El cierre de la Semana 14

Los más relevante alrededor de la NFL al final de la actividad dominical

0:09 ET
Actualizado el
Por Javier Trejo Garay
ESPN.com

Arizona CardinalsAPLos Cardinals fueron aniquilados sin contemplaciones por los Seahawks, quienes apuntan a playoffs.

MÉXICO -- Amigos de ESPN.com, me da mucho gusto saludarles casi a término de la Semana 14 de la NFL, para discutir algunos de los temas más relevantes.

La de este domingo ha sido una jornada con grandes duelos, al menos en papel. Juegos que para muchos equipos ya son decisivos en sus aspiraciones de postemporada: de aquí hasta el final, ganar sí o sí.

En la División Este de la Conferencia Nacional la lucha continúa prácticamente igual, toda vez que los New York Giants, Washington Redskins y Dallas Cowboys se llevaron la victoria. New York le anotó más de 50 puntos a la defensiva de los New Orleans Saints que este día volvió a enseñar las serias deficiencias que ha mostrado durante toda la temporada.

Drew Brees terminó con más pases interceptados que de anotación: 2 y 1. No es normal ese tipo de números para el mariscal de campo de New Orleans.

Mientras el corredor novato David Wilson consiguió para New York 327 yardas combinadas: 100 por tierra y 227 en regresos de patada. Los equipos especiales de los Saints y la defensiva son un desastre. Con récord de cinco ganados y ocho perdidos, los de New Orleans casi se han despedido de la postemporada.

Con la victoria los Gigantes se mantienen al frente de su sector con marca de 8-5.

Por su lado, Washington llevó el partido ante los Baltimore Ravens, hasta un tiempo extra que supo resolver a su favor. RGIII salió severamente lastimado de la rodilla derecha. Hasta mañana sabremos la gravedad de su lesión.

Ganar a Ravens no es asunto menor, sobre todo cuando los Ravens pelean aún por asegurar su pase a la postemporada. La próxima semana van contra los Denver Broncos, que saldrán por la victoria porque les interesa mantenerse en la pelea por uno de los primeros lugares en la Conferencia y así poder disfrutar del descanso en la primera semana de playoffs. Mi predicción para ese juego es que la clasificación de Baltimore deberá aguardar hasta la Semana 16. Por ello, la derrota ante los Redskins resulta muy dolorosa.

Acerca de Dallas, me quedo con la duda. ¿Ganaron los Cowboys o perdieron los Cincinnati Bengals?

Dallas hizo lo que tenía que hacer, correr con DeMarco Murray, darle protección a Tony Romo y tratar de detener Andy Dalton. Pero no hizo falta, Dalton y la ofensiva de Cincinnati se detuvieron solos.

Al mariscal de campo de segundo año de los Bengals le tiraron una escandalosa cantidad de pases, incluido uno que soltó A.J. Green justo a tres yardas de anotar. Green estaba sólo en la trayectoria "rápido adentro", pero el balón le rebotó en las manos.

Con la victoria la diferencia entre Giants, Redskins y Cowboys se mantiene, pero conforme avancen las últimas semanas, la ventaja podría capitalizarla el equipo de New York.

Pero ya que tocamos el caso de Baltimore y Cincinnati hablemos de los Pittsburgh Steelers, quienes no pudieron aprovechar la derrota de Ravens y Bengals, ni el regreso de Ben Roethlisberger como titular.

Hoy en "The Blitz", Mauricio Pedroza opinó que Big Ben no debió jugar, y yo coincido totalmente con él. Tuvo tres pases de touchdown y fue interceptado en una sola ocasión, pero no lució seguro y la presión de la que fue objeto no lo hizo ver bien. Pittsburgh cayó ante un equipo que hizo un buen trabajo previo y decidió no retar a una de las mejores defensivas por aire. Intentaron correr el balón y lo consiguieron. Una ofensiva balanceada superó a la "Cortina de Acero".

Perdieron Baltimore, Pittsburgh y Cincinnati. No se movieron las posiciones en la división.

La derrota de Atlanta por 30-20 ante los Carolina Panthers, nos viene a confirmar que los Falcons no son un equipo en el que podamos confiar en la postemporada. Su calendario no ha sido muy complicado y ha sufrido demasiado ante equipos de récord perdedor. Cierto que es el único equipo de la Nacional que ya clasificó, pero sus actuaciones no deben hacer abrigar demasiadas esperanzas a sus aficionados.

La actuación de Colin Kaepernick le da cierta tranquilidad al entrenador en jefe Jim Harbaugh, después de que la semana pasada cometió varios errores.

En este juego, el joven mariscal de campo anotó por tierra un touchdown de 50 yardas y contó con el apoyo de Frank Gore por la vía terrestre y Michael Crabtree para hacer caminar a la ofensiva.

A pesar de que los 49ers parecieran haber perdido la fortaleza del año pasado, siguen siendo el líder de la división. Una división que hoy se ve muy competida. Los St. Louis Rams le ganaron a los Buffalo Bills y los Seattle Seahawks arrollaron a los Arizona Cardinals por 58 a 0. Si nada más 58 puntos ante un rival que literalmente ni las manos metió.

Seattle, a tres semanas del final de la temporada, se ve como un rival complicadisimo para cualquiera en la postemporada. Si bien los Seahawks no han conseguido el boleto a los playoffs aún, no dudo que lo harán.