Un equipo desconcertante

La previa del choque entre Boca y Newell's está impregnada por una duda

Actualizado el 27 de mayo de 2013
Washington Cucurto Por Washington Cucurto
ESPN.com
Archivo

Copa Libertadores 2013Getty ImagesBoca Juniors y Newell's Old Boys empataron sin goles en La Bombonera

BUENOS AIRES -- Salgo a la calle en busca de la verdad. Por supuesto que eso cuesta. No es tan fácil sacar conclusiones de una noticia, con las miles de interpretaciones que el mundo callejero te puede brindar. Sin embargo, soy un obstinado en el termómetro invisible de la calle.

Mi tema y tal vez el tema más importante de esta semana es Boca Juniors y su despareja actuación en la Copa Libertadores. ¿Jugó bien? ¿Juega mal? ¿Es mejor que Newell's Olds Boys? Pero la gran pregunta del millón es, ¿a qué juega Boca?

Difícil. Dificilísimo saberlo. En principio podríamos decir que este Boca es un equipo en formación con duros altibajos e imagino que poco y nada tendrá que hacer ante equipos más consolidados en su juego como ser el equipo de Martino, Atlético Mineiro o el Santa Fe de Colombia, todos grandes equipos.

Pese a estas duras apreciaciones, Boca es Boca y siempre es bueno salir a la calle a escuchar que dice la gente.

El domingo a la tarde salí con una rubia, una escocesa que acabo de conocer y que llegó a mi a través del facebook. Niki Otta Smith, mi nueva adquisición, buscaba cronistas descarnados, irónicos, llenos de humor y genialidad y me encontró a mí. Después todo fue cuestión de un intercambio de mails en inglés y en castellano.

Acá estamos, ella quiere saber todo sobre el fútbol argentino y la invito a dar una vuelta por el barrio de La Boca. Niki Otta Smith, es una escocesa clásica, alta, atrevida, labios gruesos de piernas y nalgas poderosas. Nalgas que me llegan a la altura del ombligo, por lo cual me cuesta. Es mas alta que yo... Y demás practicó en su adolescencia hockey sobre césped.

¿A qué juega Boca? Ese es el interrogante que teníamos que descifrar.

Le preguntamos al kiosquero de la esquina de Wenceslao Villafañe y Palos. Nos pidió que pusiéramos la foto de su kiosco El xeneixe incendiado:
-Mirá, bombón, a mí me parece que los equipos de Bianchi no juegan un buen fútbol. Son desconcertantes, pueden ganar como perder con cualquiera. No existe el estilo Bianchi. O mejor dicho, el estilo que Bianchi impone es un estilo basado en resultados y no en juego en sí. Lo mas importante es ganar, preciosa... - declaró en exclusiva el kiosquero mirándole los pechos a mi amiga. Yo ni siquiera existía en su órbita.
-Señor, deje de mirarme los pechos -le dijo ella mas atrevida aún.

-Y ¿qué querés que te mire? Con semejantes melones no te voy a mirar a los ojos, che.>

El fútbol es tan endeble a veces que no soporta un simple análisis callejero.

Caminamos por Palos hasta el Riachuelo, varios adolescentes fumaban cigarrillos prohibidos, innombrables, en una esquina. Llevaban camiseta de Boca Juniors.

La gringa volvió encarar:
-Chicos, ¿qué les pareció el partido de Boca con Newell`s?
-Un desastre -dijo uno-. Con este equipo no pasamos de fase.
-Una cosa es jugar con la mística con que jugamos contra el Corinthians y otra es este Boca apático -dijo otro.
-¡Si nos agarra Ronaldhino nos hace veinte goles! -remató otro un poco exagerado. -Va a ser difícil ganarle a Newell`s de visitante. Creo que hasta acá llegamos.
-Y vos, gringuita, qué buena que estás -dijo otro.

-Y ¿qué hacés con este perejil? Sumate a la barra dura de Boca, bombonazo.

En fin, los hinchas no están del todo feliz. Bancan, apoyan, pero no entienden. Hay cosas que este Boca Juniors todavía no terminó de mostrar. Mejoraron Somoza, Erviti, la defensa luce mas fuerte. Pese a todas estas mejoras es difícil, casi imposible saber a qué juega Boca. ¿Un equipo desconcertante?

Sin duda, nadie sabe que puede pasar el jueves.


Washington Cucurto es escritor y poeta. Aunque su nombre real es Santiago Vega, él prefiere que lo llamen simplemente \"Cucu\". Su obra siempre recurre a las minorías y a los marginales y entre sus publicaciones se destacan Cosa de negros (2003) y Las aventuras del señor maíz (2005). Además creó Eloisa Cartonera, una editorial que publica libros de autores inéditos latinoamericanos, realizados con cartón. Actualmente está terminando una biografía de Don Ramón, personaje del Chavo del 8. Consulta su archivo de columnas.