Pato Albacete y lo que se viene...

6:46 ET
Actualizado el
Por Martín Ignacio Campana
Scrum.com

Los PumasProFocus
BUENOS AIRES -- Comenzó un 2013 repleto de desafíos para un rugby argentino que seguirá enfrentando a los mejores equipos del mundo, prolongando así el periodo de evolución y sumando cada vez mayor experiencia. Los Pumas querrán mostrar y plasmar lo aprendido en un nuevo Rugby Championship, pero, también en las exigentes ventanas internacionales: frente a Inglaterra -tres duelos-, Gales, Italia y Georgia, entre otros.

Con la mira puesta en lo que se avecina, Patricio Albacete dialogó con Scrum sobre progresos y aspectos a mejorar, analizó el grupo de Argentina en el Mundial de Londres 2015 y se refirió a los inconvenientes que genera, en los clubes, el torneo del hemisferio sur.

- En cuanto al juego, ¿qué mostrarán Los Pumas este año?
- Antes que nada, ojalá que podamos seguir mejorando. Creo que en 2012 se dio un paso adelante en un montón de cosas. Desde la preparación física y en varios aspectos del juego, que fueron muy positivos. Pero, tenemos que ser conscientes de que para jugar al nivel de estos equipos, en el Championship, debemos seguir mejorando muchas cosas.

- Para poder ganar también...
- Si queremos obtener victorias y pasar a pelear el campeonato hay que mejorar mucho más. Ningún jugador se conforma con sólo poder hacerles partido, hay que saber que para ganarle a estos equipos tenemos que estar mejor. Hay varios aspectos del juego en los que todavía hay que evolucionar y seguir tomando experiencia. Siendo humildes y realistas con nosotros mismos, cada uno sabe las cosas que tiene que trabajar y qué hacer para aportarle lo mejor al equipo.

- ¿Qué valoración haces del Grupo que tocó para la RWC 2015?
- Es una zona complicada. Nueva Zelanda sabemos lo que significa y la clase de equipo que es y será muy difícil. A pesar que tal vez, estaremos un poco más acostumbrados a enfrentarlos, por los Cuatro Naciones que tendremos antes del Mundial. Después está Tonga, un equipo muy físico, fuerte, que por ejemplo le ha ganado a Francia en el último Mundial, dejándolos casi al borde de la eliminación.

- En 2013 tendremos el Rugby Championship, tres partidos con Inglaterra, otros con Italia y Gales... Con 12 partidos por año, ¿cómo imaginas que llegaremos al Mundial?
- Es muy difícil decirlo. Un Mundial es una competición muy especial, tenemos que seguir progresando, para llegar con un juego lo más sólido posible. Todos los equipos se preparan mucho para el torneo máximo del rugby y es muy particular. Fíjate lo que pasaba con los All Blacks en las Copas anteriores, parecía que ganaba de taquito, llegaba con 30 partidos invictos, y de repente no estaba en la final. Un equipo que todo el mundo daba por sentado que saldría campeón del mundo. No sólo hay que llegar bien al Mundial, sino estar de la mejor manera el día en que se disputan los partidos importantes.

- A nivel general, en Argentina se habla mucho de la dificultad para encontrar segundas líneas con proyección, ¿cómo analizás los relevos en tu puesto?
- Pienso que hay muy buenos jugadores. Los chicos que fueron llamados a Los Pumas tienen muchísimas condiciones. Manuel Carizza jugó un Cuatro Naciones espectacular, el Flaco Farías es un jugadorazo, Tomás Vallejos es otro gran valor con mucha proyección, también Galarza, un chico joven que progresó mucho físicamente.

El domingo pasado, la Copa Europa cerró su fase de grupos, selló a sus clasificados para cuartos de final y entre ellos no estará Toulouse. El conjunto del subcapitán argentino cayó en la última jornada ante Leicester y deberá seguir su rumbo en los cuartos de la Challenge Cup, ante Perpignan, y en el Top 14 francés, donde se ubica tercero, a siete del líder Toulon. Pato, referente del equipo francés, también describe como tomaron en su club el nuevo Rugby Championship y por ende, su prolongada partida a Los Pumas.

- Más allá de tener contrato hasta 2015 en Toulouse, ¿tuviste charlas sobre las complicaciones que acarrea el Championship?
- La verdad es que sí. Los dirigentes de los clubes no están contentos, pierden por dos meses a un jugador con el que contaban. Yo tuve la suerte que entiendan y me respeten en ese sentido, a pesar de que cuando uno se va abre las puertas para que otros jugadores tomen el lugar. Es complicado, pero son los riesgos de esto. Uno siempre quiere jugar para su selección, de eso no hay lugar a dudas.

- En tu caso habías renovado un tiempo antes...
- Tuve suerte, porque me firmaron sabiendo que con el Rugby Championship posiblemente nos íbamos a ir, pero decidieron firmar igual, no tuve problemas. En mi caso no me puedo quejar de nada. Pero es una situación complicada para algunos jugadores, porque hay clubes que no tienen la misma consideración que Toulouse tuvo conmigo, y se les complica quedarse en Europa a chicos que hace muchos años viven acá y tenían un lugar en sus equipos.

- Puntualmente, Toulouse pensaría varias veces antes de sumar a otro argentino...
- Y sí, mirá, el head coach me dijo: "No voy a firmar a ningún otro argentino". Es así.