No se para más

Juve le ganó a domicilio a Inter y ya nadie debería quitarle su segundo título al hilo

Actualizado el 30 de marzo de 2013
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPN.com
Archivo
Juve venció a Inter y es más líder que nunca
Con goles de Quagliarella y Matri, Juventus venció 2-1 a Inter y cimentó su ventaja en Serie A. Palacio hizo el descuento.Tags: serie a, juventus, inter
Lista de videos video

Alessandro Matri
EFEMatri seguirá gritando goles, pero en Milán
ROMA -- El hecho parecía inevitable ya unas cuantas fechas atrás y la trigésima jornada de la "Cátedra de la Táctica" no hizo más que ratificar nuestras impresiones: Juventus se está cosiendo este Scudetto en el pecho y, a esta altura, ya nadie debería impedirle la conquista de su segundo título consecutivo.

En efecto, la Vieja Señora superó un complicado desafío de visita a Inter y ahora son muy pocos los partidos en los que podría perder puntos, en los ochos turnos que le quedan al campeonato.

Discurso parecido el de Nápoli, que mantuvo la segunda plaza y puso ocho unidades entre sí y el cuarto, que le dan cierta tranquilidad de terminar el torneo cuanto menos tercero.

Milan, en cambio, no debe estar tan tranquilo, porque tendrá un fíxture muy duro en las próximas fechas y así como puede rebasar al Burro, deberá cuidarse de los ataques de Fiorentina, su adversario en la fecha que viene, de Lazio y de Inter; si bien los nerazzurri dependen mucho del match que deben recuperar ante Sampdoria, en el que están obligados a ganar.

En el fondo, importante reacción de Palermo, que se puso a distancia de tiro desde la zona permanencia gracias a un triunfo casero ante Roma, que por su parte se despide de la Champions.

Genoa y Siena no fueron más allá de un empate en el Marassi, que tuvo el poder de dejarlos a ambos aún muy en juego, pero también de introducir nuevamente a los sicilianos en la pelea, que ahora será entre tres.

UNA GRAN CONFUSIÓN
Hay fechas en las que se sacan mejores indicaciones analizando únicamente los resultados más que el juego visto sobre las canchas y, sin dudas, esta es una de aquellas.

El hecho es que, por una razón o por otra, hubo mucha confusión y no estuvo para nada fácil interpretar los partidos. A comenzar por Inter vs. Juventus, un desafío apasionante y bien jugado por ambos cuadros, pero totalmente arruinado por el pésimo arbitraje de Rizzoli, en nuestra opinión uno de los peores referís del país.

En efecto, el juez del "derby de Italia" no cobró dos claros penales para Juventus y, en el complemento, "no vio" otros tantos para los nerazzurri. A eso le sumó una incomprensible administración de las tarjetas y una serie de decisiones contradictorias. Todo eso no hizo que poner nervios en un partido ya bastante picante y, de alguna manera, "embarró" el juego.

De todas maneras ganó el mejor, no hay dudas: la Vieja Señora fue más porque jugó con una idea de juego clara y una precisa identidad, mientras que los milaneses demasiadas veces cambiaron y se ajustaron intentando acomodarse como mejor podían en la cancha.

Además, otra vez más, como suele pasar en los partidos de alto nivel de la Serie A, la diferencia la marcó la defensa y, en eso, los bianconeri no podían que ser mejores, considerando que cuentan con la mejor retaguardia del torneo, que concedió menos de la mitad de los goles concedidos por Inter, 19 a 39.

Ahora en el fíxture quedan apenas un par de partidos difíciles, ante Lazio primero y Milan después, así que luce realmente imposible que la Juve pierda diez puntos respecto a Nápoli que, por su parte, difícilmente los ganará todos.

Respecto al Burro, como decíamos poner ocho puntos entre sí y Fiorentina, el actual cuarto, significa asegurarse de manera casi definitiva un acceso a la Champions League. Ahora la tarea sigue siendo la de defender la segunda posición, pero en eso cuenta con un programa más accesible respecto a su directo rival, el Diávolo, si bien el enfrentamiento directo contra los rossoneri deberá jugarlo en San Siro.

La única cosa que vale la pena sacar del 5 a 3 de los celestes de visita a Torino es la reacción, el orgullo, y la capacidad de meterle cinco goles a domicilio a un cuadro equilibrado como el granate. Por el resto, que en un match como ese se hayan anotado ocho tantos y que Nápoli, por su parte, haya concedido tres goles a pesar de ponerse dos veces en ventaja, resulta simplemente incomprensible.

El fútbol es así y eso hace de este deporte el más bello y apasionante del mundo, pero sin dudas el encuentro se vio muy condicionado por los muchos jugadores celestes que regresaron muy tarde de sus respectivos partidos con los seleccionados, lo que obligó a Mazzarri a ponerlo en el banco a Cavani. Ojo, el hecho terminó siendo "positivo": el Matador entró y resolvió el match con dos buenos goles.

Milan, en Chievo, debía ganar y eso hizo. Obtuvo los tres puntos con lo mínimo en todos los sentidos, tanto en el resultado como en el juego, pero resulta muy difícil juzgar también este encuentro, puesto que se jugó en una cancha en pésimas condiciones. Al riesgo de parecer repetitivos, nos preguntamos como haría Barcelona a jugar en una cancha como esa. El Diávolo, sin lamentarse, jugó con inteligencia y orden táctico y lo ganó con pelota parada, clásico recurso en ese tipo de partidos.

Esta vez Balotelli no anotó pero fue igualmente determinante, porque se ganó muchos tiros libres y se encargó de ejecutar cada uno de ellos, casi todos desde los 25 y pico metros. Impresionante, vale la pena subrayarlo, la precisión del delantero, quien siempre puso el balón entre los palos, por encima rematando con potencia.

¿SÓLO EUROPA LEAGUE?
Los triunfos de Nápoli y Milan parecen poner un punto final a las esperanzas de Fiorentina, Lazio e Inter, si bien los rossoneri tendrán, como dicho, un fíxture muy complicado y no les será fácil mantener las distancias, a comenzar por la próxima jornada en la que visitarán a los violetas.

El Giglio tiró una ocasión realmente de oro en Cagliari, porque podía mantener los tres puntos de distancia desde el Diávolo y así jugarse la tercera plaza en su cancha, la semana que viene. En cambio, en el Is Arena protagonizó uno de los peores partidos del campeonato e inevitablemente cayó, máxime porque encontró en su camino a un Cagliari aguerrido y muy bien parado.

Obviamente los violetas se juegan todo en ese enfrentamiento directo, pero la impresión es que más allá de como vaya ese juego, difícilmente lograrán recuperarle siete unidades a Milan.

Mismo discurso para Lazio, que por su parte le ganó a Catania en un partido más complicado de lo debido, puesto que a pesar de su total dominio se encontraba abajo en el marcador, sin encontrar la manera de vencer la retaguardia rival. Luego ingresó Klose y, sin participar a ninguna de las jugadas claves, pero con la fuerza de un talismán indio, el alemán infundió confianza en sus compañeros, quienes metieron dos tantos y regresaron al triunfo.

El Águila tiene lo necesario para poder protagonizar un buen final de temporada, pero parece imposible que remonte ocho unidades, tanto porque su camino será muy complicado cuanto, especialmente, porque los albicelestes están muy concentrados en Europa League, competición que ya "exigió" su sacrificio y que sin dudas seguirá haciéndolo, que el equipo logre seguir el camino o no.

Inter, por su parte, es el equipo que quizás tiene el camino más fácil para poder remontar algún punto, pero hay que considerar que, como primera cosa, los nerazzurri deben absolutamente vencer el match ante Sampdoria si quieren tener aún chances y, además, que sin dudas perderán energías anímicas y físicas en la vuelta de la semifinal de Copa Italia ante Roma.

En este marco, Stramaccioni debería plantear un "rush final" que le apunte a asegurar un puesto en Europa League, más que a seguir persiguiendo la Champions. Algo a lo que está obligado Roma, que le dijo adiós a sus sueños de gloria con una performance pésima, y la consecuente derrota, en Palermo.

El espectáculo ofrecido por los giallorossi en el Barbera confirma lo que venimos diciendo hace tiempo, es decir que en la capital pueden seguir comprando y vendiendo jugadores y cambiando técnicos, pero nada cambiará realmente si no se "sana" un ambiente poco profesional y con demasiados problemas y murmullos.

TRES POR UNO
Respecto a los rosanegros, hay que decir que su aporte en esta jornada fue brillante. En nuestra opinión, más allá del enorme trabajo de Sannino (quien nunca hubiese debido ser echado, por encima tan temprano), lo que marcó diferencia fueron las palabras del Presidente, que declaró que ya consideraba al equipo retrocedido.

Sin dudas esa declaración quitó presión en el ambiente y, al mismo tiempo, produjo una reacción de orgullo, de manera que finalmente el plantel puso sobre el césped lo que tiene. Si sigue así, sus chances de salvarse son bastante altas, especialmente porque Genoa y Siena van frenando.

Esos dos cuadros, como decíamos anteriormente, no fueron más allá de un empate: ambos buscaron el triunfo, pero ninguno de los dos supo merecérselo, probablemente porque ambos tenían más miedo de perder que ganas de vencer.

En efecto, los dos tuvieron la culpa de no saber administrar la ventaja si bien, en ese contexto, lo peor lo mostró el Grifo, primero porque dispone de una calidad sin dudas superior a la de Siena y, segundo, porque jugaba en casa y con la "tranquilidad" de mirar a su rival desde arriba para abajo.

De todas maneras, como decíamos, los dos cuadros lucen cansados y con los nervios destruidos. La pelea es´ta al rojo vivo y seguramente los tres lucharán hasta el final. Pero nuestro pronóstico los ve algo peor a los xeneizes mientras que ponemos con algún crédito más a Palermo, simplemente porque tenemos gran respeto y fe en su entrenador.

LOS NÚMEROS
Hubo tres empates en esta trigésima jornada de la Cátedra de la Táctica, dos de los cuales sin goles, lamentablemente. Sin embargo, el 5 a 3 de Nápoli contra Torino, más allá de fijar en cuatro los triunfos internos y tres los externos, compensó la carencia de goles en otros desafíos.

En efecto, en total se realizaron 27 anotaciones en esta fecha, 15 locales y 12 visitantes, lo que nos deja con un promedio prácticamente perfecto de 2.7 tantos por enfrentamiento.

Curiosamente hubo una sola figura de la cancha hispanoamericana, Mauricio Pinilla en el match entre Cagliari y Fiorentina, pero se contaron nada menos que 8 goles latinos hispanohablantes, lo que dibuja claramente el buen aporte latino al campeonato. Dos los anotó el delantero chileno del equipo sardo, uno de penal, mientras que los otros goleadores fueron: Edinson Cavani (doblete), Juan Cuadrado, Mariano Izco, Rodrigo Palacio y Gabriel Paletta.

Respecto a los "Capoccanonieri", su dos centros le permiten al Matador sumar un total de 22 y ser así cada vez más líder de esta tabla, puesto que Stephan El Shaarawy se quedó segundo aún con 16. Antonio Di Natale falló la chance de atraparlo al Faraón, puesto que erró un penal y así se quedó tercero con 15.

LA PRÓXIMA FECHA
Antes que todo, recordamos que el miércoles 3 de abril, a las 12:30 ET, Sampdoria recibirá en el estadio Marassi de Génova a Inter, para recuperar el partido de la fecha anterior, la vigésimo novena, que no pudo jugarse por cuestiones de seguridad pública, debido a las condiciones climáticas.

La jornada que viene, en cambio, la trigésimo primera de la Serie A, se abrirá el sábado 6 a las 12 ET, en el Juventus Stadium, en donde la Vieja Señora recibirá al colero Pescara, para seguir a las 14:45 con el desafío del Dall'Ara entre Bologna y Torino.

El domingo se abrirá a las 6:30 ET con Fiorentina vs. Milan, en el Franchi de Florencia, para seguir dos horas y media más tarde con el siguiente fíxture: Catania vs. Cagliari (Massimino), Sampdoria vs. Palermo (Marassi), Siena vs. Parma (Franchi) y Udinese vs. Chievo (Friuli).

Doble desafío nocturno, con Inter vs. Atalanta (San Siro) y Nápoli vs. Genoa (San Paolo), ambos en programa, como de costumbre, a las 14:45 ET.

La fecha se cerrará 24 horas más tarde, cuando el lunes 8 de abril Roma "recibirá" en el hermoso estadio Olímpico de esta capital a Lazio para jugarse el "derby romano", uno de los más apasionantes clásicos del campeonato italiano.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.