Rigondeaux está listo para todos

1:08 ET
Actualizado el
Por Sadiel Lebrón
Especial para ESPNDeportes.com

Guillermo Rigondeaux
Chris Farina/Top RankGuillermo Rigondeaux es campeón mundial con apenas 11 combates
NUEVA YORK -- El cubano Guillermo Rigondeaux, vigente monarca súper gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) es de esos peleadores que no rechaza el compromiso con la historia. Pero el 13 de abril tendrá el que es quizás su más serio compromiso de su joven carrera como profesional cuando se mida en una pelea unificatoria ante el campeón mundial pluma junior de la Organización Mundial de Boxeo, el filipino Nonito Donaire, en el Radio City Music Hall de Nueva York.

Ambos efectuaron una conferencia para oficializar este gran combate, en un evento llevado a cabo en el centro de espectáculos y restaurante B.B. King, en el mismo corazón de Manhattan.

Rigondeaux (11-0), de 32 años, dijo estar preparado para una velada ante el que es considerado uno de los cinco mejores libra por libra por libra del momento como los Donaire (31-1, 20 KO), de 30 años.

"Estoy bien, listo para esta gran pelea", indicó Rigondeaux previo a la conferencia de prensa, quien además indicó que no le molesta que no vaya a pelear en el Madison Square Garden, como lo han hecho recientemente otros boxeadores de Top Rank.

"No. A mí no me importa donde se celebre la pelea. Yo hubiera pelado aquí mismo", en relación al B.B. King. "Hubiera preferido el otro lugar (Madison Square Garden), pero ya yo peleé aquí", comentó el púgil cubano.

Sobre el combate en las 122 libras (súper gallo), Rigondeaux afirmó que el peso y la experiencia en la división es lo de menos para él, puesto que el titular de la misma es él y a quien hay que derrotar es al boxeador nacido en Santiago de Cuba.

"Y soy el campeón con 11 peleas", dijo con contundencia, como sus golpes, siguió comentando un confiado Rigondeaux. "Es un reto más de mi carrera. Lo único que puedo decir es que Donaire tiene dos manos y dos pies igual que yo, no tiene cuatro, no es inmortal. Él es que tiene que estar cómodo porque este es mi peso y todavía faltan dos meses para la pelea y para que suene la campana para romperle la cabezota", dijo Rigondeaux.

El peleador caribeño desde ya brota confianza por doquier. De hecho, fue más lejos y afirmó que es el mejor en su división por su palmarés.

"Soy el mejor. Soy el campeón y me lo he ganado. Nadie me lo ha regalado. Yo he hecho mi trabajo y es lo que voy a demostrar el 13 de abril", apostilló.

"Nonito es un gran boxeador. Pero yo también soy un muy buen boxeador. Yo voy a hacer mi trabajo y hacer lo que hemos hecho hasta ahora".

El ganador de esta reyerta mundialista podría enfrentar al mexicano Abner Mares, ex titular súper gallo del Consejo Mundial de Boxeo, algo que ya tiene intrigados a muchos, pero no a Rigondeaux, quien señaló que él no tiene necesidad de buscar contrincantes, ya que está listo para el que sea.

"Ya yo enfrenté a Mares en los Juegos Panamericanos (Santo Domingo 2003). Mares es un buen boxeador también, tiene talento. Y bueno, yo no tengo problemas en pelear. Con quién yo quiero pelear ese no es mi problema, ¿Quién quiere pelear conmigo? ¿Por qué no se hacen esa pregunta", respondió tajantemente el dos veces campeón olímpico y mundial, además de los Panamericanos y los Centroamericanos y del Caribe.

En relación sobre las pruebas antidopaje para la pelea, Rigondeaux dijo sin titubeos que eso es lo que menos le preocupa, dado que desde hace mucho tiempo ha sido sometido a los más rigurosos controles dentro del boxeo amateur.

"Yo he ido a dos olimpíadas y hacen exámenes de drogas, exámenes olímpicos, los que son. El (Donaire) no se ha hecho nunca esa cosa. Yo no tengo problemas con eso. Empezando desde hoy me someto a todas las pruebas que sean necesarias".

El combate será televisado en HBO Championship Boxing.