Judah pide respeto a García

20:44 ET
Actualizado el
Por Sadiel Lebrón
Especial para ESPNDeportes.com

Zab JudahScott Heavey/Getty ImagesZab Judah dijo hará tragar sus palabras a Danny García
BROOKLYN -- La semana crucial para la cartelera a celebrarse este sábado 27 en el Barclays Center de Brooklyn, en la que Danny "Sweet" García expondrá su sus títulos unificados del peso súper ligero ante el local e hijo de ese condado Zab Judah, inició este martes con la sesión de entrenamientos en el gimnasio Judah Brothers Boxing Gym.

Allí, por supuesto, se encontraba Judah y su equipo, así como otro hijo local, Danny Jacobs, quien enfrentará a Billy Lyell, y el nativo de Staten Island, Marcus Browne, quien estará en una de las peleas peliminares de la velada que promueve -- otra vez en la casa de los Nets -- Golden Boy Promotions.

Judah, que a sus 35 años buscará ceñirse otra vez un título un mundial ante un peleador como García y que viene de ganar espectaculares peleas ante Amir Khan y Erick "Terrible" Morales -- a quien mandó prácticamente al retiro en octubre pasado en la misma arena -- dijo que le hará tragar sus palabras a su rival por lo sucedido durante la conferencia de prensa para anunciar esta reyerta y por vaticinar su nocaut en cuatro asaltos.

"Pienso que Danny es igual que su padre. Cuando están ante las cámaras les gusta hablar mucho. Yo he estado en este juego por mucho tiempo, puedo hablar, puedo estar tranquilo, Para esta pelea decidí dejarlo hablar y decir lo que quiera. Yo tendré la última palabra. Eso es lo que los héroes de verdad hacen", señaló Judah.

El veterano púgil, que posee marca profesional de 42-7 y un ex cinco veces campeón mundial e indiscutido de los pesos welter, y que ganó su último combate ante Vernon Paris en el Aviador Sprots & Events Center en Brooklyn, manifestó quiere demostrarle a García (25-0, 16 KO) que a los peleadores como él se le respeta y piensa hacerlo con un triunfo.

"Muestro respeto y pido respeto. Al final del día, chicos, somos peleadores. Esta es la mentalidad de un luchador. Este es un deporte guerrero. Nosotros 'estamos en una pelea. ¡Estamos en una lucha! ¡Estamos en una lucha! ¡Hay una pelea que va a pasar!".

Incluso, dijo que lo hará con el apoyo de los puertorriqueños que residen en su comunidad, aludiendo al hecho de que Danny es de descendencia boricua.

"Yo soy más puertorriqueño de lo que Danny es. He caminado por todos los vecindarios de Puerto Rico. He tenido mucha diversión allá y aquí. Este chico es nuevo en este negocio. Igual, nos vamos a divertir".

Otro que quiere brillar con luz propia es Browne, de 22 años, que enfrentará a Taneal Goyco (4-5-1, 2 KO). El prometedor peleador ganó en su debut como profesional precisamente en ese recinto en la cartelera que protagonizó Bernard Hopkins ante Tavoris Cloud el pasado 10 de marzo, y depende de su voluntad de continuar con el desarrollo como un boxeador-golpeador versátil.

"Sólo estoy concentrado realmente en ser perfecto", dijo Browne. "Yo, yo soy mi peor crítico. Si yo no tiro un jab de derecha, si no lanzo un gancho de derecha, mi entrenador y yo, trabajamos duro en esas cosas. En este momento, nos estamos concentrando en no cometer ningún error. En los amateurs puedes salirte con errores tontos pero en los pros, esos son errores que no se pueden hacer", dio el prometedor peleador neoyorquino que participó en los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012.

"Estoy listo para actuar frente a mis seguidores y mostrarles el nuevo y mejorado Marcus Browne."

Como pelea semiestelar, el campeón mediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) Peter "Kid Chocolate" Quillin, otro peleador del patio, hará su primera defensa ante el peligroso pegador Fernando Guerrero.