¿Qué significa el contrato de Vick?

Chip Kelly no debe dejarse engañar por el potencial de Michael Vick

16:04 ET
Actualizado el
Dan Graziano Por Dan Graziano
ESPN.com (EE.UU.)
Archivo

Michael VickAPMichael Vick tiene grandes cualidades atléticas, pero su juego también tiene grandes carencias.

PHILADELPHIA -- Uno puede mirar la cifra de 10 millones de dólares vinculada al contrato recientemente renovado entre Michael Vick y los Philadelphia Eagles, pero lo más importante es notar la parte que lee "con incentivos". Esos 10 millones son el máximo que podría cobrar Vick en el 2013: presumiblemente si se mantiene sano, comienza todos los partidos y juega bien. El número clave, aún desconocido, es el total mínimo que los Eagles están comprometiendo con Vick aún si deciden durante el campamento de entrenamiento que ya no lo quieren y lo cortan más adelante. Uno debe suponer que se trata de una cifra mayor a los 3 millones que ya tenía garantizado bajo el contrato anterior. ¿De qué otra manera se explica que haya accedido al nuevo pacto? Sin embargo, la pregunta es, ¿cuánto más? Y la respuesta a esa pregunta nos dirá hasta dónde el nuevo entrenador en jefe de los Eagles, Chip Kelly, ha atado su empleo a Vick.

Los aficionados de los Eagles deberían esperar que no sea demasiado.

Kelly no sería el primer entrenador en ser engañado por el potencial de Vick, pero le haría bien aprender las lecciones de su predecesor. Comprometerse con Vick fue una de las muchas decisiones que ocasionaron el despido de Andy Reid, y si Kelly está soñando en grande con Vick como la clave de la transición para su ofensiva de ritmo acelerado a nivel NFL, su estadía en Philadelphia podría ser corta.

Ahora, no hay nada de malo en que Kelly quede intigado por Vick como posible solución en el puesto de mariscal de campo. Como concepto, las habilidades de Vick siguen siendo, sin dudas, tentadoras. Si Kelly desea a un mariscal de campo que pueda correr rápidamente y extender jugadas con las piernas, maximizando la velocidad de los jugadores talentosos que lo rodean, no hay nadie en el mercado abierto para este 2013 que ofrezca --en teoría-- lo que ofrece Vick. No se puede canjear hacia arriba para obtener a Robert Griffin III o Andrew Luck en el draft de este año. No hay un agente libre del calibre de Peyton Manning a disponibilidad. Si necesitas un mariscal de campo para el 2013, como es el caso de Kelly, tu mejor apuesta es amasar tantos candidatos como sea posible y encontrar al que funciona. Vick, quien tiene marca de 18-17 como titular de los Eagles a lo largo de los últimos tres años, es un candidato. Nick Foles sigue en plantilla como otro. Dennis Dixon podría convertirse en otro. Podrían reclutar a un candidato más. Un minicampamento, las actividades organizadas de los equipos, y el campamento de entrenamiento están aún por venir, y esos son los momentos para descifrar toda la situación. Hay que dejar a los candidatos competir y ver al final lo que funciona mejor.

Si es lo que hará Kelly, entonces tiene sentido. Si el nivel de compromiso financiero con Vick es lo suficientemente bajo como para que los Eagles puedan decidir en agosto que van en otra dirección, no hay problema con la noticia de hoy. A ese nivel, Vick probablemente sea una mejor apuesta que Alex Smith, Matt Flynn, Geno Smith o Matt Barkley.

Chip Kelly
USA TODAY SportsKelly debe identificar las carencias de Vick

Pero pensando más allá, Kelly debe cuidarse de no ser engañado. ¿Recuerdan todo lo que se hablaba de la velocidad de Vick y su habilidad para que los jugadores veloces que lo rodean brillen? Reid tenía el mismo plan. No funcionó. No funcionó en el 2011 cuando la línea ofensiva era buena, y ciertamente no funcionó en el 2012, cuando la línea quedó hecha pedazos. Y una de las razones principales por las que no funcionó, pese a todas las habilidades físicas, es que Vick viene con fallas significativas que le han impedido mantener un nivel de juego consistente con los mejores de la liga.

Vick ha tenido problemas para mandar las protecciones correctas en la línea de golpeo cuando se le ha entregado esa responsabilidad. Consistentemente ha fallado a la hora de hacer ajustes, antes del centro, con órdenes audibles. Nunca ha mostrado progreso en cuanto a la lectura de las defensivas, ni siquiera después del tiempo adicional de estudio que prometió a todos estaba cumpliendo durante la temporada baja pasada. Nunca ha mostrado progreso a la hora de realizar lecturas en movimiento o cuando la jugada se rompe. Ha demostrado, descontando una racha de 12 partidos brillantes en el 2010, una inaceptable propensión a entregar el ovoide. No ha mostrado una devoción a la posición de mariscal de campo como arte, uno que se debe desarrollar para mantener la excelencia en la posición pasando los '30s.

¿Podrá Kelly arreglar todo eso? Los aficionados de los Eagles deben esperar que sea lo suficientemente inteligente para no asumir que así será. Vick cumplira 33 años de edad en junio. No va a cambiar. Cuando te decides por Vick, estás aceptando todo lo malo junto con lo bueno. La misión de Kelly, si decide que Vick será su titular para el 2013, será diseñar a la ofensiva de tal modo en que pueda maximizar lo bueno al tiempo que minimiza el impacto de lo inevitablemente malo. Kelly podría ser un entrenador suficientemente talentoso para hacer eso. Estamos a meses de tener alguna evidencia en un sentido u otro. Pero si Vick es el titular de los Eagles, Kelly debe comprometerse a limitar sus fallas, porque no puede esperar borrarlas, y ciertamente no puede esperar a que desaparezcan por sí solas.

Así que si ustedes escucharon la noticia de Vick hoy y pensaron, "¡Grandioso! Será el tipo perfecto para administrar la ofensiva de Kelly a nivel NFL", están exagerando. No significa que Vick sea automáticamente el titular, y no debe serlo. Lo que Vick es para los Eagles, en un mercado sin buenas opciones para la posición de mariscal de campo, es una respuesta potencial. Y si al final termina siendo la respuesta definitiva para el 2013, entonces será una respuesta incompleta que debe ser administrada cuidadosamente si los Eagles esperan tener más éxito con él de lo que han tenido en el pasado. Mientras Kelly comprenda eso, estará bien. Pero si termina siendo el más reciente entrenador en jefe que se deja engañar por lo que cree que Vick puede hacer para él, entonces sabemos cuál será su primer problema como entrenador en jefe de los Eagles.


Dan Graziano se unió a ESPN.com en el 2011 después de dos años escribiendo para AOL FanHouse. Cubrió Major League Baseball, los Juegos Olímpicos y otros deportes durante su tiempo colaborando en el Star-Ledger y el Palm Beach Post. Consulta su archivo de columnas.