Serena y su punto de inflexión

Actualizado el 24 de noviembre de 2012
ESPNtenis.com

Serena Williams
APSerena Williams y un momento de confesiones

ATLANTA -- Es tiempo de balance para la gran mayoría de los tenistas. Repasar qué pasó en 2012, para que la experiencia sirva de cara a una temporada mejor. Por eso, luego de afirmar que volverá a ser número uno del mundo, Serena Williams repasó lo sucedido en estos últimos doce meses, con sus bajas y altas.

"El punto de inflexión fue en abril", dijo. "Quería jugar mejor, y lo hablé con mi papá para saber qué hacer al respecto. Estaba centrada. Por eso, para mí perder en Roland Garros fue decepcionante. Estaba completamente destrozada, estaba muy triste. No salí de mi casa por dos días", afirmó en las últimas horas.

Según comentó en el programa Open Court, de la cadena CNN, esa duda volvió a actuar en la final de Wimbledon, tras un arranque negativo del que se pudo reponer: "Había perdido el segundo set, y me entró el pánico. Después de eso pensaba que nunca más iba a ganar otro Grand Slam".

"Yo sólo soy tenista y sé que soy buena en el tenis. Y me pongo nerviosa, tengo esos sentimientos. Soy una buena actriz, oculto. Pero tengo emociones y sentimientos, creo que es completamente normal. Y a veces, creo que lo que realmente me ayuda es que soy muy fuerte mentalmente, me ayuda a salir adelante", aseguró con total sinceridad la ganadora de 46 títulos (15 de ellos forman parte del Grand Slam).

Pero fue el éxito que compartió con su hermana Venus sólo unas semanas más tarde en los Juegos Olímpicos de Londres lo que más significado tuvo para Serena: "Venus y yo pasamos por muchas cosas: ella con el Síndrome de Sjogren y yo con mi experiencia cercana a la muerte en el hospital. Compartir ese momento en el podio y la celebración de esa medalla de oro, fue increíble."

En cuanto a su relación con Venus: "Ha hecho mucho por mí. Creo que uno de los trabajos más difíciles en el mundo es ser una hermana mayor y creo que Venus es una hermana increíble. Era una gran modelo a seguir para mí. Ella sabe exactamente cómo me siento acerca de diferentes temas, y me encanta. Me encanta tener esa relación. Cuando ella gana, yo gano. Cuando ella pierde, yo pierdo".