RGIII tendría lesiones en ACL y LCL

23:24 ET
Actualizado el
Servicios de ESPN.com

ASHBURN -- El mariscal de campo de los Washington Redskins, Robert Griffin III, habría sufrido desgarres parciales en el ligamento cruzado anterior (ACL por sus siglas en inglés) y en el ligamento lateral colateral (LCL por sus siglas en inglés) de su rodilla derecha, de acuerdo a un reporte del The Washington Post.

Robert Griffin III

Griffin

Griffin, quien jugó en el partido de la Ronda de Comodines de los playoffs mientras se recuperaba de una lesión de LCL en la misma rodilla, se lesionó en el último cuarto mientras intentaba recuperar un balón mal centrado.

Shanahan dijo que los resultados provocaron que el equipo enviara a Griffin a Florida el martes para ver al renombrado ortopedista, James Andrews, para realizarse más exámenes, en lo que esencialmente es una segunda opinión que decidirá el destino del equipo para la temporada del 2013.

"Hay preocupación", declaró Shanahan. "Es por eso que va a verlo".

Griffin se rompió el ACL mientras jugaba para Baylor en el 2009, y Shanahan dijo que esa vieja lesión provocó que provocó que la reciente resonancia magnética de Griffin provocara "diferencias de opinión" en quienes la han visto.

"Quieren echarle otro vistazo y tener un examen físico con él", señaló Shanahan, "para asegurarse que no están viendo lesiones anteriores".

Una ruptura de ACL normalmente requiere un periodo de rehabilitación de nueve a 12 meses, aunque algunos jugadores no regresan con plena salud hasta su segunda temporada después de la lesión. Por otro lado, una de las historias más notables de esta temporada fue Adrian Peterson, quien regresó cerca de nueve meses después de desgarrarse el ACL y estuvo cerca de romper el récord de la NFL de más yardas por tierra en una sola temporada.

Shanahan hizo referencia a Peterson este lunes, señalando que el corredor de los Minnesota Vikings tuvo su gran temporada sin el beneficio de un programa de entrenamiento de temporada baja. Podría ser un escenario posible para Griffin.

Shanahan fue interrogado acerca de su manejo de la lesión de Griffin. El mariscal, que estaba jugando con una protección en su tercer partido desde que se lesionó el ligamento lateral colateral, se lesionó la rodilla nuevamente cuando cayó sin control al suelo mientras lanzaba un pase en el primer cuarto de la derrota en los playoffs, 24-14, ante los Seattle Seahawks.

Griffin permaneció en el partido, pero estuvo lejos de ser el mismo de siempre, claramente con una molestia en la rodilla y siendo incapaz de correr con la velocidad que lo ayudó a definir su juego al principio de la temporada.

Luego, en el último cuarto, con los Redskins perdiendo por siete puntos, la rodilla se le dobló cuando Griffin trató de tomar un balón que había sido mal centrado, quedando tendido en el terreno. Los Seahawks recuperaron el balón suelto a lo profundo del territorio de Washington, capitalizándolo con un gol de campo que ayudó a poner el juego fuera de alcanza. Griffin ya no regresó al partido.

Shanahan indicó que pensaba haber tomado "la decisión correcta" de mantener a Griffin en el partido y que sería "una locura" pensar que sacrificaría a propósito la carrera de Griffin para ganar un partido. Dijo que no habló inicialmente con los médicos inicialmente después de que Griffin se lesionó en el primer cuarto, confiando en la palabra de Griffin.

"Me acerqué a Robert y le pregunté, '¿Estás bien?'", expresó Shanahan. "Y él me respondió, 'Sí, estoy bien'".

Griffin también estaba sintiendo la crítica por no salirse por su cuenta. No apareció en el vestuario durante las dos horas que estuvo abierto a la prensa este lunes por la mañana, y realizó sus declaraciones a través de Twitter.

"Muchos pueden cuestionar, criticar y pensar que tienen las respuestas correctas. Pero muy pocos han estad en la línea de fuego en la batalla. Le agradezco a Dios por la perspectiva y por eso aprecio el apoyo de todos. También aprecio la crítica. Cuando la adversidad te golpea puedes reaccionar de dos maneras. Das un paso de costado y te rindes o das un paso al frente y peleas", escribió Griffin en Twitter.

Los compañeros de Griffin defendieron su deseo de jugar lesionado, diciendo que es parte de la naturaleza competitiva de un atleta.

"Es una pendiente resbaladiza, porque quieres ayudar a tu equipo", declaró el receptor abierto, Pierre Garçon, quien enfrentó un dilema similar esta temporada mientras lidiaba con una dolorosa lesión en el pie. "Sin embargo quieres ayudarte a ti mismo en el largo plazo y en tu carrera".

Información de AP fue utilizada en la redacción de esta nota.