Suspenden 11 partidos a Meireles

9:51 ET
Actualizado el
EFE

ESTAMBUL -- El centrocampista internacional portugués Raul Meireles, del Fenerbahçe de Estambul, ha sido sancionado con una suspensión de 11 partidos y una multa de 8.420 euros por agredir a un árbitro en Turquía, informa el viernes el diario turco Hürriyet.

El comité disciplinario de la Federación Turca de Fútbol ha impuesto a Meireles esa sanción por "escupir al árbitro" y haberle hecho "señales insultantes", según reza la decisión.

Los hechos ocurrieron el pasado 16 de diciembre durante el derbi estambulí entre el Fenerbahçe y el Galatasaray, club que también fue multado por el "mal comportamiento" de sus seguidores.

Meireles niega las acusaciones, sobre todo la del escupitajo, y asegura que el gesto que hizo, si bien era de enfado, no tuvo intención de señalar la supuesta homosexualidad del árbitro, uno de los insultos más comunes que la hinchada turca dedica a los colegiados.

El Fenerbahçe ha hecho público en su web un comunicado en el que califica de "injusta e infundada" la decisión de la Federación y anuncia su intención de recurrirla.

El centrocampista portugués Raúl Meireles negó haber escupido e insultado al árbitro turco que dirigió el partido de su equipo, el Fenerbahçe, contra el Galatasaray.

El jugador se defendió de estas acusaciones a través de unas declaraciones concedidas a la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF) y divulgadasel viernes, y en las que desmiente punto por punto el contenido del acta arbitral.

"Siento que el árbitro solo pretendió denigrar mi imagen", subrayó el ex del Chelsea, al que también el comité disciplinario de la Federación turca le impuso una multa de 8.420 euros.

Según el acta firmada por el colegiado, Meireles le habría escupido hasta en dos ocasiones, además de haberle insultado en portugués y realizado gestos ofensivos sobre la supuesta homosexualidad del árbitro.

"Nada de esto se corresponde con la verdad (...) Le hice una gesto para indicarle que tenía miedo, un gesto que yo entiendo como universal", aseguró el centrocampista luso.

Meireles recalcó que nunca insultaría a alguien por ser homosexual y recordó que él también se ha sentido discriminado en ocasiones por sus "tatuajes y peinados algo diferentes", por lo que nunca se comportaría así.

Asimismo, desmintió haber atacado verbalmente al colegiado en portugués, tal y como figura en el acta, y afirmó que se dirigió a él siempre en inglés.

"Creo que escupir en la cara de alguien es un acto asqueroso y bastante más grave que una agresión física. Nunca lo haría. Están buscando imágenes que lo prueben, pero no las encontrarán porque no lo hice", incidió.

El internacional luso destacó que "luchará para que la verdad sea repuesta", aunque admite ser castigado por haber "reaccionado de forma inadecuada a la expulsión".

Raúl Meireles, habitual titular con la selección lusa (ha sido internacional en 64 ocasiones), debutó en la primera división portuguesa con los Oporto en 2004, donde jugó hasta su fichaje por el Liverpool en agosto de 2010 a cambio de unos 18 millones de euros.

La pasada temporada militó en el Chelsea, donde volvió a coincidir con su antiguo entrenador André Villas-Boas; y desde el club inglés fue traspasado al Fenerbahçe turco el pasado verano.