Maravilla a defender en casa en abril

Actualizado el 4 de diciembre de 2012
Por Dan Rafael
ESPN.com
Archivo

La última vez que el campeón de peso mediano Sergio Martínez peleó en Argentina, su país natal, fue en el 2002, cuando era un boxeador desconocido que trataba de labrar su camino a la cima del boxeo.

Ahora, como uno de los mejores libra por libra del mundo y recién salido de su victoria de más alto perfil por amplia decisión ante el campeón Julio César Chávez Jr. en una de las principales peleas transmitidas vía Pageu-Por-Ver en septiembre, Martínez regresará a casa donde defenderá su corona de las 160 libras contra Martin Murray de Inglaterra, el 27 de abril (en HBO).

¿Cuán grande es esta pelea de Martínez, de regreso en la Argentina?

Cristina de Kirchner, la presidenta de Argentina, quien se reunió con Martínez en las semanas siguientes de su victoria contra Chávez, fue quien anunció la pelea por los medios de comunicación en Argentina el martes.

"Tengo el privilegio y el honor de participar en la historia argentina con el anuncio junto a la presidenta Cristina de Kirchner, de mi pelea de regreso a mi patria", dijo Martínez. "Quiero dar las gracias a mis aficionados por apoyarme durante toda mi carrera y me comprometo a darles un espectáculo el 27 de abril del que estarán orgullosos".

El lugar no ha sido determinado, pero Lou DiBella, promotor de Martínez, dijo que hay dos estadios en la carrera para acoger el evento.

Sea cual sea el estadio sede de la pelea, DiBella dijo que espera que la noche del combate sea una escena salvaje.

"¿Sabes lo que se siente cuando Ricky Hatton pelea en Manchester (Inglaterra)", dijo DiBella a ESPN.com. "Ha pasado mucho tiempo desde que un hombre ha generado ese tipo de fervor en América del Sur. Tal vez Acelino Freitas (de Brasil) hace varios años. Pero en este momento, Sergio ha logrado un nivel de popularidad en Argentina que no tiene paralelo desde que peleaba (el campeón de medianos) Carlos Monzón (en la década de 1970). Así que cualquiera que sea la capacidad del lugar al que vamos, se va a vender todo y será una fiesta loca, loca, estridente y fuerte. Sergio está emocionado por ello".

"Le ha tomado años establecer ese tipo de popularidad en su propio país porque pasó mucho tiempo peleando en Europa y Estados Unidos, pero su éxito en los últimos años lo ha convertido como en una estrella de rock en la Argentina. Es una gran celebridad en su país. La última vez que peleó allí era un boxeador desconocido que comenzaba. Ahora va a regresar como un héroe conquistador. Va a ser emocionante".

Martínez (50-2-2, 28 nockouts), quien cumplirá 38 años en febrero, logró una decisión contra Chávez apenas en los últimos 90 segundos de la pelea. En el asalto 12, Chávez casi noqueó a Martínez, derribándolo, pero Martínez se puso de pie y logró atravesar el asalto probable del año para conservar la victoria.

Cuando cayó, Martínez se lesionó la rodilla derecha. El mes pasado se sometió a una cirugía para reparar un menisco desgarrado parcialmente, así como en una lesión de tobillo, pero se espera que esté listo para un campo de entrenamiento completo. Martínez también se fracturó la mano izquierda contra Chávez y necesitó puntos de sutura para cerrar una cortadura sobre su ojo y una herida en el cuero cabelludo.

Además de anunciar el combate, Kirchner también anunció que la pelea será televisada en vivo a lo largo de Argentina por la televisión pública gratuita a través de Canal 7.

"Esta será una noche histórica para el boxeo de peso mediano y me siento feliz de ser promotor de Sergio y de ser parte de un evento de esta magnitud", dijo DiBella.

"Me siento muy honrado de ser parte de un evento histórico", dijo Sampson Lewkowicz, asesor de Martínez. "Esto va a ser una noche muy especial para mí ya que ha sido un sueño y una solicitud de Sergio ser capaz de defender su campeonato frente a todos sus admiradores en la Argentina, el país que lo ha amado por mucho tiempo".

Murray (25-0-1, 11 nockouts), de 30 años, ganó una versión interina vacante de un título mundial el mes pasado y supo al entrar en el combate que en caso de ganar y salir ileso, él era el principal candidato en obtener la pelea con Martínez.

Murray dominó a Jorge Navarro y lo noqueó en el sexto asalto el 24 de noviembre en Manchester en la cartelera previa al fallido retorno de Ricky Hatton después de 31}2 años de retiro.

"Estos son tiempos muy emocionantes para Martin", dijo Hatton, cuya empresa, Hatton Promotions, es manejada por Murray. "Ha sido un proceso de trabajo por parte de Martin. Estoy muy orgulloso del trabajo que Hatton Promotions ha hecho con él".

En su pelea más importante, Murray se fue a Alemania el pasado mes de diciembre, y peleó hasta un empate con el entonces campeón de peso mediano, Félix Sturm. Se suponía que iba a desafiar a Chávez el 16 de junio en El Paso, Texas, pero los antecedentes penales de Murray le impidieron obtener una visa a tiempo y fue eliminado del combate y reemplazado por Andy Lee. Pero ahora Murray tiene una oportunidad aun más grande.

"Martin Murray es sin rival muy sólido", dijo DiBella. "Ellos quieren una pelea de verdad allí. El gobierno está involucrado en el evento y quieren una pelea real. Murray tuvo el empate ante Sturm, nunca ha perdido y estuvo dispuesto a pelear con Sergio en Argentina. Teníamos que conseguir a alguien que fuera un peleador verdadero y diera una pelea real. Va a ser un espectáculo. Se sentirá como un juego de fútbol con entradas agotadas".

Si Martínez gana, probablemente se enfrentará a Chávez en una revancha el próximo otoño.


Dan Rafael  es analista de boxeo para ESPN.com. Rafael comenzó a escribir para ESPN.com en el 2005 luego de trabajar como escritor de boxeo por cinco años para el diario USA Today. Puede comunicarse con él a través de Twitter en la cuenta danrafaelespn. Consulta su archivo de columnas.