Observaciones del Combinado

No faltó la velocidad entre los receptores, pero con corredores fue otra cosa

22:31 ET
Actualizado el
John Clayton Por John Clayton
ESPN.com
Archivo

INDIANAPOLIS -- Hace años, antes de que el Combinado de Talento de la NFL era televisado, a la liga le costaba mucho trabajo convencer a los prospectos para correr, porque la vieja superficie del RCA Dome era lenta. Como respuesta, la NFL adquirieron algo denominado Mondo Track, una superficie de caucho empleada en instalaciones olímpicas, que se supone debía ser rápida.

Tavon Austin
APAustin puso haber saltado varios puestos al frente en el draft

Desafortunadamente, la NFL colocó el Mondo Track sobre la superficie vieja. La liga trajo a un velocista de clase mundial para probar la nueva superficie, y solamente logró cronometrar un tiempo de 4.8 segundos en las 40 yardas. ¡Oops!

Bueno, la velocidad no fue problema en el Combinado del 2013.

Aquí está lo que aprendimos el domingo:

1. Hay bastante velocidad entre los receptores de este año. De acuerdo a NFL Network, 30 de los 34 receptores abiertos que corrieron las 40 yardas lo hicieron en 4.5 segundos o menos. Cuando los tiempos oficiales se dieron a conocer, 15 fueron acreditados con tiempos de 4.5 segundos o menos, lo que sigue siendo impresionante. El gran ganador fue el receptor abierto de West Virginia, Tavon Austin, quien no solamente fulminó a la competencia con su tiempo de 4.34, pero también atrapó el ovoide muy bien. Austin podría haberse colado al final de la primera vuelta. El consenso es que Cordarrelle Patterson de Tennessee y Keenan Allen de California son los seguros reclutas de primera vuelta. Patterson no se perjudicó cronometrando un tiempo de 4.42. Allen se lesionó y no trabajó. Sin embargo, la mayoría cree que ambos se irán en la primera vuelta porque son receptores grandes que pueden jugar por fuera. Austin podría ser el siguiente DeSean Jackson, solamente que más veloz. Mide 5 pies con 8 pulgadas, pesa 174 libras, y es explosivo y emocionante. Once receptors más podrían irse en las rondas 2-4. Lo que fue evidente el domingo es que los receptores cuentan con buen tamaño y velocidad. Los equipos ahora no se tendrán que preocupar de anticiparse para tratar de obtener a un atleta de calidad en la posición demasiado temprano. Este domingo aprendimos que existe profundidad en la posición aunque muchos de los receptores lucieron imprecisos a la hora de correr rutas.

2. Ninguno de los mariscales de campo se destacó. El domingo, la esperanza de la NFL era que uno de los mariscales de campo diera el paso al frente para ganarse un lugar en el Top-10 del draft. NBo sucedió. Geno Smith de West Virginia probablemente fue el mejor de los pasadores que trabajó, pero no sorprendió a nadie. Cuando hacía retrocesos de siete pasos. Daba un pequeño saltito que sacaba velocidad a sus lanzamientos. No fue consistentemente grandioso, pero mostró buen brazo y mucha promesa. Es el problema con los mariscales de campo de esta clase de draft. Continúan probando que son consistentemente inconsistentes. Mike Glennon de North Carolina State mostró un brazo fuerte, pero fue inconsistente lanzando. Ryan Nassib de Syracuse no mostró un brazo fuerte y no se movió. E.J. Manuel de Florida State podría ser el próximo Colin Kaepernick, pero necesitará de alguien dispuesto a esperar en lo que se desarrolla. Tyler Wilson de Arkansas estaría entre los mejores pasadores del domingo, pero necesita más trabajo. Landry Jones de Oklahoma luce como un mariscal de campo que tiene dificultades para pasar de una formación escopeta a un sistema bajo centro.

¿Dónde se quedan equipos como los Arizona Cardinals, Kansas City Chiefs, y los demás que requieren un pasador? El show de pasadores de este domingo podría reabrir pláticas de canje por pasadores. Podría obligar a los Chiefs a pensar en un canje por Alex Smith. Podría obligar a equipos como los Jacksonville Jaguars y New York Jets investigar la disponibilidad del pasador de los Seattle Seahawks, Matt Flynn. También mostró que clubes como los Buffalo Bills y Philadelphia Eagles probablemente hicieron lo correcto quedándose con un pasador del año pasado. Tras dos años de mariscales de campo emocionantes, la NFL sigue esperando que este grupo mejore.

3. La del "Honey Badger" fue la segunda conferencia de prensa más anticipada del Combinado. El ex esquinero de LSU, Tyrann Mathieu, subió al podio el domingo para tratar de explicar sus problemas fuera del campo en la universidad. Un par de incidentes con drogas y un arresto llevaron a Mathieu a ser echado del equipo. Un posible talento de primera ronda, el Honey Badger llegó a Indy esperando convencer a un equipo a seleccionarlo en la segunda o tercera ronda. "Primero que nada, quiero que sean capaces de confiar en mí", explicó Mathieu. "Me hago responsable de todo lo que he hecho, y en este año pasado ha sido difícil. Al final del día, quiero que sepan que soy un jugador de fútbol americano. Quiero ser un gran compañero de equipo y quiero ser el mismo líder fuera del campo que sé puedo ser fuera de él". Mathieu dijo que ha ido a rehabilitación, que tiene un consejero y hasta un tutor. "Estoy rodeado de personas que hacen lo que quiero ser, y eso es ser un jugador de fútbol americano profesional", explicó. "Creo que los últimos meses han sido bastante buenos para mí". Dijo que jugadores como Patrick Peterson, Darrelle Revis, Morris Claiborne y Corey Webster forman su sistema de apoyo. Es un grupo fuerte. Aparentemente, ya entendió.

4. El esquinero de Alabama, Dee Milliner, no está sano pero está confiado. Milliner es considerado el mejor esquinero de este draft, pero tiene un problema. Tiene una lesión en el hombro y requiere de cirugía. Pero pospuso su intervención hasta el 12 de marzo para poder correr y hacer todos los ejercicios en el Combinado. Merece una aspirina y una medalla. Cree que sufrió la lesión en el juego frente a Texas A&M. "No quería quedarme fuera del Combinado y el pro day, y luego que ustedes se imaginaran cosas", dijo Milliner. Quería dar un espectáculo, pensando que aún podía correr y mover el brazo. Lo que gusta de Milliner es su confianza y personalidad. Un reportero le pidió que respondiera a los analistas que consideran carece de atleticismo de élite y velocidad final de primera. "Miren el Combinado de la NFL", dijo. "Es otra de las razones por las que quería venir al Combinado a hacer los ejercicios". Sobre el resto de las preguntas sobre sus habilidades, Milliner dijo, "Miren el Combinado". Estaremos viendo el martes.

5. No hubo un corredor de primera ronda sobre el campo este martes. El corredor de Alabama, Eddie Lacy, es considerado el único corredor que podría recibir consideración de primera vuelta, pero no trabajó en el Combinado por una lesión en la pantorrilla. La buena noticia es que 33 de los otros 37 corredores invitados corrieron el domingo. La mala noticia es que no son muy rápidos. Un total increíble de 28 corredores lo hicieron con un tiempo de 4.5 segundos o superior en las 40 yardas. Giovani Bernard de North Carolina, un posible recluta de segunda vuelta, no se perjudicó con un tiempo de 4.53 pero corredores destacados como Montee Ball de Wisconsin (4.66), Stepfan Taylor de Stanford (4.76), Joseph Randle de Oklahoma State (4.63) y Le'veon Bell de Michigan State (4.6) no se ayudaron demasiado. El tackle de Oklahoma, Lane Johnson, corrió en 4.72 segundos el sábado. Eso fue más rápido que nueve corredores. Eso asusta. No quiere decir que muchos de esos corredores no puedan conseguir las yardas. Simplemente significa que no hay muchos jugadores explosivos llegando a la liga este año. Onterio McCalebb de Auburn fue el corredor más rápido del domingo con un tiempo de 4.34 segundos, pero es un recluta de ronda baja. Knile Davis de Arkansas tuvo un tiempo bueno de 4.37, pero también proyecta para rondas bajas. Esto podría empujar a los equipos hacia la agencia libre.


John Clayton es escritor exclusivo de la NFL para ESPN.com. Consulta su archivo de columnas.