Roura anticipa duelo con Real

11:34 ET
Actualizado el
EFE

SANT JOAN DESPÍ -- El asistente técnico azulgrana, Jordi Roura, ha considerado que las bajas con las que el Real Madrid afronta el clásico copero le convierten en un rival "aún más peligroso", y no ha dudado en que la portería estará "cubierta "sobradamente" sea quien sea el sustituto del lesionado Iker Casillas.

Roura
EFEEl asistente técnico reemplaza a Tito Vilanova en el banco

En una rueda de prensa en la ciudad deportiva, el segundo preparador del Barça, que ocupará el banquillo visitante en el lugar del ausente Tito Vilanova, ha demostrado en todo momento una gran cautela ante la delicada situación actual del Real Madrid.

"El Madrid, con la entidad que tiene y la plantilla tan extensa, el hecho que tenga bajas de jugadores importantes no creo que les condicione. Espero un Madrid intenso, difícil y que no diferirá demasiado del Madrid de siempre, un equipo supercompetitivo, pese a las bajas que tiene", ha dicho Roura.

A pesar de las bajas de Pepe, Ramos, Coentrao, Di María e Iker Casillas, que el técnico ha admitido que son "de un peso importante", ha matizado que sus sustitutos serán "de un nivel altísimo", por lo que espera el mismo Madrid "de siempre".

Especialmente bajo palos: "El Madrid tiene la baja de Iker, que no vamos a descubrir a Casillas, es un gran portero, pero cuando el tiene en su plantilla a Adán es porque es de gran categoría, sino no estaría ahí, y en cuanto a Diego López, todos conocemos que es un portero de dilatada trayectoria en Primera".

"Juegue quien juegue, la portería del Madrid estará sobradamente cubierta", ha recalcado Roura, quien no ha querido desvelar si Pinto, portero habitual en Copa, sentará esta vez a Valdés.

"Prefiero no decir nada ahora. En cualquier caso, el portero que ponga cada equipo será porque cree que es lo mejor para su equipo".

Respecto al Barcelona, Roura ha insistido en que intentará ser el equipo "que ha sido siempre, a intentar ganar el partido en un campo tan difícil, imponer nuestra forma de juego y lograr un resultado positivo para la vuelta".

"Me encantaría que todo quedara resuelto a favor nuestro, pero la realidad y la experiencia es que ante estos grandes equipos es difícil que quede solventado. Hasta el partido de vuelta no estará resuelta", ha reconocido el preparador.

Repitiendo que la distancia liguera de poco sirve al ser torneos "absolutamente distintos", ha recordado que "siempre que ha habido un partido de esta índole en que un equipo parece llegar más relajado, el apurado es el que acaba sacando mejor resultado".

"Precisamente por esas circunstancias, si cabe, el Madrid es más peligroso. Tiene una gran plantilla, tiene un auténtico equipazo y en su campo va a ser dificilísimo. Si es que realmente está mal, aún serán más peligrosos", ha advertido.

Preguntado sobre si espera un Madrid menos marrullero por la ausencia de Pepe, Roura ha asegurado que espera "un partido sea intenso, competido, pero siempre en los límites que deben presidir estos acontecimientos. El Madrid siempre va a jugar a fútbol, cada cual con su estilo, pero nunca de forma marrullera".

El técnico ha apuntado además que "no existe fórmula ni varita mágica" para tratar de detener a Cristiano Ronaldo, un "gran jugador que lo normal es que consiga marcar goles" al Barcelona, ya que lo "anormal" era su sequía anotadora hasta hace pocos clásicos.

Por último, Roura ha desvelado sus sensaciones antes de ocupar el banquillo en el Santiago Bernabéu: "Estoy aquí porque mi jefe y mi amigo (Tito) está en una situación complicada y estamos entre todos sacándolo adelante".

"Tengo un carácter bastante tranquilo para estas cosas, las afronto con toda la tranquilidad que se puede afrontar un partido así. Es un partido más y al final yo no juego, sino los jugadores, que son extraordinarios y eso me da cierta tranquilidad. Pero no deja de ser solo un partido de fútbol", ha sentenciado.

Jordi Roura, ha desmentido con rotundidad los rumores acerca de una posible salida del delantero David Villa en el mercado invernal, y ha asegurado que el asturiano seguirá en el equipo azulgrana "hasta final de temporada".

Preguntado sobre las informaciones que apuntan a un interés desde la liga inglesa, especialmente del Arsenal, para hacerse con los servicios de Villa antes de que se cierre el mercado de fichajes de invierno, Roura ha sido tajante.

"A día de hoy no tengo constancia de nada esto. David es jugador nuestro y así va a seguir hasta final de temporada", ha sentenciado el técnico sobre el delantero, quien precisamente anoche fue padre de su tercer hijo, Luca, motivo por lo que ha sido felicitado por sus compañeros en la sesión de entrenamiento.