Gorosito denunció presencia de armas

Actualizado el 13 de diciembre de 2012
DYN

BUENOS AIRES -- El entrenador de Tigre, Néstor Gorosito, calificó como un "verdadero papelón" lo acontecido en la segunda final de la Copa Sudamericana, y acusó a la seguridad local de haber "liberado la zona" para agredir al plantel argentino en el entretiempo.

"Esto es el final de lo que nos hicieron en todos estos días. Primero no nos dejaron entrenar en la cancha, ni nos dieron un lugar para hacerlo. Hoy, no nos querían dejar hacer el precalentamiento antes del partido. Y en el entretiempo el jefe de seguridad, un 'patovica grandote', sacó un arma y se la apoyó en el pecho a Damián Albil", relató el técnico.

Y agregó: "Eran como 15 tipos que nos estaban esperando y se metieron a pelear en el vestuario. Los policías liberaron la zona y permitieron que agredieran a los jugadores. Hay varios heridos, aunque ninguno grave.

Tuvieron que darle unos puntos al "Pato" (Galmarini) y están golpeados (Rubén) Botta, Matías Escobar, Damián (Albil), al que le apoyaron un revolver en el pecho, y Lucas (Orban), al que le dieron un palazo en la espalda. Nunca vi algo así, fue un verdadero papelón".