Pequeño balance

Se acabó la larga decimocuarta fecha, que nos entrega un pequeño balance general

16:53 ET
Actualizado el
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPN.com
Archivo
Un análisis profundo de Milan vs. Juventus
Vito De Palma repasó las claves del duelo italiano en Hablemos de fútbol.Tags: hablemos de fútbol, milan, juventus, vito de palma
Lista de videos video

ROMA -- La larga decimocuarta fecha, que duró nada menos que cuatro días, de sábado a martes, terminó con el gran triunfo de Lazio sobre Udinese, apenas la segunda victoria en esta jornada de los primeros cinco cuadros de la tabla.

Esto, más que una análisis de lo ocurrido en éstos diez partidos, nos permite hacer un pequeño balance del último periodo, particularmente del mes de noviembre, en el que la Cátedra de la Táctica se caracterizó especialmente por la evidente frenada de los de arriba.

Abajo, en cambio, la tabla se achicó bastante, con tres equipos compartiendo el fondo y apenas cinco puntos (que no son muchos respecto al promedio de las pasadas campañas) entre la onceava posición y la última.

Milan v JuventusAPLa caída de la Juve ante el Milan dejó las cosas al rojo vivo en la punta del torneo

TODO ABIERTO
La caída de Juventus en San Siro, ante Milan, nos dice claramente que los bianconeri empezaron a pagar el precio que les impone el hecho de jugar también en Europa. En efecto, en el mismo periodo en el que cosecharon seis puntos en Champions League, con dos triunfos tras haber empatado tres veces al hilo, en campeonato lograron sumar apenas cuatro puntos en otras tantas fechas.

Además, perdieron por segunda vez en 21 días, después de haber pasado 49 jornadas sin derrotas en el campeonato. Sin embargo, a pesar de su frenada, un poco por el ritmo infernal que había mantenido hasta inicios de noviembre, pero también por una afortunada ausencia de rivales definidos, la Vieja Señora mantiene la primera posición.

Que los bianconeri sigan en la cima a pesar de su mal momento ratifica una vez más, quizás hasta con más fuerza, su candidatura al título. Además, no hay que olvidarse que el Milan que salió campeón hace dos temporadas perdió contra una Juve muy mal parada, no tanto como este Diávolo, pero que al mismo tiempo no tenía en aquel momento la reacción que está teniendo en este el conjunto rossonero.

Por parte del equipo milanés, vale la pena subrayar que su buen momento demuestra que el equipo, a pesar de no ser estelar, dispone de buena calidad y de todo lo necesario para disputar un campeonato entre los primeros cinco.

Esta confirmación pone aún más en evidencia la mala administración del entrenador, que siempre suele empezar mal sus campeonato, andamiento que en un equipo renovado y huérfano de sus campeones pesó más de lo esperado.

Respecto al otro equipo de Milán, Inter, queda claro que el éxito en el Juventus Stadium de inicio de mes terminó siendo casi más negativo que positivo. El cuadro, en efecto, cambió actitud y no mostró más esa garra y esa determinación que marcó diferencia ante los campeones de Italia. Sin esos factores, los defectos de los nerazzurri se vuelven demasiado evidentes y así el equipo sufre ante cualquier buen planteo.

Alcanza con ver que Atalanta, Cagliari y Parma prácticamente jugaron de la misma manera, es decir con dos aleros bien abiertos y un nueve de área, para así volver loca a la defensa a tres y obligarlos a los externos a correr más hacia atrás que para adelante. Stramaccioni debe aún aprender mucho y estos tres partidos lo demuestran. Lo positivo es que a pesar del pésimo momento, el cuadro sigue a cuatro puntos del líder.

Sin embargo, Inter no es más el único rival para el campeonato y en efecto no es más el segundo de la tabla, ni tercero en soledad, puesto que Nápoli lo rebasó y Fiorentina lo atrapó. Entre esos dos rivales, el Burro tiene más experiencia, unidad y solidez, pero le faltan soluciones ofensivas y está sufriendo muchísimo a cada partido.

Positivo para los celestes haber ganado sin Cavani, pero tanto con o sin el Matador, el conjunto de Mazzarri demostró sus dificultades técnicas y actitudinales y el entrenador no parece lograr obtener una mejoría sobre esos planos. No que se le pueda pedir más de lo que está haciendo, claro, especialmente en el aspecto táctico.

Fiorentina, por su parte, es un equipo construido con genio diabólico. Ante Torino sufrió y pudo perder, pero jugó otra vez bien y logró sacar cuanto menos un empate en un partido que parecía maldito. No fue el Giglio que nos acostumbramos a ver, pero a pesar de su merma hizo el gasto y mostró cosas muy interesantes.

El secreto parece estar en la línea defensiva de calidad, con jugadores capaces de moverla bien por el piso, de poner el pelotazo y también anotar, como demuestran los cuatro goles de Gonzalo Rodríguez.

Como decíamos la semana pasada, luce muy difícil que pelle por el título, pero con algo de suerte podría encontrarse ahí arriba por mucho tiempo. En fin de cuentas, si analizamos el mes de noviembre (y en este caso también de octubre), es el mejor equipo de la Serie A en este momento.

IMPORTANCIA CAPITAL
Los triunfos de los capitalinos, perdonen el pobre juego de palabras, fueron de importancia capital. En efecto, ambos se pusieron en la estela de los de arriba, especialmente Lazio, que se ubicó a tan sólo dos unidades de la pareja de terceros.

Lazio
APHernanes convierte de tiro libre el tercer gol de Lazio
Los albicelestes, por encima, le pasaron totalmente por arriba a Udinese, equipo que no será el de los años pasados, pero que sigue siendo de todo respeto, lo que marca también una vuelta de página respecto a las pasadas campañas, puesto que el club friulano, ahora oficialmente, renuncia al rol de protagonista.

El Águila, en cambio, no quiere saber nada de renunciar a la pelea por la Champions League, que rozó pero perdió por milímetros en las dos temporadas anteriores. No será fácil, porque le falta categoría al equipo, pero lo que pierde en eso el conjunto de Petkovic lo tiene en carácter, solidez y organización, argumentos que, en el Calcio, siempre pagan.

Roma, por su parte, está viviendo una "pequeña memorable revolución": Zeman está cambiando mentalidad y se preocupó especialmente en las últimas jornadas, tras la caída en el clásico, de darle solidez a su equipo. Así, los marcadores de punta empujaron menos y adelante de la defensa lo paró a Bradley, uno que el juego lo ve más horizontal que vertical.

Estas movidas "safe", como suele decirse, en un cuadro ofensivo produjeron alguna confusión, pero sin dudas también una clara mejoría, que se ve reflejada en los seis puntos cosechados. La Loba, si seguirá en este proceso de crecimiento, podría demostrarse, de una buena vez, un serio candidato para pelearse un puesto en Europa, quizás hasta en su escenario más importante.

En el contexto de conquistas importantes, claramente la de Milan fue fundamental, para la serenidad del ambiente y especialmente para la tabla, que ya empezaba a tomar un aspecto preocupante, si bien la pelea por la mayor de las competiciones europeas luce ser pura utopia.

Muy importante, si bien no de valencia "capital", como las de antes, fue la victoria de Parma, que de esta manera se trepó a la séptima plaza, nada menos, con la excelente cantidad de veinte puntos, lo que en teoría sería mitad del botín necesario para salvarse y, con algo de suerte, una buena parte de camino cumplida para poder soñar con la Europa League.

También fueron determinantes los triunfos de Sampdoria, Genoa y Palermo, pero con esos dos abrimos el capítulo de la zona descenso.

TRES POR ONCE
Tres son los equipos que suman once puntos y que comparten la última plaza, Siena, Bologna y Pescara. De ellos, los albinegros deberían estar onceavos con 17 unidades, un dato que tranquiliza a la hinchada toscana pero que preocupa al entrenador Cosmi, porque si su equipo, a pesar del titánico esfuerzo cumplido hasta ahora, sigue siendo colero, la penalización de seis puntos podría revelarse demasiado grande y terminar por ser un obstáculo insuperable.

Bologna no merecía perder ante Sampdoria, pero los dorianos, con reencontradas solidez y equilibrio, se llevaron los tres puntos por la mínima diferencia jugando prácticamente todo el match con hombre de más. Los emilianos, si quieren salvarse, deben dejar de conceder favores tan grandes como una roja al quinto minuto, especialmente ante rivales directos.

Lo que más gusta de los dorianos es el entusiasmo de los muchos jóvenes, que es lo que realmente está marcando diferencia en favor de la remontada. Respecto a sus primos xeneizes, en cambio, fue la experiencia de jugadores como Vargas y Rossi a darle esa pizca de valor más al equipo necesaria para vencer ante Atalanta, en la primera conquista de Delneri. Por ahora Genoa todavía no convence, pero esos tres puntos lo sacaron de zona descenso y le permiten trabajar con mayor confianza al entrenador.

Mismo discurso para Palermo, que por encima ganó el clásico contra un irreconocible Catania, lo que infundió grande coraje en todo el ambiente. Además, los rosanegros disputaron un partidazo en la ocasión y con esa actitud y ese fútbol podrán alcanzar pronto aguas más tranquilas sobre las cuales navegar. Pero sirve constancia y en eso Gasperini, hasta ahora, no se demostró un gran maestro.

Por último, Pescara mostró aún menos de lo que lucía con Stroppa en el banco y confirmó su candidatura al descenso, otra vez más, así como en parte lo hizo también Chievo, equipo que mostró realmente lo poco que tiene, de local, ante un directo rival como Siena.

LOS NÚMEROS
Tras tres jornadas de alto espectáculo, llegó una fecha muy combatida, trabada y algo aburrida, con apenas 17 goles (11 locales y 6 visitantes) por un pésimo promedio de 1.7 tantos por match.

Dos fueron los empates, uno sin goles (Chievo vs. Siena), mientras que se contaron cinco éxitos internos y 3 externos, una diferencia mucho más medida de lo que se podía imaginar con la cuenta de los goles.

Por primera vez nos toca hablar de una fecha algo gris para los hispanoamericanos: fueron muchos los que jugaron bien pero aún más los que no rindieron como de costumbre, tanto que se cuentan apenas dos anotaciones, las de Javier Gonzalo Rodríguez y Alvaro González, quien fue el mejor en Lazio vs. Udinese y así fue la única figura latina hispanohablante de esta 14ª jornada.

Ninguno de los primeros siete en la tabla de los goleadores anotó, así que la parte alta de la clasificación de los "Capocannonieri" sigue así formada: Stephan El Shaarawy líder con 10 centros, Edinson Cavani, Antonio Di Natale, Miroslav Klose y Erik Lamela segundos con 8, seguidos por Diego Milito y Pablo Osvaldo, con 7 cada uno.

LA PRÓXIMA FECHA
No nos queda ni el tiempo para cerrar esta jornada que ya la decimoquinta comienza: en efecto, el viernes 30 Milan viajará a Catania para abrir la fecha en el estadio Massimino, en un desafío en programa a las 14:45 ET.

El sábado se disputará un único juego, exactamente 24 horas más tarde respecto al que se disputará en Sicilia, pero del otro lado de Italia, puesto que Juventus y Torino protagonizarán el clásico de Turín, en la primera vez en toda la historia que el "Derbi della Mole" se jugará en el Juventus Stadium.

El domingo, en primer turno (6:30 ET) se juega Nápoli vs. Pescara en el estadio San Paolo, mientras que dos horas y media más tarde el fíxture prevé los siguientes enfrentamientos: Bologna vs. Atalanta (Dall'Ara), Genoa vs. Chievo (Marassi), Inter vs. Palermo (San Siro), Lazio vs. Parma (Olímpico di Roma), Siena vs. Roma (Franchi) y Udinese vs. Cagliari (Friuli).

Por la noche italiana, en fin, al clásico horario de las 20:45 ET, Fiorentina recibirá en el estadio Artemio Franchi de Florencia a Sampdoria.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.