Tigre pide que la AFA intervenga

16:43 ET
Actualizado el
DYN
Copa Sudamericana termina en escándalo
Tigre no sale a la cancha para el segundo tiempo por denuncias de violencia y Sao Paulo se corona Campeón de la Copa SudamericanaTags: copa sudamericana, tigre, sao paulo, brasil, argentina

BUENOS AIRES -- La AFA quedó con la pelota en su campo y es la que deberá definir si presenta una queja ante la Conmebol por la agresión que sufrieron los jugadores e integrantes del cuerpo técnico de Tigre en el entretiempo de la final de la Copa Sudamericana.

El plantel esperó más de tres horas en el ensangrentado vestuario del estadio Morumbí y llegó a las 4 de la mañana al hotel.

Es que jugadores, preocupados por familiares y amigos en las tribunas, los esperaron a ellos y también que se fueran los festivos torcedores de San Pablo, consagrado campeón por 2-0 pese a no jugar el segundo tiempo y sin darle derecho a descargo a Tigre.

Los jugadores casi no durmieron, y a las 9.45 estaban en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery.

Según el Secretario Ejecutivo de la CONMEBOL, Francisco Figueredo, el partido se dio por "terminado" y no suspendido porque no hay tiempo para jugar el tiempo que falta. Es decir que Tigre no tuvo el necesario derecho a defensa.

El reglamento de la Sudamericana (el mismo en el tema disciplinario que la Libertadores) sostiene en el punto 15 inciso 4 que "en caso de que un equipo abandonara el campo de juego negándose a finalizar el partido perderá los puntos y será pasible de multa a criterio del Comité Ejecutivo de Confederaciones".

Así como Massa sostuvo que San Pablo debe ser sancionado, el arquero Damián Albil también pidió que la AFA "tome cartas en el asunto".

Albil fue apuntado y golpeado con un arma de fuego por uno de los supuestos integrantes de la seguridad del estadio, según contaron el jugador y el resto del plantel.

Claro que el técnico del San Pablo, Ney Franco, aseguró que lo ocurrido "no puede empañar" la victoria tricolor, por lo cual rechazan eventuales sanciones.

Al tiempo, el mediocampista Martín Galmarini, quien tuvo que ser suturado en el antebrazo derecho por un corte, fue escéptico respecto de una sanción a San Pablo y hasta especuló con que Tigre será penado a partir de que la brasileña es una entidad grande e histórica y el de Victoria, un "club chico".

"Dios quiera que se tome cartas en el asunto, pero estoy seguro de que no, estoy seguro que Tigre va a ser sancionado pero también estoy seguro que no podíamos volver al campo de juego, lo mejor que hicimos es no volver", sostuvo Galmarini tras llegar al aeroparque metropolitano.

Para el "Patito" Galmarini, estuvo "todo preparado desde que llegamos" a San Pablo para que Tigre tuviera problemas.

El técnico Néstor Gorosito, de larga experiencia como jugador y técnico, aseguró que "nunca" vivió algo así. Arremetió contra Figueredo y contra el árbitro chileno Enrique Ossés por haber salido a decir que se terminaba el partido porque Tigre no quería jugar. "Figueredo vio la sangre, vio todo, el árbitro, los cuatro árbitros lo vieron. Se filmó todo lo que estaba pasando, pero no hicieron nada, lo único que querían era que teníamos que jugar", apuntó.

Además de Galmarini y Albil, acusaron agresiones Rubén Botta, Matías Escobar, Lucas Orbán, el ayudante de campo Jorge Borelli y el jefe de seguridad de Tigre, Rubén Pasquini.