Lo mejor de Argentina en 2012

Del Potro se destacó, seguido por Mónaco, y ambos se repartieron 8 títulos de ATP

9:10 ET
Actualizado el
Gustavo Goitía Por Gustavo Goitía
ESPNtenis.com
Archivo

Del Potro y Federer
Getty ImagesDel Potro venció a Federer en su casa, en Basilea

BUENOS AIRES -- El almanaque ya da vuelta la página y 2012 deja un saldo positivo para el tenis argentino. Pese a algunos altibajos, hubo victorias importantes y algunos hechos para destacar. Se ganaron ocho títulos de ATP, repartidos por partes iguales entre Juan Martín del Potro y Juan Mónaco, siendo la mejor cosecha en siete años. Y se llegó a las 200 copas levantadas en total. La gran hazaña es que, por segunda vez en la historia y la primera en 30 años, se adjudicaron cuatro torneos bajo techo. El contraste notorio entre ambos sexos se dio porque siete varones terminaron entre los top-100 del ranking, pero por primera vez no hay mujeres en esa franja del listado de la WTA.

Indudablemente, fue Del Potro la figura y no sólo de Argentina, sino de toda América Latina. Su aporte fue clave para tener nuevamente a un representante albiceleste en la elite, dando pelea contra los grandes protagonistas. Los ocho títulos de ATP que se repartió con Mónaco dejaron una marca que no se daba desde 2005, cuando en realidad los argentinos sumaron nueve coronas. Con David Nalbandian entre algodones, alejado de las canchas desde agosto, las miradas se centraron en Del Potro, secundado por Mónaco.

El hecho más llamativo es que se repitió lo que sólo había ocurrido en 1982: los argentinos ganaron cuatro títulos masculinos en canchas indoor. En aquella oportunidad consiguieron Guillermo Vilas y José Luis Clerc dos cada uno, mientras que ahora Del Potro obtuvo tres y Mónaco logró uno. Con un aporte extra que lo hace más particular todavía: ambos tandilenses consiguieron justo en 2012 su primer certamen en esa condición, ya que 'Delpo' logró inclusive tres bajo techo y 'Pico' se adjudicó además por primera vez un torneo en superficie rápida.

Antes de entrar en lo mejor que hizo Del Potro en esta temporada, vale la pena repasar la diferencia abismal entre los hombres y las mujeres de Argentina, con datos rotundos. Si bien suele ser habitual que siete varones hayan finalizado entre los 100 primeros de la lista mundial de la ATP, se registró el primer año sin una jugadora entre las top-100 de la WTA. Es más: la líder es Paula Ormaechea, quien cerró 2012 siendo la Nº 142 del ranking. El otro ítem que refleja el gran contraste es que los varones llegaron a los 200 títulos ganados, en tanto que otra vez no hubo copas levantadas por las mujeres.

Del Potro volvió a meterse en la pelea con los mejores y eso quedó evidenciado, por ejemplo, en dos grandes campeonatos en Londres, pero no en el Grand Slam británico, en Wimbledon, ya que lo hizo en los Juegos Olímpicos, en la misma sede de La Catedral, y en la Copa Masters. En ambos casos, con el español Rafael Nadal ausente por lesión, el argentino dio batalla y completó el póker con los tres que terminaron el año en el podio del ranking: el serbio Novak Djokovic, el suizo Roger Federer y el escocés Andy Murray.

Juan Mónaco
Getty ImagesMónaco logró, en Malasia, su único título en duras

Este fue el año en el que Del Potro logró más títulos de ATP, con cuatro (Marsella, Estoril, Viena y Basilea), como en 2008. Ahora suma 13 en toda su carrera (nueve en canchas rápidas) y superó a Martín Jaite, actual capitán de Copa Davis, para ser el tercer varón de Argentina con más campeonatos ganados, detrás de Clerc (25) y de Vilas (62). Además, igualó su mejor marca en cantidad de finales jugadas en una temporada, con cinco, como ya lo había hecho en 2008 y 2009. En tanto, fue su año récord en accesos al menos a las semifinales, con diez torneos en total, frente a los ocho de 2009.

Un récord muy importante consiguió Del Potro en 2012: consiguió ya cinco victorias contra el Nº 1 del mundo en ejercicio para superar las cuatro que ostentaba Vilas. Ese éxito frente a Federer en su casa, en la final de Basilea, fue el Nº 19 de un varón argentino ante el líder de la ATP, desde la puesta en marcha del ranking, en 1973. Su gran año le permitió finalizar en el 7º lugar del listado mundial. Le puso el moño con la tercera clasificación para el Masters final, lo que no hacía desde 2009, cuando fue inclusive finalista. Como en aquella oportunidad, venció a Federer en el tercer y último partido del grupo y ambos avanzaron a las semifinales. Allí el tandilense cayó ante Djokovic, justamente a quien había derrotado en el duelo por el bronce olímpico.

En total, el argentino acumuló 65 triunfos en el año y arribó a cuartos de final en tres Grand Slam. Sin dudas, el momento más emotivo, al margen de los triunfos, fue haberse subido al podio en los Juegos Olímpicos con la presea de bronce colgando. Allí Del Potro se dio el lujo de ser el primer hombre de su país en obtener una medalla en singles en la máxima cita del deporte mundial. Lloró como un niño al perder con Federer en una maratónica semi y tuvo revancha frente a Djokovic, el que había sido el récordman de 2011, cuando ganó tres Grand Slam. Y cerró 2012 con dos exhibiciones ante Federer, en la primera y tan esperada visita del suizo a Sudamérica.

Por su parte, Mónaco fue el merecido escolta. Vivió su mejor año, con cuatro títulos, luego de los tres de 2007, con el primero en canchas rápidas y en especial su hazaña de haberse metido en el selecto club de los top-ten. Permaneció ocho semanas como Nº 10 del listado ATP y terminó 2012 ubicado en el 12º puesto. Otro punto muy valioso para él, un especialista en polvo de ladrillo que mejoró mucho fuera de esa superficie, fue que luchó para tratar de entrar en la Copa Masters de Londres hasta el último torneo. Se quedó afuera, pero fue la frutilla del postre.

Carlos Berlocq
Getty ImagesBerlocq llegó a debutar en la Copa Davis, en semi

Tan positivo fue este año para Mónaco, que en total acumula siete títulos como profesional y cuatro los logró en 2012. Además, nunca había alcanzado más de tres finales en una temporada y esta vez trepó a cinco, siendo campeón en Viña del Mar, Houston, Hamburgo y Kuala Lumpur y cayendo en Stuttgart. En tanto, sumó tres victorias frente a rivales top-10. Estuvo siempre dispuesto a jugar la Copa Davis y, con Del Potro y Nalbandian, llevó a Argentina a las semifinales, serie perdida de local con República Checa (se quedó con la ensaladera de plata) que volvió a ser centro de polémicas.

La baja de Del Potro en un punto clave de la jornada decisiva aumentó las diferencias internas y desencadenó en silbidos, como nunca antes, hacia la Torre de Tandil. Esa fue la "piedra en el zapato" para él y el equipo albiceleste, que disponía de la chance de ser local en todos los cruces en caso de haber escalado hasta la final, en busca de esa tan esquiva como codiciada centenaria Copa Davis.

Su reemplazante en aquel partido fue Carlos Berlocq, quien vivió su mejor año, ahora próximo a cumplir los 30. Se llegó a instalar 37º y terminó la temporada 66º. Amás, jugó por primera vez en su carrera una final en el circuito mayor de la ATP, al perder con Mónaco en Chile. Y se dio el gusto de llegar a los cuartos en otros cinco certámenes, siempre en arcilla. Ese debut copero fue un sueño hecho realidad para él, más allá de haber perdido en singles y dobles.

Sobre el cierre de 2012 llegó la hora de decir adiós para Juan Ignacio Chela y Gisela Dulko. El 'Flaco' fue 15º del mundo, ganó seis títulos individuales y llegó tres veces a los cuartos de final en los Grand Slam. Dulko obtuvo 21 torneos: cuatro en singles y 17 en dobles. Se destacó en la prueba por parejas al ganar una vez el Abierto de Australia y el Masters y ubicarse Nº 1 del ranking. En 2012 jugó en compañía de Paola Suárez, su mejor compatriota en dicha especialidad, quien volvió para buscar el pasaje a los Juegos Olímpicos, donde llegaron a participar. En tanto, una nueva camada de varones, de la categoría '92, asoma con la ilusión de abrirse paso y renovar la esperanza.


Gustavo Goitía es editor de ESPNdeportes.com. Es periodista especializado en tenis desde 1989, y se desempeñó como redactor en los diarios La Nación, Clarín y en el deportivo Olé, todos de Buenos Aires; además fue comentarista en el canal TyC Sports. En el exterior, cubrió torneos de Grand Slam y Masters y series de Copa Davis. Pueden seguirlo en Twitter. Consulta su archivo de columnas.