Se complica el fichaje de Aimar

6:41 ET
Actualizado el
EFE

LISBOA -- La transferencia del argentino Pablo Aimar del Benfica al Al Alhi de Dubai parece complicarse, según publica hoy la prensa portuguesa, que por el contrario da por cerrado el fichaje de otro jugador del conjunto lisboeta, el brasileño Bruno César, por el equipo árabe.

Pablo Benfica
APEl pase del ex River Plate ahora está en duda

Los diarios deportivos "A Bola" y "O Jogo" coinciden en señalar que el internacional con la albiceleste dio marcha atrás por sentirse "engañado" a la hora de plasmar en el contrato las condiciones pactadas inicialmente.

De esta forma, la salida de Aimar -que se consideraba inminente en Portugal- está de momento paralizada y el futbolista podría terminar su contrato con el Benfica, que finaliza el próximo mes de junio.

El mediapunta argentino, ídolo de la afición del estadio Da Luz, apenas ha jugado en esta primera mitad de la temporada debido a las lesiones, aunque el entrenador de las "águilas", Jorge Jesús, ya expresó recientemente su intención de contar con el futbolista una vez parece recuperado de sus problemas físicos.

Aun así, el ex de Zaragoza, Valencia y River Plate tendrá dificultades para hacerse un hueco en el once titular, ya que el técnico opta este año por un 4-4-2 con dos delanteros en punta y dos extremos que deja pocas opciones a la entrada de un enganche como él.

Caso contrario se ha vivido con el interior brasileño Bruno César, que se marcha por cerca de cinco millones de euros al Al Ahli entrenado por el español Quique Sánchez Flores, y que recientemente se reforzó también con el internacional portugués Ricardo Quaresma.

En declaraciones a la emisora de radio lusa Renascenca poco antes de tomar un vuelo desde Lisboa con dirección a Dubai, el propio jugador confirmó su salida del Benfica, donde había perdido el estatus de titular en detrimento del holandés Olá John y los argentinos Salvio y Nico Gaitán.

Bruno César llegó en verano de 2011 al emblema luso a cambio de cinco millones de euros procedente del Corinthians de Sao Paulo, disputó un total de 60 partidos con el Benfica (40 como titular) en temporada y media en los que marcó un total de 13 goles.

Conocido como "chuta-chuta" por su potente disparo, el futbolista, de 24 años, defendió que su transferencia a Dubai se debe a la firma de "un contrato muy bueno que va a dar estabilidad financiera" tanto a él como a toda su familia".

"La carrera de un futbolista no es como un médico o un abogado, es más corta", explicó.

El centrocampista brasileño reconoció que aunque en términos económicos el pase es beneficioso para él, deportivamente "quizá quede alejado de objetivos como jugar la Liga de Campeones o ir a la selección".