Se mira al futuro

Entre los que están seguros y los que luchan todavía, ya todos miran al año próximo

12:54 ET
Actualizado el
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPN.com
Archivo

Milan v JuventusGetty Images

ROMA -- La tabla prácticamente no cambió, tras esta trigésimo tercera jornada de la Serie A italiana, la Cátedra de la Táctica, pero no todo quedó igual. Lo curioso, es que las confirmas parecen valer también para los proyectos futuros, así como las dudas.

En efecto, el triunfo de Juventus ante Milan no sólo acerca aún más al segundo título consecutivo a la Vieja Señora, sino que consolida el proyecto de Conte, que sin dudas seguirá en el banco bianconero, probablemente a la conducción de un plantel aún mejor.

Por el otro lado, la enésima derrota en un enfrentamiento directo pone en discusión a Allegri, así como en discusión ahora está también la tercera plaza, amenazada por el Fiorentina de Montella.

Se lucha en la zona Champions, con los capitalinos que regalaron puntos y Udinese que se metió con prepotencia en ese tema, mientras que en el fondo todo sigue abierto para los tres cuadros que se juegan la permanencia: a saber Siena, Palermo y Genoa.

CONVICCIONES Y DUDAS
La eliminación en Champions League convenció al club bianconero que el plantel necesita incorporar algunos jugadores importantes, pero la gran marcha del equipo en Serie A aumenta la confianza que todo el ambiente le tiene al técnico Conte.

El triunfo de local contra Milan, a pesar de haber llegado en el que fue realmente un mal partido, confirma la supremacía de la Vieja Señora en el campeonato italiano y, desde ahora, cualquier domingo puede ser el domingo bueno para festejar el segundo título consecutivo. Un éxito que en Turín espera que consolide aún más al equipo y lo ayude a seguir mejorando.

El discurso del Diávolo, en cambio, es prácticamente opuesto: mirando al presente, preocupa la Fiore a un punto, la merma evidente del equipo y la pésima racha que los rossoneri tienen en los enfrentamientos directos.

En Turín el equipo fue totalmente estéril y sin ideas y, cosa muy graves, los jugadores lucen "limitados": buscan siempre la jugada más fácil y raramente atreven gambetas, como demuestra el ejemplo de El Shaarawy, muy sacrificado en el trabajo táctico que prefiere entregarla a un compañero en un 4 vs 4, en lugar de apuntar al defensor e intentar meterse en el área.

Todo esto no deja en las arenas movedizas al equipo sólo para esta temporada, sino que también para la próxima, porque la sociedad dejó de mandarles señales positivos al entrenador y todo parece indicar que los destinos de ambos dejarán de ser unidos para la temporada que viene.

Una duda que aflige también a Mazzarri en Nápoli, no tanto por cuanto hecho por parte del equipo, que otra vez más, como dos temporadas atrás, está superando a sí mismo y ya tiene asegurada la segunda posición (a menos de impensables bajones); sino por las dudas del técnico, que ya ve en salida a Cavani y aún no ha decidido si quiere sufrir otro año entero para sacar el máximo provecho de un plantel que difícilmente logrará protagonizar una buena Champions, sin el Matador (y ya sin Lavezzi, respecto a la campaña anterior).

Vale la pena subrayar que el Burro, vayan como vayan las cosas, debe absolutamente reforzar la retaguardia, zona en la que perderá un jugador importante por la salida de Campagnaro. Ante Cagliari demostró otra vez más las dificultades técnicas en retaguardia.

Dificultades que en parte demostró también Fiorentina, pero más que técnico el problema de los violetas fue de cabeza: ante Torino por media hora el conjunto florentino jugó el partido perfecto, con buen fútbol, goles, corazón e ideas. Pero tras el 3-0 salió de la cancha y tuvo que verse alcanzado para reaccionar y poder vencer.

De todas maneras, el cuadro es muy nuevo y lo que lograron hacer los violetas en esta temporada, a pesar de como termine el campeonato, es ya algo grandioso.

EUROPA
Inter, con cabeza, atención y su gran arquero logró regresar al triunfo, ganándole a Parma en San Siro. Fue un 1-0 sufrido que no resuelve los problemas de los nerazzurri, pero que por lo menos le permitió al equipo de Stramaccioni aprovechar al máximo de las frenadas de Roma y Lazio.

Además, su entrenador confirmó la teoría de que el equipo lo sigue y de que sabe plantear un partido también en graves dificultades. Claro, el técnico debe aprender y mejorar aún mucho, pero esta victoria lo ayuda sin dudas a aumentar sus chances de mantener su puesto en el banco de Inter.

Respecto a los capitalinos, difícil decir si la sinceridad y la manera directa de hablar de Andreazzoli puedan valerle la confianza de su sociedad o no. La verdad es que, en nuestra opinión, en la capital hace falta alguien directo y que tenga mucho pulso, considerando que (como demuestran los sube y baja del equipo en los últimos 15 años) el problema no es ni técnico ni táctico, pero de ambiente.

Fue tremendo realmente lo que se vio ante Pescara: empatar de locales contra el peor equipo de la Serie A, por encima estando en la pelea por un puesto en Europa League, es algo simplemente incomprensible y bastante inaceptable, tanto que los hinchas protestaron de manera evidente.

Los albicelestes siguen en bajada, cayendo a pique. Difícil criticar el buen trabajo de Petkovic, por lo que queda evidente que el plantel tiene unos cuantos límites; numéricos, sobre todo, porque hay apenas dos delanteros adecuados, tres centrales de rol y prácticamente sólo tres aleros.

Ante Udinese el cuadro jugó muy bien, pero otra vez más con los mismos jugadores (elecciones casi obligadas), que se ven muy cansados y por eso merman de manera terrible en los complementos.

Respecto al equipo albinegro, notable otra vez más el trabajo de Guidolín, que por el tercer año consecutivo está haciendo jugar muy bien a su equipo y se pelea un puesto en Europa.

Su situación no es muy diferente a la del Águila, porque los dos tienen planteles bastante parecidos y muy bien entrenados, si bien los albicelestes tienen algo más, como demuestra el hecho de que ambos están igualados en la tabla si bien Lazio jugó mucho más y alcanzó niveles más altos, con los cuartos de Europa League y la final de Copa Italia.

Los cuarto se juegan un único puesto a disposición así que será muy complicado, si bien hay que recordar que Roma y Lazio se jugarán un acceso también a través de la Copa.

TRES POR UNO
Atrás la lucha sigue muy reñida y se cierra aún más entre Siena, Genoa y Palermo. La buena marcha en las últimas fechas de esos cuadros había puesto presión a Chievo y Torino, pero la conquista de los azul y oro de visita al equipo de Iachini prácticamente puso a salvo al conjunto de Verona, mientras que le sigue dando respiro a los granates.

De todas maneras el cuadro de Ventura debe absolutamente sumar cuanto menos un triunfo en las cinco fechas que quedan, para poder mantener la categoría.

Respecto a los tres que, desde hace rato, son los que están realmente a riesgo de perder la categoría, muy mal lo de los albinegros, porque perder en casa en el desafío más fácil que le quedaba es casi una condena.

Es cierto que Siena no merecía perder, puesto que jugó algo mejor que Chievo y, por encima, se vio anular un gol totalmente regular de manera absolutamente incomprensible. De todas maneras, el resultado fue negativo y la situación para ellos se complica enormemente.

Palermo y Genoa lograron quedarse con dos empates que, cuanto menos, los acercaron nuevamente a Siena, intensificando así la pelea. Ambos jugaron algo mal y no merecían plenamente quedarse con un punto, pero en la lucha para no descender lo importante no es tanto como se suma, sino que sumar y basta.

Quedan cinco fechas y todo sigue siendo posible, si bien el fíxture de los xeneizes es bastante más fácil respecto al de sus dos rivales y eso le da una grande ventaja, si es que el cuadro de Ballardini, muy amarrete hasta ahora, sabrá aprovecharlo.

LOS NÚMEROS
Fue una fecha anómala y rara, en la que se anotaron 24 goles en 10 partidos, 14 locales y 10 visitantes, pero nada menos que la mitad fueron anotados en dos enfrentamientos: 7 en Fiorentina-Torino y 5 en Nápoli-Cagliari.

Así, nos quedó un promedio prácticamente perfecto de 2.4 tantos por match: ese el fruto de los cinco éxitos internos, cuatro empates (todos por 1 a 1) y la única victoria visitantes, de Chievo en cancha de Siena.

Respecto a los hispanoamericanos, aporte modesto pero positivo, con 5 goles y 2 figuras: Pablo Barrientos, Edinson Cavani, Juan Cuadrado, Mario Santana y Arturo Vidal fueron los goleadores, mientras que los volantes de Torino y Juventus fueron los que se llevaron la mención de mejores de la cancha.

Respecto a la clasificación de los Capocannonieri, el Matador sigue primero y con cierta ventaja, puesto que ahora conduce la tabla con 23 centros, seguido en segunda posición por Antonio Di Natale, escolta con 18, y Stephan El Shaarawy tercero con 16.

LA PRÓXIMA JORNADA
La trigésima cuarta jornada de la Serie A empezará el sábado 27 con tres partidos: primero un doble enfrentamiento a las 12 ET, Atalanta-Bologna (Atleti Azzurri d'Italia) y Cagliari-Udinese (en el estadio neutral Nereo Rocco), para seguir a las 14:45 con Pescara-Nápoli (Adriático).

El domingo no se jugará al mediodía italiano, así que los partidos comenzarán a las 9 ET. El fíxture es el siguiente: Roma-Siena (Olímpico di Roma), Chievo-Genoa (Bentegodi), Palermo-Inter (Barbera), Sampdoria-Fiorentina (Marassi) y Torino-Juventus (Olímpico di Torino). Más tarde, en la noche italiana, a las 14:45 ET, Milan recibirá a Catania en el estadio San Siro de su ciudad.

El día siguiente, 24 horas más tarde, Parma y Lazio cerrarán la jornada enfrentándose en el estadio Tardini de la ciudad emiliana.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.