Almagro: "Todos perjudicados"

Para el murciano, España vive un gran momento, pero la crisis deja heridas.

17:03 ET
Actualizado el
Por Tomás Rodríguez Couto
ESPNtenis.com

Nicolás Almagro
Prensa AAT"En España el deporte es una cultura, un estilo".

BUENOS AIRES -- Nicolás Almagro "es feliz". Privilegiado en el mundo de la raqueta y siempre con los pies sobre la tierra, expresa estar conciente del momento que está viviendo y que ya se extiende por dos temporadas. Por eso disfruta su realidad, sin que eso implique desconocer lo que lo rodea en España y en el mundo.

De paso por Buenos Aires para disputar la Copa Peugeot Argentina de Tenis, habló sobre su actualidad y, también, sobre la idiosincrasia del español y el deporte como concepto: "Para nosotros, el deporte es una cultura. Una forma de vivir, un estilo. Nos gusta muchísimo competir y estamos disfrutando de una época bonita".

Claro que los problemas económicos que atraviesa Europa tiene grandes secuelas en su país, con una desocupación en ascenso y graves inconvenientes de vivienda. Esto, claro, ya tiene coletazos en el deporte y perturba, por ejemplo, a la organización de torneos y a la candidatura de Madrid para ser sede de los Juegos Olímpicos 2020.

"Sería un inconciente si digo que la crisis no afecta. Particularmente los tenistas vivimos un mundo irreal en donde prácticamente tenemos todo pero también somos concientes de que estamos pasando una época mala en Europa y nos está afectando al deporte. Están disminuyendo torneos Futures y Challengers porque no hay tanto dinero. Es una cadena que no para y quedamos todos perjudicados. Es un momento delicado, difícil. Todos sabemos cómo la gastan, cómo se mueve, cada uno barre la casa de la manera que puede y los perjudicados somos nosotros. Si todos nos unimos y vamos para el mismo lado, se podrán solucionar este tipo de problemas", afirmó ante la consulta de ESPNtenis.com.

El murciano de 27 años supo ser noveno del ranking mundial en 2011. Hoy se mantiene 11º y aspira a mantenerse en la élite. Así lo expresa con un típico argentinismo, producto de haber estado en Buenos Aires en decenas de oportunidades, donde además ganó uno de sus 12 títulos ATP: "Descansé una semana después de la Copa Davis, Rodeado de mi gente y mi familia. Ya no hay tiempo para especular y pensar, es una carrera corta. Ahora me debo al tenis y por suerte me está yendo bien. Tengo 27 años, en mi mejor momento. Pensar que estoy en el techo de mi carrera sería una boludez. Tengo muchas ganas de trabajar y crecer día a día".

"Yo soy feliz, ni miro el ranking ni mi juego. Soy feliz, lo otro viene solo. Es normal que uno lo mire pero tampoco es algo que siempre esté pendiente. El ranking juzga cómo te encuentras y por suerte puedo decir que los dos últimos años estuve en la cima, quiere decir que el trabajo con el equipo es realmente muy bueno", dijo en referencia a su pasado, su presente y su futuro.

Nicolás Almagro
Prensa AAT"Si nos unimos, se podrán solucionar los problemas"

Está claro que Almagro se siente cómodo jugando en la Argentina. Aún así, no le simpatiza la posibilidad de que la gira sudamericana comience a realizarse en noviembre a partir de 2014: "Es un auténtico lujo y placer jugar en Buenos Aires porque el tenis se siente diferente y se vive mucho más a flor de piel. Me siento súper querido, pero somos humanos y necesitamos descanso. Tener que venir tres semanas a esta altura del año lo veo complicado. Es más, hoy digo que no vendré".

Por último, no dejó de hacer referencia al regreso del mejor tenista español de todos los tiempos, Rafael Nadal: "todo el mundo dice que vuelve, pero nunca se fue. Siempre está con nosotros. Eso hace que sea un top. Ahora será él mismo el que se exija seguir estando en la cima del tenis mundial. Cuando hay un jugador, con la convicción, el trabajo y las ganas que tiene Rafa, al final lo consigue todo".