Iker habla de su suplencia en Real

9:02 ET
Actualizado el
EFE

MADRID -- El capitán del Real Madrid y de la selección española, Iker Casillas, se mostró hoy autocrítico con su actual situación de portero suplente en el conjunto blanco y declaró que "a veces no viene mal un pequeño toque de atención" para reaccionar y recuperar la confianza de su entrenador, José Mourinho.

"Me apasionan los retos. En los momentos más complicados, sobre todo conmigo mismo, darme cuenta cada día de que vivo desde los cuatro años con ilusión. Ante esta situación, disfrutar mucho más, apretar mas los dientes, estar mucho mejor con mis compañeros, entrenarme más para demostrarme a mí mismo que puedo volver a recuperar la confianza. A veces nunca viene mal un pequeño toque de atención", dijo.

Iker Casillas
EFENo es el mejor momento del arquero del Real Madrid

Durante un acto publicitario, Casillas subrayó que la decisión sobre su suplencia "viene del máximo responsable del equipo. Es una situación que él piensa y él cree. Tengo que seguir entrenando más, con la máxima ilusión de volver otra vez. La competencia que tengo que tener es conmigo mismo. Sentirme mejor y volver a tener esa confianza que el entrenador ha perdido en mí. Tengo que apretar más por todo el madridismo que está conmigo".

Casillas declaró que tiene que sacar "algo positivo" de todas las situaciones, y, en este caso, señaló que "personalmente", su suplencia le ha venido bien para "esforzarse más aún".

"Sirve para ser mejor, apretar los dientes si el míster me ha considerado que no estoy al nivel y demostrar que está equivocado. A seguir entrenando más, a estar calladito y a ayudar al club", señaló.

El guardameta señaló, no obstante, que la situación no le está afectando a nivel personal: "No lo estoy pasando mal, de verdad. Es una situación diferente, tengo que convivir con ella. Tengo que entrenarme más, mejor, demostrar que valgo para estar con el equipo y competir con Antonio Adán de manera sana.

"Los premios de 2012 quedan atrás. Y esto hace que vuelva a competir conmigo mismo. Ojalá que en 2014 digan que también he sido en 2013 el mejor en mi puesto. Eso querrá decir que ha salido las cosas bien", manifestó.

Sobre su temporada, dijo que "en líneas generales, haciendo autocrítica, no ha sido tan mala como ha podido pensar. No siempre he podido estar a un nivel alto, no soy una maquina. Pero la temporada ha sido buena, bien, aceptable. Es importante encontrarse conmigo mismo y ayer fue un buen momento. Se ha hablado mucho de mí, no me gusta ni para bien ni para mal. No quiero acaparar espacios en la prensa. Pero tengo que aguantar y seguir trabajando", agregó.

Preguntado si seguirá en el club en el caso de que Mourinho continúe al frente del Real Madrid, recordó que tanto él como su entrenador tienen más años de contrato firmados.

"No sé lo que tendrá decidido el míster. Tiene contrato hasta 2016. Yo también tengo un contrato. Estar aquí es maravilloso, es especial, reúne todo para poder estar aquí. Soy madrileño, he jugado en el mejor club del mundo posible y me gustaría quedarme aquí", concretó.

También fue interrogado acerca de sus sensaciones tras escuchar como el público del Santiago Bernabéu aplaudía cuando sonaba su nombre en las alineaciones de los últimos dos encuentros y silbaba a su entrenador por haberle dejado en el banquillo.

"Yo de alguna manera tengo que agradecer el cariño que me han brindado. Desde que estuve aquí, siempre se me ha mirado con lupa. En lo personal, me quedo con los aplausos, con ovacionar mi nombre, que es gratificante y demuestra que la gente me tiene un cariño especial", comentó.

Casillas siguió la línea que ayer marcó Cristiano Ronaldo, que pidió al público que apoye al equipo y no silbe más a nadie del equipo.

"A los aficionados hay que pedirles que estemos juntos, unidos, cuanto mas apoyo mejor. En Liga están las cosas difíciles, pero necesitamos su apoyo. En la Copa y en la Liga de Campeones estar todos juntos, que será mucho mejor. Ayer Cristiano tuvo las mejores palabras posibles", afirmó.

Respecto a si ha hablado con Mourinho sobre su situación, o si el entrenador le ha dado algún tipo de explicación, aseguró que el técnico luso no ha mantenido ningún tipo de conversación con él al respecto.

"No hemos hablado de nada. Él no habla conmigo cuando he tenido que jugar. Tengo un compañero y un amigo que es Adán, un excelente portero y el míster no tiene que hablar conmigo de ninguna manera. Si no me dio explicaciones cuando me ponía, ahora tampoco. Por encima de mí está el equipo y siempre pelearé por el club", dijo.

Además, lanzó un mensaje de apoyo a su compañero Adán, que provocó un penal y fue expulsado en los primeros minutos del último encuentro de liga ante la Real Sociedad.

"A todos nos ha pasado. A mi me pasó en un segundo 45 hace dos años. Tiene el apoyo de todos los compañeros. La confianza que tenemos es plena. Todos y cada uno de nosotros le hemos apoyado".

Por último, admitió que el rendimiento del equipo, comparado con el de la temporada pasada, no es el esperado y que "es tarde quizá para pensar en remontar la Liga, pero tenemos que pensar en ello".

"En mi caso, lo viví hace cinco años, la situación era delicada y conseguimos remontar. Hay que pelear porque detrás tenemos a miles, millones de personas que lo pasan mal con esta situación", concluyó.

LOS HISTÓRICOS LO AVALAN
José Emilio Santamaría, exjugador y exseleccionador español, aseguró a EFE que Iker Casillas "es un jugador capacitado para estar en cualquier parte de la tierra jugando al fútbol", aunque en torno a su suplencia "se ha creado más de lo que en sí tiene".

"Creo que ha habido un momento en que el entrenador a lo mejor quiso ver algo más por si le pasaba algo y se ha creado en torno a eso más de lo que en sí tiene. Pero tiene una trayectoria enorme, positiva, por lo tanto no se puede hablar de fallos cuando ha ido demostrando que es un jugador capacitado para estar en cualquier parte de la tierra jugando al fútbol", añadió.

Santamaría participó hoy en la reunión del consejo de asesores de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) para elaborar la selección de jugadores que participarán en la sexta edición de Sesiones AFE para futbolistas sin equipo que se desarrollarán este mes en L'Alfàs del Pí (Alicante).

El exmadridista señaló que "el Real Madrid tiene un sistema de juego, con jugadores muy válidos para el contraataque". "Con el contraataque puede destrozar a cualquier equipo, pero hay pequeñas cositas que hay que corregir para que sea positivo el sistema de contraataque, si no abres demasiada brecha mala", dijo a EFE.

Preguntado por la ventaja del Barcelona al frente de la Liga, Santamaría indicó "este año ha habido demasiado diferencia porque termina la primera vuelta y ya hay mucha distancia de puntuación con los rivales más directos".

"Hay una cosa extraña, algo ha fallado desde el principio, no se si es la saturación a lo mejor de la pretemporada o la forma de enfocar con cierta responsabilidad el torneo. Tenemos un equipo que ha implantado su juego, sigue jugando, sigue haciendo su fútbol y con su fútbol va otra vez arriba", añadió.

Santamaría reconoció que "no hay más remedio que descubrirse" ante Leo Messi, tras su cuarto Balón de Oro, porque "es un goleador que cuando inicia una carrera el 80% de las veces la finaliza positivamente", y habló también de Vicente Del Bosque, a quien conoció como juvenil en el Real Madrid, de Josep Guardiola y de Jose Mourinho.

"Del Bosque la trayectoria como jugador ya la marcó entonces. Como entrenador agarró un equipo encaminado y tuvo el criterio de mantener lo positivo de los anteriores y lo bueno que él tiene dentro. Los tres son caracteres diferentes. No podemos analizar los resultados por caracteres. El que es campeón es campeón, el que es segundo es segundo y el que ahora está descansando está descansando, pero los tres son grandes entrenadores", apuntó.