Rubio disfruta el All-Star

1:11 ET
Actualizado el
Por Carlos A. Nava
ESPNDeportes.com

HOUSTON -- Ricky Rubio está más orgulloso que nunca de ser considerado para la celebración de media temporada de la NBA.

Para llegar al juego de Futuras Estrellas, el base español de los Minnesota Timberwolves tuvo que atravesar un camino más sinuoso que la mayoría.

La ruta incluyó una visita al quirófano y más de nueve meses de recuperación.

"Es bien difícil llegar hasta aquí, hay demasiado talento en Estados Unidos en la NBA", dijo Rubio. "Es bien difícil llegar hasta aquí , pero con trabajo se puede todo".

Rubio fue parte del llamado "Equipo Chuck", que derrotó 163-165 al "Equipo Shaq".

"Me sentí bien, siempre es bueno jugar al lado de todas estas figuras", dijo Rubio. "Van comenzando su carrera, pero todos tienen un gran talento".

Rubio fue llamado de último momento al partido por Kenny Smith, comisionado honorario del "Rising Star Challenge", después de que fue ignorado en primera instancia.

El año pasado, Rubio también participó en el mismo evento del Fin de Semana de las Estrellas. Pero su situación era bien diferente, cuando sano por completo era el favorito para ser Novato del Año en la NBA.

El español se lastimó el 9 de marzo pasado en un partido contra los Lakers; fue operado en abril y estuvo fuera hasta el 15 de diciembre, que volvió a la cancha contra los Mavericks en Minnesota.

Desde entonces, Rubio ha tenido que luchar contra su cuerpo y mente.

"Es una lesión que arrastra todavía un poco de dolor y que tienes que jugar con ello y bueno poco a poco sintiendome mejor", dijo el mes pasado. "Pero es difícil, después de nueves meses, intentar recuperar toda la musculatura, toda la rapidez& Va llegando poco a poco y tienes que ser paciente".

El mejor momento del español parece que vuelve. En febrero suma cinco partidos con dobles dígitos en puntos y en asistencias.

En el más reciente, el miércoles pasado, se quedó a un rebote de su primer triple-doble, después de jugar 40 minutos.

"Me han estado saliendo mejor las cosas, pero la verdad es que no me lo esperaba (ser elegido para el Juego de Futuras Estrellas) y fue una grata sorpresa para mi", comentó. "Es un evento muy bonito , hay muchas leyendas".

El entrenador de la Conferencia Oeste, Greg Popovich, dijo que Rubio es un buen movedor de bola y tiene gran futuro en la liga.

"Es joven y va a recuperarse por completo de la lesión que tuvo", dijo. "Es rápido, tiene buen control de tiempos. Entiende bien el juego".

Rubio es el único basquetbolista hispano involucrado en el Fin de Semana de las Estrellas.

"Es un orgullo representar a España y a los latinoamericanos en este evento", dijo. "Aquí se demuestra lo difícil que es estar aquí".

Una de las principales satisfacciones, según Rubio, es poder alternar y tomarse fotografías con estrellas actuales y pasadas de la NBA, a los que antes sólo tenía acceso por televisión.

Recordó los grandes partidos de Michael Jordan, quien el domingo, día del Juego de Estrellas, cumplirá 50 años de edad.

"¿Recuerdos de Michael Jordan?", cuestionó. "¡Todos! En especial el tiro que hizo contra Utah, creo en 1998 es el máximo. Jordan era mi jugador favorito. Todos hemos soñado con hacer ese tiro".

Rubio reconoció que ha sentido dolor en la espalda las últimas semanas y por eso regresará a su casa en Minnesota el sábado.

"Quisiera quedarme por aquí cuatro días, como el año pasado", afirmó. "Descansaré un par de días, que aún queda mucha temporada".

"Ojalá algún día pueda venir de regreso para el partido principal (Juego de Estrellas)", agregó. "No es algo que tenga en mente, pero claro que me gustaría y disfrutaría mucho".