Puños de acero, manos de joyero

17:13 ET
Actualizado el
EFE

Gamaliel Díaz
MexsportsGamaliel Díaz enfrentará a Takashi Miura en abril
MÉXICO -- El mexicano Gamaliel Díaz, quien expondrá por primera vez su título de campeón wúper pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) el 8 de abril en Japón, ya vislumbra su futuro como un experto trabajador de joyería.

Díaz, de 32 años, se enfrentará al japonés Takashi Miura en Tokio, la misma ciudad en la que venció en octubre pasado a Takahiro Ao para conquistar el título de la categoría wúper pluma.

"El título me llegó en la mejor etapa de mi carrera, estoy maduro como boxeador y persona, siempre tuve confianza y fe en mi trabajo y eso fue lo que me ayudo a aguantar los momentos difíciles", dijo Gamaliel a Efe.

A Díaz, quien registra 37 triunfos, 17 por la vía rápida, nueve derrotas y dos empates, lo veían como un boxeador que iba de salida, pero "con dedicación, trabajo y perseverancia me coroné, ya que nunca dejé de pelear por mis sueños".

El mexicano asegura que se prepara para "permanecer el mayor tiempo posible como campeón del mundo" ya que sabe que el boxeo no será para siempre aunque por ahora los guantes ocupan toda su atención.

"Esperemos que el día de mañana, que ya no esté en el boxeo podamos invertir en buen negocio que Dios me ilumine y hacer un buen negocio", dice Gamaliel y recuerda que ya estuvo al frente de una joyería.

"Aunque ahora estoy dedicado al cien por ciento al boxeo antes estuve al frente en una joyería, he trabajado los metales, se soldar oro y plata y he fabricado anillos sencillos, no muy elaborados", cuenta.

El negocio está cerrado por ahora, pero cuenta que si su camino está en trabajar el oro y la plata "ahí estaremos el día de mañana".

Asegura tener la experiencia suficiente para trabajar como orfebre en un local que ya posee en ciudad Nezahualcóyotl, un municipio del estado de México que colinda con la capital mexicana.

Díaz, a quien apodan 'El Plátano', viajará a fin de mes a Japón, para enfrentarse a Miura, quien tiene 24 victorias, 18 antes del límite, dos derrotas y dos empates: "Es la cuarta pelea que haré en Japón y me veo saliendo con la mano en alto".

"Sé que hay una fila enorme de retadores levantado la mano para pelear por el título y me quieren derrocar, pero para eso me preparó a conciencia porque eso me llevará conservar el cinturón", reveló.

Además del esfuerzo en los entrenamientos y la motivación, Díaz tiene en la sencillez y la humildad su mejor vía para mantenerse con "los pies en la tierra".

"Aunque soy campeón mundial yo sigo siendo la misma personas, con la responsabilidad de ser campeón del mundo, pero que no pierde el piso porque sé que la caída sería más fuerte y dolorosa", finalizó.