Mucha carne al fuego

La vigésimo tercera fecha de la Cátedra de la Táctica nos dejó todo tipo de emoción

16:43 ET
Actualizado el
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPN.com
Archivo
Milan derrotó 2-1 a Udinese en San Siro
El rossonero venció a Udinese con dos goles de Mario Balotelli. Victoria clave para alcanzar al Inter en puntos.Tags: serie a, milan, udinese
Lista de videos video

ROMA - El Raramente pasa tanto en una sola jornada, especialmente faltando casi medio campeonato hasta el final. Sin embargo, la vigésimo tercera jornada de la "Cátedra de la Táctica" puso realmente mucha carne al fuego y nos entregó todo tipo de emoción.

Juventus y Nápoli ganaron con mérito dos partidos para nada fáciles y así se escaparon en a cima, sentenciando de una vez por todas que la pelea para el título es una cuestión entre ellos dos. La Vieja Señora sigue ampliamente favorita, pero ver al Burro seriamente candidato al Scudetto es algo increíble y que llena de alegría todo el sur de Italia.

Atrás, las caídas de Lazio e Inter de visita a dos de los últimos cuatro de la tabla abrió nuevamente escenarios inesperados en clave Champions, puesto que ahora hasta Milan y Fiorentina regresaron en juego, el Diávolo a toda velocidad y con dos "empujones", uno del mercado con la llegada de Balotelli y la otra del referí por un penal sin dudas generoso.

Roma, por su parte, no sólo perdió otra chance sino que hasta perdió su identidad y su entrenador, puesto que Zeman fue despedido como lógica consecuencia de la pésima derrota casera ante Cagliari por 4 a 2, caída coadyuvada por la vergonzosa actitud de los giallorossi.

En zona descenso todo está muy complicado y, como demostró Siena al superar a Inter, nada está aún decidido, si bien Palermo y Pescara, como venimos diciendo hace rato, están haciendo de todo para condenarse con sus propias manos.

UN DUELO FASCINANTE
La frenada juventina del mes de enero tuvo el poder de abrir nuevamente el campeonato, tanto que por una noche Nápoli logró ser líder de la tabla. En efecto, gracias al triunfo por 2 a 0 ante Catania el sábado por la noche, los celestes atraparon la cima hasta que la Vieja Señora no jugó, y ganó, de visita a Chievo el domingo al medio día italiano.

El Burro pasó de manera positiva uno de sus primeros exámenes de madurez, puesto que el siciliano es un buen equipo y no era fácil sacar un triunfo, por encima argumentado y merecido, en un contexto de tanta presión debido al hecho de estarse jugando el liderazgo del torneo.

Lo mejor del equipo de Mazzarri, como de costumbre, estuvo sin dudas en la interpretación táctica del enfrentamiento, factor que esta vez se vio enfatizado por la atenta y encomiable interpretación de los jugadores más importantes: en efecto, Cavani, Hamsik, Zúñiga y Cannavaro estuvieron extraordinarios y fueron los principales protagonistas del triunfo.

Una victoria que se construyó centímetro por centímetro, luchando cada balón y cada jugada y estudiando y razonando a cada respiro. Muy diferente de como se desarrolló el juego de Juventus, que conociendo sus actuales dificultades y poniendo ya anticipadamente en cuenta el cansancio que iba a trabar sus piernas, preparó el enfrentamiento para bajar con todo y cerrar el desafío los más pronto posible.

Cuando un equipo del espesor y categoría de la Juve aplasta a un cuadro chico y le pone dos goles en 45 minutos, se pone psicológicamente el encuentro en sus manos. Conte debe de haber imaginado que Corini prepararía un partido de espera para atacar y golpear sobre el final, cuando su rival estaría más cansado. Así, de manera algo inesperada, dio ordenes de entregar todo lo que tenían enseguida, sin reservar nada.

De esa manera y con el enorme aporte de Pirlo (su regreso coincidió al retorno de la plena lucidez del equipo, cuanto menos por un tiempo) el equipo bianconero jugó como sabe y dominó la primera etapa, durante la cual construyó la merecida victoria que en el complemento se encargó de administrar y defender. Un partido que por como terminó y por como fue preparado les recuerda a todos que el equipo más fuerte del país, hoy por hoy, sigue siendo el de Turín.

SUPER MARIO Y MUCHAS AYUDAS
De no ser por el pésimo inicio de campeonato, factor que siempre caracterizó los cuadros de Allegri, Milan sería el líder de la tabla. Su remontada en la clasificación era impensable, pero ahora se ubica apenas a tres puntos desde Lazio y luce ser el mayor candidato para la tercera plaza.

El impacto que tuvo "Super Mario" fue realmente increíble: más allá del doblete decisivo para ganarle a Udinese, nunca en esta campaña habíamos visto a los rossoneri jugar como lo hicieron esta vez; no caben dudas de que el mérito sea de la llegada del nuevo delantero, no tanto por cuestiones técnicas o tácticas sino por la enorme inyección de entusiasmo que llegó junto a su adquisición, movida que le da credibilidad al "proyecto".

En efecto, Flaminí y Abate parecían estar por todos lados, Niang y El Shaarawy se sacrificaron de manera increíble en fase defensiva y todos los protagonistas se movieron sin pelota, creando un fútbol dinámico y lleno de variantes.

Sin embargo no fue todo positivo y el equipo falló en dos aspectos fundamentales: desperdició demasiadas chances y otra vez más regaló un gol. Así, de no ser por una "ayuda" del referí al último segundo, que dio un penal para el local por una falta que no era, Milan hubiese igualado.

Más allá de su brillante andamiento en el último periodo, los yerros, en definitiva, son la clave de la remontada del conjunto rossonero: al del referí se suman los de Lazio, Inter, Fiorentina y Roma, éstos tanto continuativos en el tiempo que en un sólo mes acorcharon de manera impensable la tabla.

Los albicelestes, luego del empate (regalado) en Palermo y de haber perdido en casa contra Chievo, viajaron a Genoa pero no bajaron a la cancha en el primer tiempo. Como si eso no alcanzara, tras la increíble remontada en el complemento, el Águila salió de la cancha anticipadamente y se dejó vencer al último segundo.

Lo de Inter es sin dudas peor: los nerazzurri no están mostrando ni la sombra de una unidad ni de algo parecido al orgullo. Como ya dijimos en otras ocasiones, parece que bajan a la cancha porque "deben jugar", no porque lo quieren ni tanto menos para buscar a toda costa la victoria.

En suma, el cuadro de Stramaccioni se ve totalmente vacío y sin emociones. Natural que, en ese estado mental, Siena se luzca como un equipazo y cree una gran cantidad de ocasiones, anotando nada menos que tres goles.

Respecto a las "ganas", vergonzosa la performance de Roma ante Cagliari: raramente se ven jugadores correr tan poco y tan mal, sin luchar ningún balón y sin poner nunca la pierna. El pato de Goicoechea (quien sufrió una involución clamorosa) es algo que nunca quisiéramos ver en una cancha de fútbol, pero los errores de sus compañeros, en más de una ocasión, no fueron para menos.

Alcance ver el 1 a 0 de los sardos, cuando Nainggolan pudo rematar en medio de tres rivales sin que ninguno de ellos se acercara o hiciera absolutamente nada para molestarlo; podían cuanto menos "fingir", pero las ganas eran tan pocas que ni eso ocurrió.

La inevitable consecuencia fue el despido de Zeman. Pero éste luce ser uno de esos clásicos casos en los que se lo echa a un técnico porque cambiar once o doce miembros del equipo sería demasiado costoso.

Por último, el éxito de Fiorentina: los violetas finalmente regresaron a vencer y lo hicieron justo a tiempo, puesto que venían de cuatro partidos en los que jugaban bien pero no ganaban. Algo que en la mente de los jugadores puede transformarse en un gran complejo, porque es difícil creer que se dispone de un buen nivel cuando se pierde entregando lo mejor que uno tiene.

De todas maneras, ahora el equipo de Montella reaccionó y, como en el caso de Juventus, no fue una coincidencia que eso ocurriera en el match en el que regresó Pizarro: el chileno, por experiencia y categoría, infunde tranquilidad a todas las líneas y es capaz de transformar a un equipo en los pequeños detalles, que son a menudo los que marcan diferencia.

UN POCO MÁS DIFÍCIL
Excepto Pescara, que justo en esta fecha regresó a ocupar la zona roja, todos los equipos más cercanos al umbral del descenso vencieron, alargando así sus ventajas respecto a la antepenúltima posición.

Fue el caso, en efecto, de Cagliari, Bologna y Atalanta. Los tres sumaron un éxito: Cagliari, como dicho, contra la Loba, mientras que los emilianos de visita ante el Delfino y los negroazules contra Palermo, hundiendo así a sus respectivos adversarios y conquistando así tres puntos preciosos ante un directo rival. Lo mejor para ellos es que lo hicieron de manera convencedora y dieron la clara impresión de tener todo lo necesario para salvarse.

Sampdoria y Torino, por su parte, protagonizaron el partido más aburrido de toda la temporada, que terminó inevitablemente con un empate sin anotaciones. Seguramente ambos tenían más que perder y por eso no salieron ganar, pero la victoria de Genoa en definitiva les hizo perder un punto respecto a la zona descenso.

De todas maneras, todo se puso más complicado para los cuatro equipos en mayor dificultad, porque los de arriba parecen estarse escapando y no será fácil tener el paso. Sin dudas todo está aún abierto, porque el campeonato es todavía muy largo, pero Siena, si bien reencontró energías y confianzas con la victoria contra Inter, se ve demasiado frenado por la penalización de seis puntos y difícilmente logrará superar ese escollo, puesta la situación en la que se encuentra.

Palermo tuvo que cambiar nuevamente entrenador (esta vez Zamparini está "justificado") pero parado en última posición con apenas 17 puntos no se entiende como podrá reaccionar para treparse. Pero aún lo de Pescara: los albicelestes tendrán tres puntos más, pero las cuatro caídas consecutivas en en último mes dejaron bien claro que son el peor equipo de la Serie A y necesitarán realmente un milagro para salvarse.

El que mejor está es sin dudas Genoa: más allá de su último éxito, el mercado de invierno fue muy inteligente y el equipo se reforzó notablemente. Ballardini es una incógnita y son más las veces que falló, pero esta vez parece tener toda la motivación y todos los factores necesarios para cumplir con una buena labor.

LOS NÚMEROS
Fecha de grande espectáculo la vigésimo tercera, con nada menos que 33 goles anotados, 18 locales y 15 visitantes, por un promedio excelente de 3.3 tantos por match.

El producto de esas anotaciones fueron 5 éxitos internos, apenas un empate, lamentablemente muy aburrido y sin anotaciones (como ya dicho) entre Torino y Sampdoria y 5 conquistas externas.

Rara y tristemente, el aporte hispanoamericano en esta ocasión fue muy escaso, numéricamente hablando: efectivamente, se contaron apenas dos anotaciones, las de Lucas Carmona y Germán Denis (ambas en el mismo partido) y dos figuras de la cancha nomás, el "Tanque" (en Palermo vs. Atalanta) y David Pizarro en Fiorentina vs. Parma.

La tabla de los goleadores no sufrió ningún tipo de variaciones en los pisos altos y así Edinson Cavani sigue primero con 18 centros, Stephan El Shaarawy segundo con 15 y Antonio Di Natale tercero con 14. Para subrayar los primeros dos tantos de Mario Balotelli en este campeonato, que llegando en el día de su debut parecen ser la promesa de mucho otros que vendrán.

LA PRÓXIMA JORNADA
La fecha 24 se abrirá el sábado, día que nos ofrecerá dos partidos de grande nivel: primero, a las 12 ET, Juventus recibirá a Fiorentina en el Juventus Stadium de Turín. Más tarde, a las 14:45, Lazio y Nápoli se enfrentarán en el estadio Olímpico de la capital italiana.

El domingo, como es ya costumbre, se comenzará a jugar a las 6:30 ET, hora en la que Parma jugará de local en el estadio Tardini ante Genoa. El fíxture procederá con los siguientes enfrentamientos: Atalanta vs. Catania (Atleti Azzurri d'Italia), Bologna vs. Siena (Dall'Ara), Cagliari vs. Milan (Is Arena), Palermo vs. Pescara (Barbera), Sampdoria vs. Roma (Marassi) y Udinese vs. Torino (Friuli).

El cierre se disputará en San Siro, exactamente a las 14:45 ET, cuando Inter recibirá en su propio estadio a Chievo.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.