Paciencia es la receta en Raiders

La franquicia de Oakland debe tomar su proceso de reconstrucción con templanza

Actualizado el 23 de noviembre de 2012
Bill Williamson Por Bill Williamson
ESPN.com (EE.UU.)
Archivo

ALAMEDA -- Los Oakland Raiders han hecho un buen trabajo convirtiéndose en una franquicia moderna de la NFL en este último año.

Reggie McKenzie
APMcKenzie asumió como gerente general con problemas de salario

Deben continuar esa tendencia, y eso significa que el dueño Mark Davis necesita mantenerse tras bambalinas, permitiendo que los hombres que ha escogido para realizar las operaciones de fútbol americano, continúen haciendo su trabajo al sacar a la franquicia de los desechos y hacerla un programa viable dentro de la NFL.

Davis asumió la propiedad primaria de la histórica franquicia en octubre de 2011, cuando su padre, el legendario Al Davis, murió a la edad de 82 años. Mark Davis, quen se benefició de la tutoría de los empleados más confiables de su padre, contrató a Reggie McKenzie para ser gerente general, una tarea que su padre mantuvo de forma esencial desde 1963 hasta su muerte. McKenzie después contrató a Dennis Allen para entrenar al equipo que no ha tenido una marca ganadora desde 2002, y está empatado con la segunda racha más larga sin acceder a playoffs en la liga.

A inicios del año, Davis proclamó que se trataba de "un nuevo día" para la organización. Me ha impresionando el trabajo de Davis como dueño, empezando con el margen que le ha dado a la gente del fútbol americano para hacer su trabajo.

Aún así, las acciones que mostró Davis el domingo me preocupan. Hizo comentarios públicos muy extraños, impulsado por la frustración de otro triunfo por paliza que colocó al equipo con marca de 3-7. Entre las cosas que Davis le dijo a los reporteros estuvo lo siguiente: "Soy paciente, pero quiero ver progreso. No regresión. Estoy avergonzado, enojado, decepcionado y asumo toda la responsabilidad".

Sé que muchos fanáticos de Oakland se alegraron cuando Davis hizo esos comentarios, y claro que tiene derecho a opinar, pero hubo algunas partes clave en su mensaje a medios que me llamaron la atención. Al decir que busca "progreso" significa que Davis tal vez no tenga paciencia. También mencionó que los problemas de esta temporada no deberían centrarse en la situación del tope salarial en la temporada baja. Eso se puede interpretar como un golpe directo al desempeño que el material de su equipo ha hecho.

Sería de gran beneficio para los intereses de la franquicia, que Davis permita a su GG y entrenador crecer. Ambos son primerizos en dichos cargos, Sospecho que eso pasará, y creo que es poco probable que Davis haga cambios allí. Pero ¿qué pasará si las derrotas continúan en las semanas finales de la temporada?

¿Qué tipo de progreso busca Davis exactamente?, ¿lograr un 2-4 el resto de la campaña consituye progreso?, ¿qué pasa si Oakland le gana a Cleveland y a Kansas City en casa, pero cae derrotado en los otros cuatro partidos?, ¿eso es progreso?

Con suerte, asesores como Ron Wolf, Ken Herock y John Madden --quien ayudó a Davis en el proceso de contatación de McKenzie-- están allí para hacerle saber a Davis lo costoso que sería para la organización si pierde la paciencia.

No se puede negar que Al Davis estaba impaciente. Pasó por seis entrenadores en jefe en sus últimas 10 temporadas. La inestabilidad lastimó a la franquicia.

La era de Mark Davis fue recibida con esperanza por la expectación de una estabilidad renovada. Necesita trabajar sus emociones y mantenerse sólido. No hay programa en la NFL que sostenga el cambio constante en la cima.

Parece que Romeo Crennel podría estar en el bloque de cortes tras una temporada como entrenador permanente en Kansas City. Fue promovido de ser el entrenador interino en enero. El corredor estelar de los Chiefs, Jamaal Charles, dijo en entrevista esta semana para el Kansas City Star lo siguiente:

"No sé cuál será el resultado que obtienes cuando te la pasas haciendo cambios en la posición de entrenador en jefe. Si continúas haciéndolo, no puede traer a los jugadores correctos. Siento que si te mantienes con un sistema y continúas trayendo jugadores [...] Si [Crennel] está aquí un año, no puedes correrlo por no tener un buen año. Déjalo que arregle sus cosas y tenga un par de años, luego podrá tener una campaña exitosa".

Las palabras de Charles pueden relacionarse a cualquier franquicia de la NFL.

Si los Raiders continúan fallando y Davis hace un cambio, mostrará que son los mismo Raiders de siempre, y su franquicia empezará de cero. ¿Quién querría trabajar para la franquicia, a sabiendas que es una audición de un año cada temporada?

Davis necesita caer en cuenta que los inmensos problemas en el tope salarial del equipo están jugando un rol determinante en el fracaso de los Raiders. Tuvieron que cortar a varios titulares y fueron relegados a firmar jugadores de precio moderado. Además, las últimas dos generaciones del draft (la del próximo año también será pequeña) fueron pequeñas debido a los traspasos hechos el régimen anterior.

McKenzie, quien reconstruyó los departamentos de reclutamiento profesional y colegial, necesita que se le dé la oportunidad de trabajar la agencia libre y el draft sin limitantes. Allen merece la capacidad de entrenar una plantilla más profunda.

Todos sabíamos que tomaría tiempo en Oakland. Era predecible que los Raiders tomarían un paso atrás en el ánimo de obtener éxito a largo plazo. Davis debe recordar eso y digerir esta decepcionante temporada como parte de la reconstrucción de la franquicia.


Bill Williamson se unió a ESPN.com en 2008 después de cuatro temporadas cubriendo a los Denver Broncos para el Denver Post. Previamente trabajó cubriendo a los Minnesota Vikings, Green Bay Packers y Seattle Seahawks. Consulta su archivo de columnas.