Juego de especulaciones

14:35 ET
Actualizado el
Por Michael Wallace
ESPN.com
Los Heat extienden su racha ganadora sobre Cavaliers ganando por 109-105
LeBron James y Dwyane Wade lideraron la victoria de el Miami Heat sobre los Cleveland Cavaliers por 109-105, ampliando a 11 partidos la racha de victorias más prolongada en la temporada.Tags: deportes, basquetbol, nba, miami heat, cleveland cavaliers, final

MIAMI -- Cuando se consumieron los últimos segundos de la primera mitad del partido del domingo, el escolta Kyrie Irving de los Cleveland Cavaliers lanzó un tiro sin sentido desde el extremo opuesto de la cancha sólo para ver si podía acertarlo.

Los jugadores de la NBA suelen hacer esto por diversión.

Lanzan al final de los segmentos porque quieren tener la satisfacción de acertar, sin afectar su porcentaje de anotaciones como en un intento oficial.

Irving erró.

Pero no pudimos pasarlo por alto fácilmente -- al menos no con el impulso de LeBron James. Tan corto fue el tiro de 75 pies de Irving, que James atrapó el balón cerca del aro y clavó una volcada de revés en el aro de Cleveland, justo frente al banco de los Cavaliers.

Aquí viene la conspiración.

Parece haber una creciente especulación -- tanto dentro como fuera de los respetados círculos de prensa de la NBA -- de que una alianza James-Irving podría hacerse realidad si James decide no extender su contrato con el Miami Heat en el 2014 y regresar a Cleveland.

Por ahora, James se ríe de la idea -- como lo hizo después de la victoria del domingo por 109-105 sobre los Cavaliers cuando explicó su motivación detrás de la inofensiva conexión con Irving, una de las futuras superestrellas de la NBA, en el entretiempo.

"Oh, de Kyrie", dijo un James aparentemente fatigado, quien se animó cuando le preguntaron sobre su volcada en el tiro fallido de Irving. "Fue una extensión del fin de semana All-Star".

Exactamente una semana antes, James y Irving jugaron juntos en el equipo del Este que cayó ante el Oeste en Houston durante la primera aparición All-Star de Irving. Si tendrían buena química como compañeros de equipo en el mismo roster es una cuestión que James pasó por alto el domingo como un defensor desvalido.

"No puedo preocuparme, ya sabes, por especulaciones o rumores", dijo James después de que el Heat extendiera su racha ganadora más larga de la temporada a 11 partidos. "Mi único objetivo ahora mismo es ganar otro campeonato [en Miami]. Lo que estamos haciendo en la cancha ahora mismo es lo único que importa. Estamos jugando un buen básquetbol en este momento, tratando de ganar un campeonato. Así que, ya sabes, no puedo preocuparme por lo que dice la gente".

Fue otra noche en la que el Heat continuó la conversación al dejar que su mejor básquetbol de la temporada lo dijera todo. Y el mensaje parecía claro: En medio de la mejor temporada de su carrera, ¿por qué James se molestaría en considerar la posibilidad de alejarse del Heat una temporada y media antes de entrar en la agencia libre?

Por el momento, los tiempos no podrían ser mejores en Miami. Una noche después de haber terminado con un triple-doble durante una contundente victoria sobre los Philadelphia 76ers, James abrió el partido del domingo con una fuerte volcada y anotó 25 de sus 28 puntos durante los tres primeros cuartos. Luego, se benefició del lujo de tener a un rejuvenecido Dwyane Wade para ayudar en el cierre.

Cleveland convirtió un déficit de 20 puntos en la primera mitad en una ventaja de seis tantos hacia la mitad del último cuarto. Pero cuando James dio la primera señal de fatiga en semanas, Wade tomó las riendas para anotar 15 de sus 24 puntos en el último cuarto.

James tal vez no quiera molestarse en discutir lo que podría depararle el futuro, pero ciertamente aprecia el lujo presente.

"Simplemente estuvo en modo de ataque", dijo James sobre Wade, quien completó su mejor dupla de partidos de la temporada después de encabezar a su equipo con 33 puntos el sábado en Philadelphia. "Ejecutamos algunos esquemas y logramos hacerle algunos espacios muy buenos. Vi que tenía pique en su paso, así que aprovechamos la mano caliente. Y yo cambié para [marcar a] Kyrie y enfocarme en contenerlo tanto como fuera posible".

Wade no está listo para decir que el Heat está en su pico, pero ve al equipo avanzando metódicamente en esa dirección a medida que él mejora sus condiciones físicas y James mantiene su enfoque de láser.

"Cuando llega el momento de ganar, si eres es un competidor, tienes otra marcha", dijo Wade después de que Miami se acercara a una victoria este martes ante Sacramento de igualar su racha ganadora más larga desde el 2010. "A veces esa marcha se termina y a veces puedes seguir adelante. No queremos depender de [encender un interruptor], pero siempre es bueno tenerlo".

Igual que James, Wade también se niega especular demasiado sobre un futuro que podría -- o no -- incluir la ruptura de un núcleo que ha conducido al Heat a dos apariciones consecutivas en las Finales de la NBA y a un campeonato la temporada pasada. Pero como James, Wade y Chris Bosh tienen la posibilidad de optar por concluir sus contratos en el verano del 2014 para entrar en la agencia libre -- además de las sanciones tributarias más punitivas en el impuesto por lujo que probablemente serán necesarias para mantenerlos juntos -- varias preguntas persisten.

Y estas preguntas están empezando a filtrarse en los vestidores después de los partidos y las prácticas. Pero el Heat parece estar muy enfocado dentro y fuera de la cancha y no da lugar a muchas distracciones, ya sea una tonta polémica en la que está involucrado el rapero Lil Wayne o la amenaza de la agencia libre.

Un reportero con un fuerte acento extranjero le pidió a Wade después de la victoria del Heat en Chicago el jueves que respondiera a "los rumores de que LeBron quiere jugar con Kyrie" en Cleveland después de la próxima temporada.

La respuesta de Wade: "No te preocupes por los rumores".

Bosh decidió divertirse un poco con él.

"Bueno, Kyrie es un gran jugador", le dijo Bosh al reportero. "Pero estoy seguro de que va a estar bien".

El domingo sería la primera vez en la temporada que James ha respondido preguntas remotamente relacionadas con un regreso a los Cavaliers. Él abrió la puerta a esta posibilidad la temporada pasada durante una visita del Heat a Cleveland cuando sugirió que estaría abierto a la idea de jugar para los Cavaliers nuevamente en algún momento antes de que termine su carrera.

¿Simplemente fue amable para reparar su imagen?

¿O tiene algo planeado?

Nadie lo sabrá a ciencia cierta hasta dentro de al menos 17 meses. Tal vez ni siquiera el mismo James lo sepa.

Dio respuestas diferentes las tres veces que le hicieron preguntas tentadoras el domingo sobre temas relacionados con Cleveland.

¿La clavada en la primera jugada del partido fue una declaración?

"No", dijo James sin expresión. "Hice mi declaración en el 2003 cuando fui seleccionado en al draft".

El siguiente intento llegó un par de preguntas más tarde.

¿Enfrentarse a Cleveland ya es como un partido cualquiera?

"Sí," dijo James rotundamente.

El tercer intento finalmente consiguió la respuesta de que James sólo se preocupa por ganar otro título con el Heat.

James parece llevar a Miami por buen camino.

Al menos, no hay ninguna duda sobre eso.