Lugano confía en que clasificarán

Actualizado el 19 de marzo de 2013
EFE

Diego Lugano
APEl capitán uruguayo piensa en la Copa del Mundo
MONTEVIDEO -- El capitán de la selección uruguaya de fútbol, Diego Lugano, afirmó el martes que pese a la presión que sufre el equipo y los malos resultados obtenidos en las Eliminatorias del Mundial de 2014, la Celeste estará en Brasil porque tiene "estrategas, jugadores, y sobre todo, mística".

En declaraciones ante la prensa tras el entrenamiento del equipo charrúa en Montevideo previo a los encuentros ante Paraguay y Chile en la próxima jornada de las Eliminatorias, el defensor del Málaga español reconoció que en este momento "cada partido tiene aire a final", algo que "siempre fue así para Uruguay".

"Presión y más presión. Quedan siete finales y tenemos que conquistar puntos en casa y afuera. Estoy convencido, Uruguay va a estar en el mundial, porque cuenta con estrategas, jugadores y sobre todo mística. Uruguay no sé cómo, esperemos que con tranquilidad, pero si no es así, igual clasifica", afirmó Lugano.

De cara al choque con Paraguay, vaticinó que los guaraníes vendrán a Montevideo "a jugarse la vida como haría cualquiera" y que el cotejo "será duro y parejo, como todos los partidos ante ellos".

Los celestes, con 12 puntos, ocupan la quinta posición en la clasificación mientras que los paraguayos son colistas con 7.

Para Lugano, la victoria ante Paraguay será importante para que el equipo retome la senda del triunfo, y consideró que con "cuatro puntos ganados en estas dos fechas" Uruguay se sentiría "satisfecha" y cómoda en la tabla.

"Pero hoy no podemos pensar en eso. Hay que enfocarse en Paraguay, en cómo quedarnos con los tres puntos que nos darían gran tranquilidad y confianza, para luego sí viajar a Chile en busca de dar un golpe importante. Pero hoy es fundamental para nosotros retomar la senda de los triunfos ante Paraguay", añadió.

Lugano también apuntó que las eliminatorias están siendo "casi imposibles de analizar" y que están siendo "súper competitivas", solo con Argentina despegada del resto y con Colombia que "está muy bien y camino a Brasil".

En lo personal, el defensor dijo sentirse "muy bien" en el Málaga, equipo al que llegó en enero tras dejar el PSG francés por falta de juego y dijo haber logrado su objetivo de tener "continuidad para no perder rodaje y llegar en las mejores condiciones a la selección".

"Hoy, futbolísticamente estoy en buen nivel y me encuentro muy tranquilo ya que llego en gran forma a este partido", culminó.