Goodell: "Difícil juzgar la intención"

12:36 ET
Actualizado el
AP

DETROIT -- El comisionado de la NFL, Roger Goodell, y oficiales de la liga vieron el incidente más reciente de Ndamukong Suh en el campo desde distintos ángulos, tratando de entender por qué el tackle defensivo de los Detroit Lions pateó en la ingle al mariscal de campo de los Houston Texans, Matt Schaub.

Roger Goodell

Goodell

"La intención es algo muy difícil para que tratemos de hacer un juicio", dijo Goodell a los reporteros antes de hablar en un evento de caridad de los Lions.

Goodell dijo que no ha hablado con Suh acerca de lo que hizo en el partido de la semana pasada, agregando que el personal de operaciones de la liga está en el proceso de hablar con él al respecto. Suh fue derribado por un liniero ofensivo y extendió su pie izquierdo para golpear a Schaub por debajo del cinturón, dejando al pasador tirado en el suelo sobre sus rodillas por el dolor del golpe, en el primer cuarto del triunfo en tiempo extra de Houston, 34-31.

"Aún están pasando por el proceso de si debería ser un multa", declaró Goodell. "Probablemente tomarán esa decisión en los próximos días".

En pocas semanas, dijo Goodell, el comité de competencia de la NFL se reunirá y podría sugerir un cambio de regla para los playoffs, sobre algo que afectó las posibilidades de Detroit de vencer a los Texans la semana pasada.

"Podemos evaluar lo que se refiere a la postemporada", señaló Goodell a los reporteros.

Los oficiales no hicieron sonar sus silbatos cuando dos jugadores de los Lions taclearon a Justin Forsett, permitiéndole levantarse y correr para un touchdown de 81 yardas en el tercer cuarto. El entrenador en jefe de Detroit, Jim Schwartz, negó en automático la revisión al retar la jugada.

"Es lamentable porque los oficiales en el campo cometieron un error evidente y pudo haber sido revertido", dijo Goodell frente a cientos de aficionados en el Ford Field, durante una ronda de preguntas y respuestas. "Eso es lo que queremos corregir".

Goodell estaba en la edición n° 19 de la cena anual de la Detroit Lions Courage House, que oficiales del equipo dicen ha recaudado 1.8 millones de dólares para HAVEN, una organización en los suburbios de Detroit que intenta evitar y atender a las víctimas de violencia doméstica, asalto sexual y abuso infantil.

El corredor de los Lions, Jahvid Best, estaba en el evento porque sus compañeros lo galardonaron con el Ed Block Courage Award, un premio que todos los equipos de la liga le otorgan anualmente a un jugador por sobreponerse a una lesión o la adversidad.

Best no ha jugado desde que salió noqueado del partido en contra de los San Francisco 49ers el 16 de octubre del 2011, con lo que ha dicho fue su tercera conmoción cerebral .

"Durante el último año, ha sufrido incontables horas de rehabilitación y terapia con entusiasmo sin estar impaciente", expresó el entrenador atlético de los Lions, Dean Kleinschmidt. "Nunca he trabajado más duro para que un atleta lesionado vuelva al campo de juego".

Detroit reclutó a Best en la segunda ronda del draft del 2010 y ha sumado más de 1,000 yardas y seis touchdowns. Best fue limitado a seis partidos la temporada pasada y tiene la esperanza de reaparecer el próximo año.

No había hablado públicamente desde que el equipo anunció a principios de este mes que permanecería en la lista de jugadores físicamente incapacitados para jugar por el resto del año.

"Me dijeron que no puedo jugar esta temporada, pero no cerraron la puerta", dijo Best a la multitud. "Soy un tipo de vaso medio lleno, medio vacío. Si no cierras la puerta, todavía hay un camino".

Best dijo que se siente "normal" cuando se despierta cada día, pero entiende por qué no ha recibido la autorización para jugar.

"Sobre todo este año con la manera en que se encuentran respecto a las conmociones y lo sensible del tema en este momento, sólo quieren asegurarse de que todo está bien", señaló. "Sólo estamos tomando el enfoque más seguro".