El Heat listo para el decisivo

Spoelstra: "Las dos mejores palabras en deportes de equipo: séptimo juego".

12:34 ET
Actualizado el
Por Jorge Morejón
ESPNDeportes.com
ESPiaNdo: El Heat sacó un dramático triunfo
El Heat sacó un dramático triunfo y obliga a un sétimo partido contra los Spurs.Tags: espiando, nba, basquetbol, heat, spurs, finales

MIAMI -- Luego de la épica victoria 103-100 en tiempo extra en el sexto juego de la Final de la NBA, el coach Erik Spoelstra asegura que el Miami Heat está listo para el séptimo partido.

"Si el 29 de septiembre, cuando salimos de viaje a China, nos hubieran dicho que la temporada se decidiría en un séptimo partido en nuestra casa, cada uno de nosotros lo hubiéramos celebrado. Esas son las dos mejores palabras en los deportes de equipo: séptimo juego".

Sobre el desempeño de LeBron James en el último cuarto, cuando Miami arrancó debajo por diez cartones, el coach aplaudió el esfuerzo superlativo de su jugador.

"Fue todo voluntad, tanto a la ofensiva como en la defensa. Obviamente, no es fácil cubrir a Tony Parker y él lo hizo. Fue sumamente agresivo en la pintura y nos devolvió la vida cuando estábamos en desventaja por diez".

Spoelstra no se sorprendió por el riple salvador de Ray Allen, a cinco segundos del final, que envió el partido a tiempo extra.

"Eso es lo que ha estado haciendo Ray a lo largo de muchos años", dijo.

Sobre Chris Andersen, a quien relegó a la banca en los dos partidos anteriores, reconoció el trabajo del pintoresco jugador de los coloridos tatuajes.

"Chris nos trajo mucha energía, que es lo que normalmente hace. Cubrió un gran terreno, defendió la canasta, la línea de tres puntos y mostró una gran condición atlética. Es por eso que lo valoramos tanto".

LeBron James, que al inicio del último cuarto perdió la banda que usa habitualmente en la cabeza, le restó importancia a ese hecho, que muchos han querido mostrar como algo mítico, del destino.

"No recuerdo mucho en qué momento pasó. Sólo estaba enfocado en mi trabajo y traté de ser agresivo. La banda de la cabeza era en ese momento lo que menos me preocupaba".

Para James, es el partido más emocionante en el que haya participado en toda su carrera.

"Creo que tiene que ver con las emociones, fue un sube y baja constante, que puso a prueba nuestra fuerza mental. Y aunque hemos sido parte de esto, de haber jugado en este partido, es imposible recrear los sentimientos que tengo, que tienen los fanáticos aquí en la Arena o en sus casas. Sólo me siento bendecido de haber sido parte de este momento increíble".