La Premier acepta el control de gastos

15:53 ET
Actualizado el
Servicios de ESPN.com

LONDRES -- Los clubes de la Premier League inglesa aprobaron el jueves los primeros controles de gastos en una de las principales ligas de Europa.

Richard Scudamore
APScudamore explicó las nuevas reglas

La UEFA advirtió el lunes que el fútbol europeo corre peligro ante el aumento descontrolado de los salarios, que han subido 40% en los principales clubes del continente en los cinco últimos años.

Y la liga Premier quiere asegurarse que no se desperdicien los 8.000 millones de dólares que espera generar con un nuevo contrato de derechos de televisión por tres años.

El subdirector de West Ham, David Gold, dijo que la mayoría de los clubes aprobaron los controles salariales.

"La mayoría de los clubes respaldaron el cambio y ahora depende de la junta de directores implementarlo... el apoyo fue abrumador", dijo Gold. "No todos los 20 clubes (votaron a favor), algunos tienen ciertas preocupaciones, pero, en general, la gran mayoría de los clubes votaron a favor".

De inmediato no se dieron detalles de las medidas, que tienen que ser ratificadas en abril por la junta de directores de la liga Premier.

Gold confirmó que la medida principal es "un control de gastos".

"Si (los clubes) aumenta sus ingresos, entonces pueden aumentar sus gastos", indicó. "Tenemos un control, y eso es lo importante".

Las reglas están diseñadas para evitar una crisis como la de Portsmouth, que en 2010 se convirtió en el primer club de la liga Premier que se acoge a la ley de quiebra.

"Lo que queremos es evitar otro caso como el de Portsmouth", dijo Gold.

Los equipos de la liga Premier que participan en las competencias europeas tienen que cumplir con las reglas de fair play financiero de la UEFA.

A partir de la temporada 2013-2014, los equipos de la máxima división del fútbol inglés no podrán acumular pérdidas de más de 105 millones de libras (120 millones de euros) en un periodo de tres campañas (hasta la 2015-2016).

En caso de superar ese límite, los clubes se verán obligados a responder ante una comisión disciplinaria independiente con capacidad sancionadora y a rendir cuentas con información financiera detallada durante un periodo de tres años en el cual los dueños del club deberán sufragar la deuda pendiente.

"Los clubes entienden que si traspasan el límite estudiaremos imponer las sanciones más duras, incluida la deducción de puntos", afirmó el director ejecutivo de la Premier, Richard Scudamore.

Para el responsable del organismo, las medidas impedirán que un club modesto pueda llegar a lo más alto gracias a una inyección puntual de millones.

"Hemos tratado de asegurar que los nuevos propietarios puedan invertir una cantidad de dinero adecuada para mejorar su club, pero que no puedan inyectar cientos y cientos de millones en un corto periodo de tiempo", señaló Scudamore.

En la temporada 2010-2011, el Manchester City, propiedad del jeque Mansour bin Zayed, registró las mayores pérdidas de un club de fútbol inglés en una sola temporada, 197 millones de libras (246 millones de euros), mientras que el Chelsea del magnate ruso Roman Abramóvich perdió en el mismo periodo 68 millones de libras (85 millones de euros).

En esa misma campaña, cuyo balance hizo público la liga inglesa hace unos meses, los veinte clubes de la Primera División inglesa acumularon unas pérdidas de 361 millones de libras (451 millones de euros), pese a que registraron unos ingresos récord de 2.300 millones de libras (2.875 millones de euros).

La regulación que se ha acordado prevé además otras medidas a corto plazo para restringir el gasto de los equipos con mayor presupuesto.

Aquellos clubes que actualmente dedican más de 52 millones de libras (59,8 millones de euros) a salarios de jugadores no podrán aumentar esa cantidad en más de 4 millones de libras (4,6 millones de euros) la próxima temporada, la 2013-2014.

Esa limitación se aplicará exclusivamente los fondos provenientes de la Premier League, esencialmente derechos televisivos, si bien los clubes podrán dedicar a salarios fondos de otras partidas.