Anthony y Garnett tienen altercado

6:35 ET
Actualizado el
Servicios de ESPNdeportes.com

Carmelo Anthony and Kevin GarnettDebby Wong/USA TODAY Sports Carmelo Anthony y Kevin Garnett intercambiaron insultos durante el juego en Nueva York
NUEVA YORK -- Sumen un nuevo capítulo a la eterna rivalidad entre las ciudades de Boston y Nueva York.

Carmelo Anthony y Kevin Garnett protagonizaron un altercado en las entrañas del Madison Square Garden tras la victoria de los Boston Celtics ante los New York Knicks, 102-96, este lunes.

Efectivos de la unidad de seguridad de la arena y oficiales del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York fueron llamados para controlar el incidente, según informes realizados a ESPN.com y ESPNDeportes.com por dos fuentes con conocimiento del incidente.

"Era como si estuvieran en un patio de recreo de la escuela", declaró un testigo del incidente.

Las dos estrellas no llegaron a las manos, según una fuente policial. Pero Anthony todavía estaba muy furioso después de haber tenido un enfrentamiento con Garnett en la segunda mitad del partido, la cual resultó en una falta doble técnica.

Después del partido, Anthony se marchó de la cancha furioso atravesando el túnel que los equipos visitantes usan para irse del tabloncillo en lugar de marcharse por el túnel de los Knicks.

Tyson Chandler trató de detener a Anthony, pero el jugador de raíces puertorriqueñas le pasó rápido por el lado del pivot de los Knicks. Según una de la fuentes con conocimiento del incidente, Anthony se acercó gritando al camerino de los Celtics. Se desconoce si su ira en ese momento era dirigida a Garnett.

Anthony después se le acercó a Garnett ya próximo al autobús de los Celtics, pero el equipo de seguridad del Madison Square Garden y la policía intervinieron, de acuerdo a una de las fuentes.

Un video de la cadena Comcast Sports New England, que televisa los partidos de los Celtics, revela a la estrella de los Knicks esperando fuera del autobús de los Celtics, mientras el entrenador en jefe de los Knicks, Mike Woodson, trata de calmar a Anthony. Miembros de la seguridad de los Knicks y de la arena también están presente en el video, al igual que varios oficiales uniformados de la policía.

El base armador de los Celtics, Rajon Rondo, también estuvo cerca del autobús, mientras que Anthony era calmado.

Durante la rueda de prensa al final del partido, Woodson rechazó dar declaraciones sobre lo que había sucedido en las afueras del camerino.

Anthony no estuvo disponible para los medios después del partido. Garnett dijo que no hubo un altercado, agregando que lo que había sucedido solamente se trataba de "baloncesto".

El entrenador en jefe de los Celtics, Doc Rivers, no pudo negar los reportes cuando se le preguntó si Anthony andaba buscando una confrontación.

"Dejaré que ustedes mismos averigüen esa", dijo Rivers.

"Me voy a mantener al margen del tema. Si fuese la postemporada, lo discutiría, pero como no lo es, me quedaré callado", concluyó.

Rivers pegó dos golpes sútiles con sus comentarios indirectos.

Mientras ofrecía un comentario con el cual evitaba confirmar los hechos de Anthony, Rivers de una manera hacía referencia a los reportes según los cuales el gerente general de los Atlanta Hawks, Danny Ferry, había acusado a Rondo por haber empujado a un árbitro durante el partido en Atlanta el sábado.

La NBA suspendió a Rondo por un partido, por lo cual no pudo jugar el lunes contra los Knicks. La liga también le impuso una multa de $15,000 a Ferry por su interacción inapropiada con los árbitros después del partido.

Rivers expresó que Anthony quizás había reaccionado de una forma que no era necesaria mientras se dirigía hacía el camerino de Boston.

"El partido estuvo acalorado. Solamente es baloncesto. No hay nada mal con que se ponga acalorado", sentenció Rivers.

"Eso sucede. Es un partido divertido. Es competitivo. A veces es duro. Eso es bueno. Pero nunca debe llevarse más allá", continuó Rivers.

"Yo también he tenido mis momentos como jugador. Eso pasa, pero uno nunca quiere que suceda. Cuando sí sucede, te sientes muy mal después".

Garnett, unos de los jugadores más apasionados de la NBA, trató de apaciguar lo ocurrido y negó que Anthony se hubiera marchado hacia la sala del vestuario de los visitantes al final del partido.

"Él está tratando de empujar a su equipo. Yo estoy tratando de empujar a mi equipo. Ambos equipos batallando. Para no mencionar son los Knicks y los Celtics", afirmó Garnett.

Amar'e Stoudemire, quien ha tenido sus propios enfrentamientos con Garnett en el pasado, dijo que cuando se enfrentan a Boston los partidos son muy "físicos".

"Garnett trae esa intensidad. Se espera. Estábamos en nuestra casa, en Nueva York, y no los íbamos a dejar que él viniera, dijera e hiciera lo que él quisiera hacer. Nosotros nos pusimos de pie frente a él", dijo Stoudemire.

Los reporteros Ian Begley y Chris Forsberg, de ESPN.com, a la par con Adry Torres, de ESPNDeportes.com, contribuyeron en este reportaje.