La pesadilla llamada San Pedro Sula

10:58 ET
Actualizado el
Por Julio González
ESPNDeportes.com

MexsportEl estadio olímpico de San Pedro Sula ha sido escenario de malos resultados para el Tri mexicano
Para la Selección Mexicana de fútbol, jugar partidos de eliminatoria mundialista en Honduras se ha convertido en su tarea más lastimosa. Más difícil que enfrentar a las otras selecciones de la región, incluyendo Estados Unidos. Más desafiante que jugar contra las selecciones de Argentina y Uruguay. Más adverso que hacerlo contra Brasil y Francia.

Jugar en San Pedro Sula, ciudad sede del partido de la segunda jornada del hexagonal final de la CONCACAF rumbo a Brasil 2014, se ha vuelto una pesadilla, un mal recuerdo de sacudidas internas y de directores técnicos que perdieron su trabajo luego de tropezar en el hostil fortín catracho.

El equipo de México se presentará este viernes en la tierra donde más trabajo le cuesta jugar bien. En partidos oficiales, el 'Tri' acumula cuatro derrotas consecutivas en San Pedro Sula, con un balance de 3 goles anotados y 9 recibidos. Es por esta racha negativa que México tiene saldo histórico perdedor en sus visitas a Honduras para partidos de eliminatoria mundialista: 2 ganados, 2 empatados y 4 perdidos, además de una victoria en un juego de Copa CONCACAF (hoy Copa Oro) en 1967. En total, México tiene 10 goles a favor y 11 en contra.

Las dificultades mexicanas en Honduras han incluido mala puntería, como cuando Hugo Sánchez falló una ocasión clara de gol en el partido decisivo del premundial de 1981 en Tegucigalpa, costándole a México no avanzar a España 1982; decisiones arbitrales groseras como el penalti señalado contra la defensa azteca en 1996 para un triunfo catracho de 2-1 que cambió la tendencia histórica entre ambos equipos, y terribles errores en la zona defensiva, como el autogol de Ricardo Osorio en el 1-0 de la eliminatoria para Sudáfrica 2010.

Y no se puede olvidar, en este último compromiso, la bochornosa petición del portero mexicano Oswaldo Sánchez al delantero David Suazo de que ya no los atacaran más, que el juego estaba decidido, pues otra anotación de los locales podía dejar a México fuera del hexagonal final.

Los malos resultados mexicanos en Honduras en los últimos procesos mundialistas han llevado a algunos observadores a afirmar que el 'Tri' subestima a los rivales de la zona y que juega mejor contra selecciones de mayor calibre, mientras que en el país centroamericano se han atrevido a publicar que la Selección Mexicana "se arruga" cuando juega allá. Los jugadores mexicanos de varios procesos mundialistas han indicado que la hostilidad del público, las canchas en pésimas condiciones, los arbitrajes localistas y, en general, los errores propios, han sido las razones de esos resultados negativos.

EL GRAN FRACASO DE 1981
México sufrió en Honduras uno de sus más grandes fracasos deportivos. Fue en el torneo clasificatorio de 1981 en Tegucigalpa rumbo al Mundial de España '82. México, dirigido por Raúl Cárdenas, había tropezado contra El Salvador (0-1) y entonces llegaba al partido final del torneo contra la selección anfitriona --ya calificada--, con la obligación de ganar para calificar. México dominó aunque no tuvo muchas oportunidades. Hugo falló la más clara cruzando demasiado su remate de zurda y más tarde su vistosa chilena también salió desviada. Con el 0-0, El Salvador se unió a Honduras en la Copa del Mundo.

"Me da mucho pesar que México haya quedado fuera del Mundial", dijo el defensa catracho Jaime Villegas a la prensa. "Creo que les faltó coraje, garra y amor propio".

Rumbo al Mundial de Estados Unidos 1994, México jugó dos veces en territorio hondureño. La primera fue en la fase de grupos, en diciembre de 1992, con César Luis Menotti como director técnico, antes de que las disputas por el poder en la Federación Mexicana de Fútbol forzaran su desafortunada salida del cargo. Nicolás Suazo remató de cabeza el centro de Dolmo Flores para adelantar a los de casa. Paco Uribe empató en un contrarremate tras el error del portero Wilmer Cruz en un tiro libre de Marcelino Bernal para el 1-1.

Cinco meses después, en el cuadrangular final para definir al ganador del boleto de la región, el 'Tri' ganó de manera contundente en la capital catracha. Alberto García Aspe hizo pagar temprano el juego violento de los de casa al cobrar un tiro libre y sacudir las redes. El gol fue uno de los mejores en la carrera del 'Beto', al sacar un bombazo casi desde una de las bancas con poco ángulo del arco. Aunque el entrenador mexicano Miguel Mejía Barón fue expulsado, su equipo definió el juego con más golazos: uno de Luis Flores en magistral tiro libre al ángulo y más tarde definición perfecta de Luis García en remate lejano de zurda tras bajar un pase de Hugo Sánchez. Juan Flores descontó, pero otro tiro libre, ahora de Ignacio Ambriz, fue enviado a las redes por el central Richardson Smith en desafortunado cabezazo para el 1-4.

MexsportLa afición ha jugado un papel importante en duelos entre Honduras y México
GOLPE EN EL MORAZÁN
Pero las cosas cambiaron en el siguiente proceso mundialista, rumbo a Francia 1998. Bora Milutinovic dirigía a México en la visita de la fase de grupos en septiembre de 1996. Honduras ya había dejado Tegucigalpa para regresar a San Pedro Sula, donde por cierto México le había ganado rumbo al Mundial de Inglaterra 1966 bajo el mando de Ignacio Trelles, gracias a la anotación de Isidoro Díaz.

La historia fue distinta esta vez. México se paró muy mal en la cancha del Estadio General Francisco Morazán y su defensa fue continuamente superada por la velocidad de los locales. El entonces joven atacante Carlos Pavón empezó a escribir su historia como gran goleador y verdugo de la selección azteca al anotar en remate de zurda tras la descolgada de Amado Guevara. México empató por conducto de Ramón Ramírez en un desborde por su banda izquierda cuando su tiro al arco botó sobre la raya justo cuando un defensor intentaba despejar. La jugada fue precedida de una aparente mano del lateral mexicano. Pero poco después, Eduardo Bennett cayó al suelo al perder la pelota ante Pável Pardo y Claudio Suárez y se marcó un penalti que el propio Bennett convirtió con potente disparo que venció a Jorge Campos para el 2-1.

México avanzaría eventualmente calificaría al Mundial pero de todos modos Bora dejó el cargo y Manuel Lapuente tomó las riendas con buenos resultados en Francia 1998.

ADIÓS A MEZA Y ERIKSSON
Quienes sí fueron cesados directamente después de haber perdido en Honduras fueron Enrique Meza y Sven-Goran Eriksson. El 'Profe' ya no pudo sobrevivir al 3-1 en el Estadio Olímpico Metropolitano en junio de 2001, cuando Pavón ofreció una noche espectacular con su 'hat trick'. México venía de perder ante Costa Rica en el 'Aztecazo' y el cambio de timonel era exigido. Cabe mencionar que Honduras perdió tres de sus cinco partidos como local en ese hexagonal final pero aun así le pasó por encima a México. Javier Aguirre relevó a Meza y rápidamente le dio vida al equipo con una victoria contra Estados Unidos.

Los equipos no se enfrentaron rumbo a Alemania 2006, pero en el camino a Sudáfrica 2010 el saldo fue rojo para México en sus viajes a San Pedro Sula. Primero, en la fase grupal en noviembre de 2008, Osorio envió la pelota a sus propias redes en un centro por la derecha en el segundo tiempo. Eriksson quedó mal parado tras el resultado, ensuciado por las expulsiones de Gerardo Torrado y Carlos Vela en los minutos finales.

Cinco meses después, ya en el hexagonal final, las cosas fueron peores. Carlo Costly, un espigado atacante que vivió desde su adolescencia en México, anotó dos veces y Pavón agregó un tanto en el 3-1 que le costó el trabajo al técnico sueco. Igual que ocho años antes, Aguirre fue llamado al rescate y si bien perdió en su primer juego, compuso el camino y logro el boleto.

México vuelve a Honduras. Va otra vez presionado por un mal resultado previo, el empate en casa contra Jamaica. ¿Podrá romper la racha de cuatro derrotas y recuperarse o seguirá siendo San Pedro Sula una pesadilla?