Jim Harbaugh tenía razón

Los Niners lograron dar un paso al frente como equipo con Colin Kaepernick

8:29 ET
Actualizado el
Ciro Procuna Por Ciro Procuna
ESPN.com
Archivo

Jim Harbaugh, Colin KaepernickAPJim Harbaugh apostó a Colin Kaepernick por encima de Alex Smith, y la jugada le funcionó.

MÉXICO -- Muchos criticamos a Jim Harbaugh cuando decidió mandar a la banca a Alex Smith después de una conmoción cerebral, pese a que jugaba el mejor nivel de su carrera. Unos meses después demostró que tenía razón, que la apuesta por Colin Kaepernick valía la pena, aún con sus pocas horas de vuelo como profesional.

Cuando al fin Smith tuvo un poco de estabilidad y jugaba mejor que nunca, perdió el puesto. Tuvo seis coordinadores ofensivos distintos en sus seis primeras temporadas en la NFL; eso es demasiado. Antes de irse a la banca, Smith había lanzado para 13 touchdowns y apenas cinco intercepciones.

En una postemporada, la experiencia de Smith parecería más valiosa que la juventud y capacidad atlética de Kaepernick. Hasta ahora los 49ers no lo han resentido y están en el Super Bowl. Sea cual sea el resultado el próximo domingo 3 de febrero, ya se dieron varios pasos adelante, y no me refiero nada más al que representa ir de la Final de la Conferencia Nacional al Super Bowl. Los 49ers han dado un salto firme y decidido hacia el futuro.

Kaepernick maneja a la perfección lo que se conoce como "read-option" y la formación pistola. Hasta ahora las defensivas de la NFL no han sido capaces de encontrar el antídoto. Lo que logra este sistema es anular a un ala defensiva. Esa fracción de segundo en que el defensivo duda entre ir con el corredor o con el quarterback, es suficiente para dejarlo fuera de combate. Pregúntenle a los Falcons.

Para ejecutarlo hace falta una aleación muy particular en las características del quarterback. Debe ser una amenaza corriendo el balón, pero también debe pensar, leer las defensivas contrarias y lanzar el balón. Eso lo ejecuta Kaepernick, y con él los Russell Wilson y Robert Griffin III. Ellos están un paso adelante de otros como Michael Vick o Cam Newton, que son muy atléticos, pero erráticos en sus lecturas y propensos a fallar.

Desde luego que Kaepernick no está exento de errores. Esas fracciones de segundo en que está entre darle el balón al corredor o hacerla personal es también son un riesgo. Contra los Patriots en la Semana 15 tuvo cuatro fumbles, pero ninguno de ellos fue en la entrega al corredor, todos fueron con el centro Jonathan Goodwin en una noche lluviosa.

A cambio este sistema te entrega una variedad de posibilidades enormes, le permite al coordinador ofensivo ser tan creativo como jamás imaginó. Kaepernick puede ser peligroso con la opción, corriendo por su cuenta y también lanzando el balón desde la bolsa de protección.

Cierto es que hace un año los 49ers no tenían muchas armas para Alex Smith. Contra los Giants, en la final de Conferencia, fue dramática la dependencia hacia Vernon Davis y Frank Gore. Ahora ciertamente hay más armas, pero tampoco olvidemos que Kaepernick ha jugado estos playoffs sin Mario Manningham y Kyle Wilson, fuera por lesiones. Kaepernick hizo otra cosa que no pudo Smith, explotó a Michael Crabtree, convertido en su blanco favorito: 50 recepciones, 714 yardas y seis touchdowns de diciembre en adelante.

No tengo problema en admitirlo. Me equivoqué con Kaepernick. Pensé que en algún momento pagaría su derecho de piso. Y si lo paga el próximo 3 de febrero en el Super Bowl XLVII, de todas formas los 49ers ya tienen saldo a favor con esta discutida decisión. Jim Harbaugh tenía razón, y ahora tiene también quarterback para rato.


Ciro Procuna es columnista de ESPN.com y conductor de los programas NFL Semanal y Fútbol Picante. Inició su carrera en televisión en TV Azteca donde estuvo por espacio de 7 años y también fue colaborador de la estación de radio Estadio W y del diario Ovaciones. seguirlo en Twitter. Consulta su archivo de columnas.