Tiempo congelado

Tras la fecha 24 de la Serie A prácticamente nada cambió en la tabla de posiciones

14:27 ET
Actualizado el
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPN.com
Archivo
Juventus ganó y blindó su liderazgo
Con goles de Vucinic y Matri, el líder de la Serie A derrotó a Fiorentina por 2-0.Tags: serie a, juventus, fiorentina
Lista de videos video

ROMA -- Se jugó la vigésimo cuarta fecha de la Serie A del Calcio, la "Cátedra de la Táctica", y prácticamente nada cambió en la tabla de posiciones, puesto que los seis empates de la jornada tuvieron el poder de dejarlo casi todo igual.

Juventus, que le ganó muy bien de local a Fiorentina, sigue siendo el mayor candidato al título, no sólo por haber alargado a cinco sus puntos de ventaja en la cima (Nápoli empató de visita a Lazio), sino sobre todo por la gran performance.

En zona Champions Inter aprovechó de las igualdades de Águila y Diávolo y se puso a un punto de la tercera plaza, parándose cuarto en soledad. Todo está increíblemente abierto así, también en zona Europa League, con Fiorentina al asecho y hasta Udinese y Catania con sueños de gloria.

En zona descenso quedó todo increíblemente congelado, debido al hecho de que los actuales siete últimos de la tabla empataron todos. Sólo se pudo escapar un poco Sampdoria, al vencer ante un triste Roma.

INTERPRETACIONES
Juventus no dejó espacio a interpretaciones: disputó un partidazo ante Fiorentina, con un primer tiempo de alto nivel, y confirmó todas nuestras impresiones de inicio de año, cuando veíamos la clave del bajón del equipo en una preparación atlética que le apuntaba a llegar muy bien en el periodo de Champions (se juega el martes 12).

La diferencia, otra vez más, la hizo la intensidad y la enorme atención de la línea de volantes, que no concedió espacios, presionó arriba asfixiando a los rivales que debían encargarse de tejer la propria trama y atacó con constancia y de manera concreta.

Convenció mucho también la madura gestión del complemento. En ese contexto, curiosamente tenemos que admitir que nos gustó más la Fiore del primer tiempo, que sufrió dos tantos pero que se jugó el partido y se demostró capaz de crear peligros, respecto al rendido y aturdido equipo del complemento, por más que en esa etapa no haya concedido anotaciones. El Giglio debe crecer sobre el aspecto mental si quiere realmente mejorar en la próxima temporada.

Inter puede retenerse muy satisfecho pero no debe estar tranquilo: esta vez jugó con ritmo, atacó con muchos hombres y se vieron algunas ideas muy interesantes y un buen estado físico, pero también fueron evidentes las pocas ganas de correr para atrás, una cierta imprecisión y otra vez más se vieron demasiados errores atrás.

Los nerazzurri necesitan arreglar pronto la fase defensiva: mirando el gol de Chievo se ve claro que de los tres defensores en el área se quedaron sin marcar a nadie mientras que Rigoni, el único azul y oro en esa zona, se quedó totalmente solo. Un yerro realmente incomprensible para un equipo de ese nivel.

Lazio es sin dudas el cuadro que más desilusionó: desde el punto de vista táctico y técnico el equipo albiceleste demostró nuevamente que tiene lo necesario para superar a cualquier rival, puesto que puso en serias dificultades a Nápoli, pero su actitud amarrete terminó por costarle otra vez más el partido.

Al Águila, como se vio claramente al final del partido, le hubiese alcanzado treparse un poquito y jugar con intención de lastimar, no sólo pensando en defenderse, para anotar otro tanto. Probablemente, considerando como estaba parado el Burro, el ingreso de otro delantero hubiera transformado el match en una goleada. A pesar de todo, sin embargo, cuanto menos con un punto sigue tercero.

Respecto a Nápoli, su resultado es el más abierto a interpretaciones: la performance fue mala, especialmente sobre el plano defensivo, pero la actitud, la garra y el corazón mostrados son los de los grandes equipos. Además, si bien el empate le signifique alejarse de la cima, el punto obtenido sobre el final y con tanto sufrimiento le permite mantener a Lazio alejado, garantizando una distancia de seis puntos que representan una pequeña hipoteca.

Discurso parecido al de Milan. Empatar ante Cagliari no puede considerarse un buen resultado, especialmente porque el Diávolo precisó otro penal más para lograrlo (que esta vez estuvo bien cobrado, diferentemente al de la semana pasada).

Sin embargo, se podía poner en cuenta un tropezón pocos días antes del match de Champions ante Barcelona y, considerando ese factor, no fue tan negativa la igualdad, que le permite seguir a distancia de tiro desde Lazio, aún bien metido en la pelea por la tercera plaza.

"EMPATITIS"
De la zona mediana de la tabla, lo más triste lo sigue mostrando Roma, que habrá cambiado entrenador pero sigue mostrando los mismos defectos del último periodo, es decir los yerros defensivos y la falta de efectividad en zona ofensiva.

Increíble que un cuadro con la potencialidad de los giallorossi siga perdiendo a pesar de jugar bien o mal y que a pesar del cambio el conjunto no haya demostrado ningún tipo de reacción de carácter; al revés, terminaron por pelearse, con el tema del penal fallado por Osvaldo.

La Loba ya luce a la deriva y los hinchas renunciaron a esperarse algo de positivo en esta temporada, contrariamente a cuanto hacen los de Udinese y Catania: los dos cuadros, en efecto, están bastante arriba en la tabla y con algo de suerte pueden seguir soñando con una clasificación a la Europa League. Proyecto muy difícil pero no imposible, especialmente por la calidad y la buena actitud con la que juegan los dos planteles.

El resto de la tabla, como decíamos, quedó prácticamente congelada debido a los muchos empates verificados. EL hecho es sin dudas positivo para los que están bien parados, porque si bien falta aún mucho, ahora falta una fecha menos. En cambio, para los que están atrás, en zona descenso, la cuestión es totalmente negativa, porque cada uno de ellos desperdició una buena chance para treparse.

Especialmente muy malo lo de Palermo y Pescar, evidentemente los dos peores cuadros de la Serie A que terminaron por sacarse puntos entre ellos mismos, para quedarse ambos en la zona roja sin poder aprovechar de las frenadas de todos los otros directos rivales.

LOS NÚMEROS
Fue realmente anómala esta vigésimo cuarta fecha de la Serie A, considerando que se contaron nada menos que seis igualdades, dos sin anotaciones y cuatro por 1 a 1, a frente de cuatro éxitos locales, sin ni siquiera una victoria externa.

La cuenta de los goles, apenas 19, 13 de los cuales locales y 6 visitantes, nos deja con un promedio negativo de 1.9 tantos por match, lo que habla claro del poco espectáculo vivido.

Fue sin embargo una jornada brillante para los hispanoamericanos, con 7 tantos realizados y 3 figuras de la cancha. Los goles fueron de Hugo Campagnaro, Marcelo Estigarribia, Victor Ibarbo, Mauro Icardi, Erik Lamela, Diego Milito y Roberto Pereyra. Los goleadores de Cagliari, Inter y Udinese fueron también los mejores de sus respectivos partidos.

Respecto a la tabla de los goleadores, la única variación estuvo ene l hecho de que Erik Lamela alcanzó a Pablo Osvaldo en el cuarto escalón de esa clasificación, que ambos comparten con 11 centros cada uno. Por el resto, Edinson Cavani sigue primero con 18, Stephan El Shaarawy segundo con 15 y Antonio Di Natale tercero con 14.

LA PRÓXIMA JORNADA
La vigésimo quinta fecha se abrirá pronto, el viernes 15 de febrero a las 14:45 ET con el desafío de San Siro entre Milan y Parma, par seguir el sábado con dos encuentros, el primero a las 12 en el Bentegodi entre Chievo y Palermo y el segundo a las 14:45 en le estadio Olímpico de esta capital, en donde se disputará el "big-match" entre Roma y Juventus.

El domingo se comenzará a las 9 ET con el siguiente fíxture: Catania vs. Bologna (Massimino), Genoa vs. Udinese (Marassi), Nápoli vs. Sampdoria (San Paolo), Torino vs. Atalanta (Olímpico de Turín) y Pescara vs. Cagliari (Sant'Elia).

El cierre, como de costumbre a las 14:45 ET, los verá enfrentados a Fiorentina e Inter en el estadio Franchi de Florencia, la hermosa ciudad toscana.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.