HispanoameriCalcio

La actuación de los hispanoamericanos en la última fecha de Serie A del 2012

6:50 ET
Actualizado el
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPN.com
Archivo
Roma goleó 4-2 al Milan
Con goles de los argentinos Burdisso, Osvaldo y Lamela (2), Roma goleó al Milan.Tags: serie a, roma, ac milan
Lista de videos video

ROMA -- Como quedó dicho en el comentario de la fecha, lo de los hispanoamericanos en esta decimoctava jornada, la última del 2012 en la Cátedra de la Táctica, fue simplemente ¡extraordinario!

En efecto, anotaron en nueve de los diez enfrentamientos, por un total de doce goles que llevan las firmas de Pablo Barrientos, Nicolás Burdisso, Esteban Cambiasso, Edinson Cavani (penal), Germán Denis (penal), Erik Lamela (doblete), Luís Muriel, Pablo Osvaldo, Mauricio Pinilla (penal), Gonzalo Rodríguez (penal) y Jaime Valdés.

A esos números excelentes se suman nada menos que seis figuras del partido: entre los goleadores tuvieron esa mención solamente Cambiasso y Valdés mientras que los otros cuatro fueron Carlos Carmona, Juan Cuadrado, Mauro Goicoechea y Cristian Ledesma. En suma, una jornada realmente impresionante.

Sergio Almirón - 1980 - (Argentina - Catania): 5.5
Arruinó un buen partido cometiendo la falta totalmente inútil al último minuto que le costó la derrota a su equipo. Una lástima.

Pablo Alvárez - 1984 - (Argentina - Catania): 7
Uno de los mejores del match y quizás el único de Catania junto a Barrientos que no se fue de "vacaciones anticipadas". Lamentablemente, salió por problemas físicos antes de que terminara el primer tiempo.

Ricardo Alvárez - 1988 - (Argentina - Inter): 6
Su posición y su interpretación táctica venía molestando a Genoa, pero se lastimó a la media hora y tuvo que dejar la cancha.

Mariano Andujar - 1983 - (Argentina - Catania): 4
Casi le regala un gol a Caprari, resbalándose sin explicación, para luego tirar el partido al aire durmiéndose totalmente en ocasión del tiro libre de Togni al último segundo: realmente no se entiende porque se movió para el otro lado, porque se tiró tan mal y porque no alargó el brazo a la hora de atajar. Errores que no son dignos de un arquero de su nivel.

Egidio Arévalo Ríos - 1982 - (Uruguay - Palermo): 5
Dio vueltas como un toro en la arena ante los "toreros" violetas de Fiorentina.

Edgar Barreto - 1984 - (Paraguay - Palermo): 6.5
Uno de los pocos que luchó y que logró dibujar algo de fútbol en el medio, dedicándose también con eficacia a la fase defensiva.

Pablo Barrientos - 1985 - (Argentina - Catania): 7
Como Alvárez, al menos luchó verdaderamente y jugó con seriedad, sin irse de vacaciones con la cabeza antes de terminar el partido. Metió también un golazo para el momentáneo 1 a 1, con un zurdazo "tres dedos" precioso.

Miguél Britos - 1985 - (Uruguay - Nápoli): 6.5
Central en defensa, sustituyó el descalificado Cannavaro, cosa que probablemente hará por mucho tiempo. Hizo lo suyo con personalidad en un match bastante fácil.

Nicolás Burdisso - 1981 - (Argentina - Roma): 7.5
Habrá pasado a segunda línea en los ojos de Zeman, pero el Lobo es un gran profesional y supo hacerse encontrar preparado cuando se lo llamó a jugar, disputando un partidazo, anotando el 1 a 0 con un gran frentazo y defendiendo con grandísima eficacia su área.

José Cáceres - 1987 - (Uruguay - Juventus): 5
No logró interpretar bien el juego de su equipo y se dejó superar a menudo por Sau, por encima cometiendo unos cuantos errores en fase de construcción de la maniobra. Conte lo sacó cuando faltaba aún una media hora de juego.

Esteban Cambiasso - 1980 - (Argentina - Inter): 8
Fue la figura del partido, especialmente por como, en el complemento, levantó a su equipo y se hizo cargo de la maniobra. Además, puso el gol del empate y sumó algunas de las mejores ocasiones del match.

Hugo Campagnaro - 1980 - (Argentina - Nápoli): 6.5
Ordinaria administración, condimentada por un par de buenas jugadas para ayudar al ataque sobre el final del encuentro.

Carlos Carmona - 1987 - (Chile - Atalanta): 8
En nuestra opinión, el chileno fue la figura del partido, porque sus cortes al área, su buena presión ofensiva, sus cierres en el medio y su gran capacidad de juntarse a Cigarini para armar la maniobra fueron los elementos que pusieron en series dificultades a Udinese, poniendo el match en las manos de los negroazules.

Lucas Castro - 1989 - (Argentina - Catania): 6
Jugó por llamaradas, alternando buenos momentos como al inicio, cuando movió bien el balón y partió un palo anotando casi el 1 a 0, con otros malos, en los que parecía no tener muchas ganas de jugar.

Edinson Cavani - 1987 - (Uruguay - Nápoli): 7
Fue una de las figuras junto a Insigne; algunas de las mejores jugadas nacieron gracias a él. Además, metió el penal del 2 a 0 que cerró definitivamente el trámite.

Juan Cuadrado - 1988 - (Colombia - Fiorentina): 8
Simplemente la rompió, nuevamente. Con su velocidad y su talento marcó diferencia en fase ofensiva, sin dejar de ayudar en defensa. Inventó la jugada del 1 a 0 y de un lateral suyo, que llegó directamente al área en forma de centro, nació la jugada del penal del 2 a 0. Fenomenal.

Paolo Dellafiore - 1985 - (Argentina - Siena): 6.5
Buen primer partido de la temporada: Nápoli llegó poco y nada y no es fácil anular de semejante manera una delantera poderosa como la del Burro.

Germán Denis - 1981 - (Argentina - Atalanta): 6.5
El fútbol es así: esta vez estuvo menos eficaz y presente respecto a otras ocasiones, pero muchas otras veces se quedó sin anotar mientras que ante los friulanos metió de penal el 1 a 1. De todas maneras ofreció un aporte más que suficiente.

Paulo Dybala - 1993 - (Argentina - Palermo): 5.5
Adentro en la última media hora, hizo muy poco como para poder cambiar el destino del partido.

Matías Fernández - 1986 - (Chile - Fiorentina): 6.5
Merece una evaluación positiva porque, si bien jugó apenas unos diez minutos, entró bárbaro en la cancha y se ganó el penalti del 3 a 0 con una jugada de gran calidad en el área.

Santiago García - 1988 - (Argentina - Palermo): 6
Supo limitarlo a Cuadrado cuando su entrenador lo corrió por la franja, entregándole esa tarea. Bien también en la defensa a tres.

Walter Gárgano - 1984 - (Uruguay - Inter): 5.5
No logró hacer un buen filtro en el medio y tuvo una performance bastante anónima en fase ofensiva.

Mauro Goicoechea - 1988 - (Uruguay - Roma): 9
En mi opinión, el mejor del partido porque más que cualquier otro fue determinante, en cuanto, conociendo la debilidad psicológica de Roma, sin sus grandes atajadas, cuando el match aún estaba abierto, Roma podía hasta haber perdido el partido. Determinante en más de una ocasión también con el resultado "asegurado", pero debía estar más atento en ocasión del penal del 1 a 4, situación en la que Rocchi lo salvó, porque debía ser expulsado.

Alejandro Gómez - 1988 - (Argentina - Catania): 6
Como Castro, alternó buenas y malas, moviéndose a veces con ganas y otras como si ya estuviese en los vestuarios.

Álvaro González - 1984 - (Uruguay - Lazio): 7.5
Corrió muchísimo y en el esquema "super-atento" y táctico de su equipo fue determinante para recuperar balones y alejar adversarios.

Mauro Icardi - 1993 - (Argentina - Sampdoria): 5.5
Atrapado en al granítica defensa de Lazio, pudo hacer realmente muy poco para merecerse cuanto menos la suficiencia.

Mariano Izco - 1983 - (Argentina - Catania): 6
El mérito de la buena jugada para el momentáneo 1 a 1, en la que se escapó por derecha muy bien y puso un gran pase atrás para Barrientos. Pero cometió también muchos errores.

Erik Lamela - 1992 - (Argentina - Roma): 8.5
Muchas buenas jugadas al servicio del equipo y lo dos goles que pusieron definitivamente de rodillas a Milan, que se demostraron hasta determinantes considerando los dos goles de descuento que el Diávolo anotó sobre el final. Vale precisar que los tantos fueron excelentes, uno de precisión quirúrgica y otra con un golazo de puro estilo de "nueve", de cabeza, lo que no es su especialidad. Regresaba de una lesión y por eso Zeman le dio descanso al minuto 68.

Cristian Ledesma - 1982 - (Argentina - Lazio): 8
Recuperó una cantidad enorme de balones y, al mismo tiempo, a pesar de la terrible presión que Sampdoria puso para marcarlo prácticamente a hombre, logró siempre empezar la maniobra de su equipo. Sin dudas fue el mejor del encuentro.

Diego Milito - 1979 - (Argentina - Inter): 6.5
En un partido algo gris y bastante difícil para él, tuvo la capacidad de inventar dos grandes balones para Palacio y, sobre el final, una asistencia excelente tras una jugada hermosa, que Livaja desperdició malamente.

Maximiliano Moralez - 1987 - (Argentina - Atalanta): 5.5
Esta vez entró desde el banco, al minuto 63, y el hecho de no empezar desde el comienzo pareció pesarle, considerando que se vio muy nervioso, se hizo amonestar por simulación y casi sale expulsado por una pelea con algunos albinegros.

Ezequiel Muñoz - 1990 - (Argentina - Palermo): 6
Supo defenderse con honor en un desafío complicado. Su salida al minuto 63 facilitó la goleada de Fiorentina.

Luís Muriel - 1991 - (Colombia - Udinese): 7
Tuvo el mérito de anotar un gran gol para el momentáneo 1 a 0 de su equipo en la que fue, prácticamente, la única chance de gol de Udinese. Fue la primera como titular tras la lesión y por eso salió al minuto 62.

Daniel Osvaldo - 1986 - (Argentina - Roma): 7.5
Se movió muy bien, puso en serias dificultades a la defensa de Milan y lo anuló a Yepes en ocasión del 2 a 0, con un salto felino y un cabezazo poderoso y eficaz. Realmente un buen partido el suyo. Salió al minuto 69 con el resultado que en ese momento indicaba 4 a 0.

Rodrigo Palacio - 1982 - (Argentina - Inter): 5
Una performance mediocre, empeorada por el mal control con el que desperdició el posible 1 a 0 en el primer tiempo, más otro error a la hora de definir una chance de su equipo.

Álvaro Pereira - 1985 - (Uruguay - Inter): 6.5
Buen partido del alero uruguayo, quien lo sustituyó a Alvárez a la media hora y ofreció sesenta minutos de buen aporte táctico y físico.

Roberto Pereyra - 1991 - (Argentina - Udinese): 7
Uno de los mejores del match, otra vez más, tuvo el mérito de salvar su arco con un cierre milagroso (hermosa la diagonal defensiva en la ocasión) para negarle un gol a Raimondi.

Diego Pérez - 1980 - (Uruguay - Bologna): 6
Hizo lo suyo, sin infamia y sin gloria, hasta que tuvo que dejar la cancha por problemas físicos al minuto 50.

Mauricio Pinilla - 1984 - (Chile - Cagliari): 6.5
Presionó, luchó, aguantó el balón y transformó con gran precisión el penal del momentáneo 1 a 0 para su equipo. Su entrenador lo sacó al minuto 76 y se equivocó, porque hubiese sido mejor dejarlo en la cancha para seguir manteniendo el esférico arriba.

Iván Piris - 1989 - (Paraguay - Roma): 7
Otro buen desafío por parte del paraguayo, que marcó bien tanto a la hora de cerrarlo a El Shaarawy cuanto, sobre todo, contra Robinho. Sufrió un poco cuando entró Bojan, especialmente porque por su lado no lo ayudaron mucho, pero jugó un partido más que positivo, aguantando también con su cuadro en inferioridad numérica.

Davíd Pizarro - 1979 - (Chile - Fiorentina): 7
Unos veinte y pico sobre el final para recordarle a todos que si bien su equipo sabe ganar y dominar también cuando él se sienta en el banco, con o sin él no es la misma cosa, especialmente sobre el plano de la velocidad del juego.

Gonzalo Rodríguez - 1984 - (Argentina - Fiorentina): 7.5
Duro cuando hizo falta, pero elegante en la mayor parte de las salidas. Administró el balón y empezó él mismo muchas jugadas de su equipo. Peleó con Jovetic para patear el penal del 3 a 0: cosas evitables, es cierto, pero lo que cuenta es haber anotado con gran precisión, para firmar su quinto tanto en este campeonato.

Guillermo Rodríguez - 1984 - (Uruguay - Torino): 7
No le dejó ni las migajas a la delantera de Chievo. Si Torino puede contar con un suplente así, no caben dudas de que el cuadro tiene todo lo necesario para salvarse.

Sergio Romero - 1987 - (Argentina - Sampdoria): 6
No tuvo responsabilidades en el gol de Lazio y, por el resto, tuvo realmente muy poco trabajo.

Walter Samuél - 1978 - (Argentina - Inter): 6
Resistió como pudo y en la primera media hora había tenido también el mérito de anular a la delantera rival, para empeorar un poco en el segundo tiempo. En general ofreció un aporte suficiente.

Nicolás Spolli - 1983 - (Argentina - Catania): 5.5
Todo lo bueno que hizo en la primera parte del partido, lo arruinó con errores y marcaciones demasiado blandas sobre el final del encuentro.

Jaime Valdés - 1981 - (Chile - Parma): 8
El golazo desde unos 25 metros para anotar el inmediato 1 a 1 fue sólo la cereza sobre el pastel de un partido que por administración, sacrificio, talento e inteligencia lo vio ser el mejor de la cancha.

Juan Vargas - 1983 - (Perú - Genoa): 7
Uno de los mejores de su equipo y del match, el peruano corrió muchísimo, especialmente en el primer tiempo, y lo hizo con gran continuidad y fuerza física, pero también sentido táctico y aporte técnico. Medio punto menos por habar desperdiciado una excelente ocasión en el primer tiempo.

Arturo Vidal - 1987 - (Chile - Juventus): 4
Como si no alcanzaran los muchos errores cometidos y el ritmo bajo con el que jugó por todo el partido, falló el penal con el que podía anotar el 1 a 1 pateando de manera verdaderamente horrible. Por suerte suya su equipo ganó lo mismo, pero su performance fue terrible.

Mario Yepes - 1976 - (Colombia - Milan): 4
Realmente un pésimo partido el del Pirata, sin dudas el peor de su carrera italiana; perdió en el segundo piso ante Burdisso y Osvaldo, siendo que el juego aéreo debería ser su mayor habilidad. Esos fueron sólo sus errores más graves, pero no los únicos.

Javier Zanetti - 1973 - (Argentina - Inter): 6
Sufrió bastante contra Vargas, pero supo defender con fuerza y garra su costado, para terminar el partido con la cabeza alta sin dudas.

Juan Zúñiga - 1985 - (Colombia - Nápoli): 6
Partido de sufrimiento, corrida y corazón. Hizo lo suyo en los tres ámbitos, con errores pero también con cosas buenas.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.