, confirmó a The Associated Press una fuente al tanto de la negociaciones.

La fuente habló el martes con la condición de no ser identificada debido a que los equipos declinaron formular declaraciones. La fuente indicó que varios de los mejores prospectos de los Azulejos fueron transferidos a los Marlins.

El impactante acuerdo se produce apenas un año después que los Marlins acapararon titulares con las contrataciones del dominicano Reyes, el abridor zurdo Buehrle y el cerrador Heath Bell en un inusual despliegue de gasto antes de mudarse a un nuevo estadio en el centro de Miami.

La inversión levantó grandes expectativas, pero los Marlins terminaron en el último lugar de la División Este de la Liga Nacional.

Desde julio empezaron a desmantelar al equipo, con el traspaso del pitcher Aníbal Sánchez y el intermedista Omar Infante a los Tigres de Detroit a cambio de prospectos. También despidieron a su manager Ozzie Guillén, quien apenas duró un año en el puesto.

Bajo el dueño Jeffrey Loria, desde hace tiempo blanco de críticas de los fanáticos, los Marlins usualmente han estado entre los equipos menos gastadoras en las Grandes Ligas. La gerencia prometió que todo ello cambiaría con el nuevo estadio, pero los ejecutivos del equipo se sintieron decepcionados con la asistencia en el 2012, y los ingresos fueron menores que lo proyectado.

Aún así, el megacambio es una sorpresa. Todos los jugadores involucrados deben pasar exámenes físicos antes de que la transacción sea finalizada.

Giancarlo Stanton, el joven toletero de los Marlins, no es parte del cambio, pero aún así está descontento.

Stanton dijo que estaba furioso por el acuerdo, "Así de simple", dijo en un tweet poco después de conocerse la noticia.

La decisión fue causa de revuelo en Twitter.

"¡Buen cambio, creo que lo ganamos!", tuiteó FakeSamson, un portal que se burla del presidente de los Marlins, David Samson.

El acuerdo le dio un impulso inmediato a los Azulejos, que no han llegado a los playoffs desde que ganaron su segunda Serie Mundial consecutiva en 1993. Toronto terminó 73-89 esta temporada y finalizó cuarto en la didvisión este de la Liga Americana por cuarta campaña en fila.

Los Marlins, con estadio nuevo y un cambio de nombre, mantuvieron la senda perdedora, y en lugar de pelear por un puesto en los playoffs finalizaron 69-93, su peor récord desde 1999.

La purga de personal durante la campaña redujo la nómina de 112 millones a 90,3 millones de dólares, y ahora parece que va a ser mucho más baja la próxima temporada.

A Reyes le quedan 96 millones de dólares en un contrato que expira en el 2018 y a Buehrle 52 millones en un acuerdo que termina en el 2015.

Aunque el equipo fue decepcionante, los recién llegados Buehrle y Reyes jugador de acuerdo a lo que se esperaba. Buehrle se fue 13-13 con promedio de efectividad de 3.74 y superó 200 innings por 12 año seguido. Reyes bateó .287, con 40 robos en 160 partidos.

Los Marlins tienen un largo historial de purgas de nómina, y en sus 20 años de historia han llegado solamente dos veces a la postemporada, como wildcards en 1997 y en el 2003. Las dos veces ganaron la Serie Mundial.

Información de Buster Olney de ESPN The Magazine y The Associated Press fue utilizada en este reporte.