"Un sueño hecho realidad"

Actualizado el 26 de mayo de 2013
EFE

Nico Rosberg
GettyEl piloto alemán logra su primera victoria de la temporada.

MÓNACO -- El alemán Nico Rosberg (Mercedes), flamante ganador hoy del Gran Premio de Mónaco de Fórmula Uno, aseguró que el triunfo en el Principado es "muy especial" y "un sueño hecho realidad".

"La de Mónaco es una carrera muy especial para mí; la más especial del calendario. Es algo increíble haber ganado aquí. No me lo creo. Todos los malos momentos se olvidan cuando vives algo tan bonito como lo de hoy", dijo Rosberg visiblemente emocionado.

El joven Nico hizo historia hoy en Montecarlo al repetir en el circuito monegasco el triunfo que consiguió su padre, el legendario Keke Rosberg, por estas mismas estrechas calles hace ahora treinta años.

"De pequeño me sentaba delante del televisor y veía a Ayrton Senna con su casco amarillo ganando con su coche rojo y blanco. Todavía me acuerdo", comentó el retoño de los Rosberg.

El piloto de Mercedes se mostró intratable durante todo el fin de semana en el gran premio, en el que marcó los mejores tiempos en los entrenamientos libres y en la clasificación, lo que le hizo arrancar la carrera de hoy desde la primera posición de la parrilla de salida.

Rosberg hizo honor a su apellido en el lugar donde se crió, y fue el mejor tras completar las 78 vueltas que se dieron al circuito urbano de Montercarlo en dos horas, 17 minutos, 52 segundos y 56 milésimas.

Pese al triunfo hoy en el Principado, el alemán, de 27 años negó estar pensando en el título, ya que hace dos fines de semana los Mercedes estaban "a setenta segundos del ganador en Barcelona".

"La última carrera acabamos a setenta segundos del vencedor, así que no debemos pensar en el título. Hoy la situación fue mejor que en España, pero el circuito era diferente", apuntó Nico.

"No debemos confiarnos en exceso de cara a las próximas carreras. Aún tenemos problemas con la velocidad punta en carrera, pero todo el equipo está unido y luchando juntos", concluyó Rosberg.