Peña usaría sus 3 SS vs. Venezuela

17:14 ET
Actualizado el
Por Enrique Rojas
ESPNDeportes.com
Archivo

TAMPA, Florida -- República Dominicana tiene tres torpederos regulares de Grandes Ligas en su nómina para el Clásico Mundial y el manager Tony Peña está contemplando seriamente la idea de usarlos a todos al mismo tiempo en el partido inaugural del Grupo C contra Venezuela el jueves en Puerto Rico.

Ramírez
Ramírez
Reyes
Reyes
Aybar
Aybar
El deslumbrante roster quisqueyano incluye a los torpederos José Reyes, de los Azulejos de Toronto; Hanley Ramirez, de los Dodgers de Los Angeles, y Erick Aybar, de los Angelinos de Los Angeles , quienes suman contratos por más de $210 millones de dólares y acumulan una pila de trofeos y lideratos en sus carreras.

"Me gustaría tenerlo a los tres al mismo tiempo contra Venezuela, es algo que he barajado desde hace un par de semanas", dijo Peña a ESPNdeportes.com el miércoles. "La ventaja que tengo es que los tres me han dicho que están dispuestos a jugar como sea mejor para el equipo, lo que me quita presión para lo que planeo", agregó.

Reyes, un cuatro veces Todos Estrellas y campeón de bateo de la Liga Nacional en el 2011, está sembrado como el torpedero abridor en la alineación del jueves.

Peña debate la idea de usar a Ramírez o Aybar en tercera base y el puesto de bateador designado. Lo ideal sería poner a Ramírez en la esquina caliente, pero los Dodgers no están entusiasmados de verlo en otra posición diferente a la número seis, aunque aparentemente cedieron en ese sentido.

"Puede ser, con Hanley Ramírez en tercera base, tendríamos más profundidad en la alineación", dijo Peña. ¿Y Aybar, podría abrir en tercera base?. "Estos muchachos pueden jugar en donde sea y lo mejor es que tienen la disposición para hacerlo", dijo el manager.

El martes, cuando Dominicana enfrentó a Filadelfia en un partido de exhibición, Reyes abrió en el campocorto y Ramírez de designado y Aybar entró posteriormente como torpedero. El miércoles, contra los Yankees de Nueva York, Aybar abrió en el campocorto y Ramírez en tercera base, para mudarse a posición seis a mediado de juego.

Ramírez, un tres veces Todos Estrellas y campeón de bateo de la Liga Nacional en el 2009, jugó en tercera base el año pasado cuando los Marlins de Miami adquirieron a Reyes. Regresó a su posición natural cuando fue cambiado a los Dodgers en julio.

Aybar, el más joven la trilogía, fue el ganador del Guante de Oro en el campocorto de la Liga Americana en el 2011.

Si Peña ejecuta su plan, ello significaría que el veterano Miguel Tejada se quedaría en la banca. Tejada, quien ha jugado campocorto la mayor parte de su carrera, está señalado para jugar en la tercera base en la primera ronda del Clásico Mundial debido a la ausencia de Adrián Beltré, quien dijo hace dos días que podría integrarse al equipo de su país si lograra avanzar a la segunda ronda.

Tejada bateó cuatro imparables, impulsó dos carreras, anotó dos veces y fue el único que jugó las nueve entradas en la victoria de República Dominicana 15-2 ante los Filis de Filadelfia el martes en Clearwater. Incluso después de esa gran actuación, Tejada dijo que no tendría problemas para quedarse en la banca en el primer juego.

"Soy un soldado y hago lo que diga el jefe", dijo Tejada, quien busca un puesto como sustituto del cuadro de los Reales de Kansas City. "Aquí estamos para ganar un campeonato, no para buscar glorias individuales", agregó el seis veces Todos Estrellas de Grandes Ligas.


Enrique Rojas trabajó como analista de béisbol del programa de televisión "Súper Deportes" de Santo Domingo y fue corresponsal de Associated Press (AP) en la República Dominicana. Actualmente, es columnista de ESPNdeportes.com y de ESPN.com. Además es uno de los conductores del programa "Zona ESPN Nueva York" de ESPN Radio Nueva York 1050 AM, columnista de ESPNdeportes.com y de ESPN.com y reportero ocasional de SportCenter Si tienes algún comentario, puedes escribirle a Enrique Rojas o puedes seguirlo en Twitter. Por favor lee este aviso legal antes de enviar tu comentario. Consulta su archivo de columnas.