Xabi asegura que no hay conflictos

14:57 ET
Actualizado el
EFE

MADRID -- El centrocampista internacional del Real Madrid Xabi Alonso ha reiterado que el vestuario del equipo "no está dividido", que "Iker Casillas y Mourinho tienen una buena relación profesional, pero no tienen por qué irse de cañas" y confiesa que su esposa Nagore es la mujer de su vida.

En una entrevista a la revista 'Vanity Fair', que le define como el futbolista más sexy del mundo, Alonso habla del entrenador Jose Mourinho: "Es muy bueno a la hora de empatizar con los jugadores, y ha convivido siempre con las críticas. Este año está siendo más duro porque el equipo está perdiendo más de lo habitual".

"El vestuario no está dividido, no podemos estar todo el rato desmintiéndolo. Somos y debemos ser un equipo", sostiene el jugador vasco que al tiempo niega la supuesta tensa relación entre el portero Iker Casillas y Mourinho. "Mantienen una buena relación profesional como entrenador y jugador, pero no tienen por qué irse de cañas".

El centrocampista guipuzcoano confiesa ser 'adicto' a series como Homeland o Los Soprano y escucha a Leonard Cohen y Echo & The Bunnymen. Comparte su vida junto a su esposa, Nagore Aramburu, y sus dos hijos, Jon, de cinco años, y Ane, de tres. Cuando su mujer rompió aguas del primer hijo él tenía que viajar a Milán para un partido de cuartos de la Liga de Campeones. "Pasé horas meditando la decisión y al final me pudo más acompañar a mi mujer y estar presente en el nacimiento".

"Nagore es la mujer de mi vida, con la que estoy creando mi familia y con quien vivo cosas muy intensas". Sus hijos son quizá ahora las personas que ejercen más influencia en él: "Intento ser un padrazo. Mis niños son mi mayor responsabilidad. Ser padre te cambia la vida profundamente. No hay manual de instrucciones. Paso mucho tiempo fuera y al final es mi mujer quien se ocupa más de ellos y eso es muy duro", señala Alonso.