El nuevo reto de Pep

14:23 ET
Actualizado el
EFE

BARCELONA -- El ex entrenador del Barcelona Pep Guardiola ha deshojado la margarita y tras culminar su año sabático en Nueva York finalmente se enrolará en el Bayern de Múnich, un equipo que no entraba en todas las quinielas relacionadas con el destino del técnico más laureado de la historia del club azulgrana.

Pep Guardiola
Getty ImagesEl DT catalán tiene un nuevo reto en Alemania

Tras conquistar todos los títulos posibles con el Barça, Guardiola se había ganado el derecho de poder escoger el equipo que quisiera para empezar un nuevo proyecto después de un descanso obligado por agotamiento, tras cuatro años llenos de éxitos y de estrés en el club de su vida.

Cuando muchos especulaban con un destino en la Premier League por la fascinación que despierta el fútbol británico -incluso el propio Pep recientemente ha declarado que le gustaría entrenar allí en el futuro- el catalán se ha decidido por el emergente fútbol alemán.

El Chelsea del multimillonario Roman Abramovich, el Manchester City de Txiki Begiristain y Ferran Soriano, y el Manchester United del perenne Alex Ferguson deberán esperar para contar con Pep en sus filas.

El 'premio gordo' ha caído en Alemania -país que ya sedujo a otro mito del fútbol español y buen amigo de Guardiola como el madridista Raúl González Blanco- y en el Bayern, club histórico germano y uno de los más poderosos del planeta.

Plantilla con grandiosos futbolistas, apuesta por la cantera, club de grandes tradiciones, economía saneada y ambiente espectacular son algunas de las características de este Bayern, dirigido hasta el momento por el veterano Jupp Heynckes, que a final de esta temporada dirá adiós al banquillo para dejar paso a Guardiola.

Sorprendentemente, el de Santpedor ha firmado por tres años de contrato, algo extraño conocidas sus largas reflexiones para renovar año tras año en el Barça -suya fue su frase de querer renovar hasta por seis meses si pudiera- y que ponían de los nervios tanto a los aficionados como a la junta directiva.

Un extenso contrato que evidencia que quiere un proyecto a largo plazo, en el que tendrá que lidiar con una lengua desconocida, el alemán, y con un club con grandeza que siempre aspira a todos los títulos.

En la liga doméstica, el Dortmund, el Bayer Leverkusen, el Schalke 04 o el Stuttgart pueden ser sus principales rivales, mientras que en Europa, los de siempre, con especial interés en un hipotético Real Madrid-Bayern, duelo histórico en competiciones europeas que tendría un morbo especial, así como contra el Barça.

En su plantilla, grandes nombres como los del francés Franck Ribéry, el holandés Arjen Robben, el lateral Phillip Lahm, el guardameta Manuel Neuer, el delantero Mario Gómez o un fichaje por adelantado, el del navarro Javi Martínez, que en su día sonó para recalar en el Barça por su versatilidad tanto como centrocampista defensivo como central.

En el Barça dejó un legado de catorce títulos, pero sobre todo un fútbol para la historia con el juego de toque, precisión y posesión por bandera que dejó numerosas obras de arte allí por donde pasó.

En el Bayern tendrá otra oportunidad para enamorar de nuevo con el juego de sus hombres, y para conquistar nuevos títulos, como la liga y copas alemanas, y repetir en la Liga de Campeones, título que los teutones no alzan desde 2001.