Mou: "Fui honesto con Casillas"

14:17 ET
Actualizado el
EFE

MADRID -- José Mourinho, técnico del Real Madrid, aseguró que ha sido "honesto" con su capitán Iker Casillas, a quien, recuperado de su lesión en la mano izquierda, dejó por segunda vez fuera de la convocatoria, y no quiso confirmar que no ha hablado con él para preguntar por su estado ni comunicarle sus decisiones.

"Considero que sí he sido honesto", respondió Mourinho cuando fue preguntado directamente si la honestidad que pide a sus jugadores la ha tenido él con el capitán madridista.

Mourinho y Casillas
EFEMourinho y Casillas, cada vez más lejos

"Está entrenando bien y tiene que continuar trabajando bien. Esperar que llegue su oportunidad", fue su respuesta al panorama actual de Casillas que se ha quedado fuera nuevamente de la lista de convocados de Mourinho para enfrentarse al Galatasaray en cuartos de final de Liga de Campeones.

El técnico portugués admitió que la mala racha de encadenar siete partidos consecutivos encajando goles lo achaca "al rendimiento del equipo" y afirmó que quien dedica una sola crítica a su portero titular, Diego López, es porque "no es imparcial".

Mourinho elevó el bien del club por encima de todo en la previa del partido de ida de cuartos de final ante el Galatasaray en el estadio Santiago Bernabéu, incluido su futuro que una vez más dejó en el aire y no zanjó los rumores sobre su marcha a final de temporada.

"No soy importante, los resultados y el Real Madrid es lo más importante. La única cosa importante es el club, no yo ni mi futuro. Intento ayudar al club a cumplir los objetivos, este año tenemos dos posibles porque la Supercopa era un objetivo pequeño", dijo.

"Tenemos la final de copa por jugar y la Champions para intentar hacerlo lo mejor posible y terminar la temporada de un modo adecuado a la dimensión de este club. A final de temporada ya se verá lo que va a pasar pero lo importante es el Real Madrid", añadió.

El deseo de Mourinho es poder llevar a su equipo a la final de Wembley, después de dos años consecutivos quedándose a las puertas, eliminados en semifinales. Hoy recordó el crecimiento del equipo desde su llegada.

"Sólo hay una motivación más grande que llegar a la semifinal, la de acceder a la final. Sabemos el club al que defendemos y la historia del Real Madrid en esta competición, nueve Champions son muchas. El club ha pasado por una fase sin éxito con eliminaciones consecutivas en cuartos de final y luego entramos en la fase del casi, dos semifinales pero perdidas. Queremos pasar del casi a la realidad", afirmó.

Para ello, el Real Madrid tendrá que seguir mejorando en esta temporada. Mourinho admite que "no ve al equipo mejor que el año pasado", cuando cayó en la tanda de penaltis ante el Bayern de Múnich.

"Esta temporada la Champions ha sido extraña porque hemos jugado la fase de grupos más complicada y nos dejó en una situación difícil en octavos de final. Conseguimos superar a un candidato eterno a ganar la competición como el Manchester y estamos igual que los otros siete que pueden ganar el título. No veo al equipo peor que el resto", avisó.

No aceptó el técnico portugués el papel de favorito ante el Galatasaray, recordó sus éxitos cuando fue de víctima con Oporto, y dedicó elogios al equipo turco. "Lo han hecho bien en la fase de grupos y ganó su eliminatoria. Llega a cuartos de final con una dosis muy grande de ilusión y confianza. No hay favoritos".

Principalmente destacó el poder ofensivo del Galatasaray y lo bien dirigido que está por su amigo Fatih Terim. "Espero un partido complicado. Tienen un gran entrenador con experiencia en partidos de este nivel. Se siente cómodo en esta dimensión y organizará su equipo para defender, trabajar e intentar conseguir un buen resultado".

"Tiene futbolistas que jugaron en los mejores equipos del mundo. Arriba tres jugadores que no merecen ni comentarios como Drogba, Sneijder y Burak Yilmaz, que pueden hacer daño a cualquier equipo", reconoció.

Será el reencuentro de Mourinho con Drogba, con quien mantiene una gran relación. "No sé si ha sido el mejor jugador al que he dirigido pero es muy bueno y un gran amigo. Es alguien que se quedará en mi vida para siempre. Él dice las mismas cosas de mi porque pudimos establecer los mismos vínculos emocionales".

También le ocurre con Wesley Sneijder, con quien también se volverá a ver: "Si hay algún tipo de cultura donde hacer la pelota es arte no es la mía ni la de Drogba y Sneijder. La nuestra es de sentimientos verdaderos. Nos queremos, nos respetamos y para mañana tenemos objetivos contradictorios".

No desveló Mourinho si el delantero titular será Gonzalo Higuaín o Karim Benzema, pero ante el bajo rendimiento goleador de ambos defendió que también son importantes aportando otros aspectos.

"Lo importante es que marcamos los goles suficientes para ganar la eliminatoria, quien marque no tiene ningún significado. Todos saben la calidad de nuestros dos nueves. Siempre esperas cosas importantes de ellos. A ver si consiguen marcar pero en Manchester Higuaín no marcó pero hizo un gran partido", concluyó.